degollados

La Corte Suprema confirmó hoy la decisión de la Corte de Apelaciones de otorgar el beneficio de libertad condicional a Alejandro Segundo Sáez Mardónes, condenado por el crimen de José Manuel Parada, Manuel Guerrero y Santiago Nattino, quienes fueron secuestrados y asesinados en marzo de 1985.

En fallo dividido se estableció que era arbitrario negar el beneficio al ex agente de la DICOMCAR, quien acudió a la justicia para que se le restituyera la libertad condicional. De los tres ministros, Rosa Egnem, Pedro Pierry María Eugenia Sandoval, el único voto en contra fue de Egnem, quien consideró que debía revocarse el beneficio “en atención a los antecedentes de que da cuenta el informe psicológico, particularmente la permanencia en la justificación de sus acciones delictivas, y ausencia en la consciencia del daño causado”.

Manuel Guerrero, hijo del profesor asesinado, señaló que se trata de “un pésimo antecedente que deja establecido la Corte Suprema de otorgar libertad condicional en un caso de crimen de lesa humanidad a alguien que ni siquiera cumple los requisitos mínimos exigidos para un delito común. La Suprema no accedió, además, a darnos derecho a alegatos y resolvió a puerta cerrada”. Asimismo, agradeció a “todos quienes han solidarizado con nuestra causa de lucha por verdad, justicia, memoria y reparación. Por la humanidad expresada en miles de gestos de apoyo anónimos. El afecto, la compasión, el estar cuando se ha necesitado”.