Así pasa sus días el cura O’ Reilly tras ser condenado a libertad vigilada por abusos sexuales de una menor

Según el informe preparado por dos psicólogos de Gendarmería, el sacerdote estrella de Los Legionarios de Cristo en Chile se considera “una víctima de las circunstancias”.

o'reilly A1

Más de nueve meses pasaron desde que el cura irlandés asentado en Chile, John O’Reilly, fuera condenado por abusos sexuales a la menor J.H.M. que estudiaba en el Colegio Cumbres, sentencia que cumple en libertad vigilada.

En ese contexto, La Segunda recoge este martes un informe psicológico emanado desde Gendarmería que da cuenta de cómo se encuentra el sacerdote que algunas vez fue cercano a Marcial Maciel, el fundador de los Legionarios de Cristo que se hartó de realizar vejámenes.

De acuerdo al documento, el ex asesor espiritual del Colegio Cumbres pasa los días leyendo, viendo deportes en TV y haciendo ejercicio en una bicicleta estática.

Según se desprende del texto, elaborado por dos psicólogos, “no está de acuerdo con la condena, negando haber cometido el delito, percibiéndose a sí mismo como una víctima de un malentendido y de las circunstancias”.

O’ Reilly además escribe un libro y “se vincula con familias amigas, que lo invitan a cenar o compartir a sus respectivas casas y cuenta con amigos sacerdotes en distintos lugares del mundo”.

Otro aspecto que recoge el informe es que el sacerdote toma medicamento y antidepresivos para estabilizar el ánimo.

Por otro lado, el informe pericial establece que O’Reilly no “visualiza daño a la víctima, evidenciándose la presencia de distorsiones cognitivas”.

Cabe recordar que el pasado 11 de noviembre de 2014, se conoció la resolución del Tercer Tribunal Oral de Santiago que determinó que el cura fue condenado a cuatro años y una día de presidio menor bajo libertad vigilada, más la prohibición perpetua de trabajar con menores,

Asimismo, fue condenado a pagar $1 de indemnización a la familia de la víctima. Esto, ya que la parte querellante presentó el recurso por esta suma de forma simbólica.

Comentarios