escalona a1

El ex senador y actual miembro de la mesa del Partido Socialista, Camilo Escalona, llamó a dejar de lado los gustitos personales y las posturas díscolas para la foto, a cinco días del cónclave que el oficialismo realizará para ordenar las filas.

“En vísperas del cónclave de la Nueva Mayoría, espero que prime la unidad, que nadie divida y se asuma políticamente que no está la situación para darse gustitos; es decir, que la decisión tomada por el gobierno debe ser respaldada para retomar la agenda y reponer un proceso que permita encaminar las reformas hacia su éxito y no hacia su fracaso”, dice el documento dado a conocer por Escalona, reproducido por La Tercera.

Según el texto, el ex parlamentario apuntó a que “lo peor que podrían intentar los descontentos es desautorizar al Ejecutivo y tratar de obligarlo a que eche pie atrás”.

“Para avanzar en la lucha contra la desigualdad el Estado debe ser más fuerte; lo que observo es que muchos díscolos de gran impacto mediático, se mueven en la dirección contraria, lo suyo es debilitar el Estado. Hablan mucho contra el neoliberalismo, pero cada paso que dan desmonta o debilita la fuerza y legitimidad del Estado (…) Así ocurre cuando se plantean metas inalcanzables, sin recursos para financiarlas y sostenerlas en el tiempo”.

El próximo lunes 3 de agosto se realizará la reunión convocada por el oficialismo en el Estadio El Llano, instancia programada para definir la línea de acción del segundo tiempo del gobierno.

Semanas atrás, el Ejecutivo ya anunció lo que será la segunda mitad de la actual administración. La propia Presidenta Michelle Bachelet sinceró el escenario ante el enfriamiento de la economía y llamó a un “realismo sin renuncia”. 

Según sus propias palabras había que apretarse el cinturón, pero no estaba en cuestión la implementación de las reformas.