Hermógenes Pérez de Arce: “Los chilenos estamos llenos de pactos de silencio”

Según el columnista y abogado de derecha hay muchas omisiones en la reciente historia criolla. Por ejemplo, se pregunta por qué Carroza
no ha dirigido su acción contra Carmen Gloria Quintana, según él, “portadora de los líquidos inflamables que estallaron”. Asimismo, asegura que el golpe se produjo porque había un grupo de 20 mil guerrilleros, pero que ninguna autoridad lo reconocerá. Finalmente, le pide a Hernán Larraín que se quede callado y que no se sume a las voces de la izquierda, que -a su juicio-han desvirtuado la verdad histórica.

hermogenes

“Los chilenos estamos llenos de pactos de silencio”, asegura Hermógenes Pérez de Arce en su espacio en Radio Bío-Bío, donde aborda el tema que saltó a la palestra luego de que precisamente un hecho de esa naturaleza permitiera reabrir el caso Quemados.

Partiendo por este hecho, el columnista fustiga al ministro Mario Carroza, preguntándose: “¿por qué su acción no se dirige contra Carmen Gloria Quintana que era portadora de los líquidos inflamables que estallaron?”.

Asimismo, el abogado arremete contra el presidente de la UDI, Hernán Larraín, quien recientemente opinó que el Mamo Contreras debería ser degradado de su condición de general (r) antes de morir.

“Yo mismo, como antiguo simpatizante de la UDI, preferiría que su actual presidente, Hernán Larraín, entrara en algún pacto de silencio y se quedara callado, en vez de decir o sumar su voz al coro de la izquierda. Pero para mi mala fortuna él insiste en no respetar este único pacto de silencio que se le agradecería. Y contribuye reiteradamente a desfigurar la verdad histórica, hoy tan menoscabada en nuestro país, en lugar de defenderla como lo hacía el fundador de su partido, el hoy más que nunca senador Jaime Guzmán”.

Según dijo además Pérez de Arce respecto de los pactos de silencio, existía un acuerdo entre Aylwin y el marxismo que “prohibía achacarle los fallecidos a los grupos armados de la Unidad Popular”. En su opinión, era una “verdad evidente” que antes del golpe había un ejército de 20 mil guerrilleros.

 

The Clinic Newsletter
Comentarios