mario carroza

El juez Mario Carroza resolverá hoy el procesamiento por homicidio a los siete ex militares involucrados en el caso Quemados, hecho que remonta al 2 de julio de 1986 cuando el fotógrafo Rodrigo Rojas de Negri y la estudiante Carmen Gloria Quintana sufrieron quemaduras realizadas por dichos miembros del Ejército durante una protesta en Estación Central. El hombre lamentablemente falleció, mientras que la joven resultó con el 65% de su cuerpo quemado.

La decisión se da tras las distintas diligencias que Carroza realizó como los interrogatorios y careos entre el ex conscripto que rompió el pacto de silencio, Fernando Guzmán, y los ex militares, entre ellos el que Guzmán apunta como el principal responsable del horroroso hecho, el coronel en retiro Julio Castañer, quien ayer además recibió una funa de aquellas en Punta Arenas por parte de los ciudadanos.

Cabe decir que los otros careados con Guzmán fueron Nelson Medina Gálvez, Luis Zúñiga González, Jorge Astengo Espinoza, Francisco Vásquez Vergara, e Iván Figueroa Canobra.

Hoy será el interrogatorio a Sergio Hernández, detenido en Vladivia, el que también enfrentará un carea con el ex conscripto.

Pues bien, tras ello se diría el encausamiento, así como también los delitos y sus grados.

El desmentido de Correa a Carmen Gloria Quintana

Ayer la mujer que resultó quemada ese fatal 2 de julio de 1986, Carmen Gloria Quintana recordó que posterior al hecho se dirigió a La Moneda para pedir ayuda en la investigación para que se aclararan los hechos y fue recibida por el ex ministro de la Segegob del gobierno de Aylwin, Enrique Correra.

En esa línea manifestó que “la primera gran decepción la tuve un día que fui a La Moneda, me acompañó el (abogado) Héctor Salazar y mi marido y hablamos con Enrique Correa y él nos dijo ‘miren, aquí hay cosas bien claras, se va a hacer justicia con tres casos emblemáticos y nada más’. El caso Prats, el caso Degollados y no recuerdo cuál era el tercero”.

La respuesta de Correa no tardó en llegar y a través de un comunicado informó que: “Debo con dolor señalar que esa reunión nunca existió, por lo que nunca señalé lo que ella declara. No estuvo nunca, además, dentro de las políticas o directrices del Gobierno del Presidente Patricio Aylwin poner limitaciones a las investigaciones judiciales sobre casos de violaciones de derechos humanos como el que afectó a Carmen Gloria Quintana y a Rodrigo Rojas De Negri”.

Por su parte el ex secretario de Estado afirmó que “soy y he sido siempre un convencido de que las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la dictadura deben ser objeto de investigaciones que están dentro de nuestro Estado de Derecho y aplaudo que hoy se esté avanzando en el esclarecimiento de este brutal hecho”.