berriosok

La noche de ayer fue detenido caminando por Providencia, luego de estar prófugo por 21 días, el ex capitán del Ejército, Arturo Silva Valdés, uno de los 14 condenados por el secuestro y muerte en 1995, del ex químico de la DINA, Eugenio Berríos.

Silva Valdés, otrora escolta del dictador, Augusto Pinochet,  y del dueño de El Mercurio, Agustín Edwards Eastman,  es el último de los involucrados en el hecho en ser capturado.

Según recoge la agencia EFE, el exmilitar se sumará de esta manera a los doce involucrados en el caso que cumplirán su condena en el penal Punta Peuco,. En su situación particular, deberá permanecer por 20 años y 1 día preso.

En su contra, pesa una de las sentencias más altas de todos los condenados. Silva está sentenciado a 15 años por el delito de secuestro con homicidio, y a cinco más por asociación ilícita.

Cabe recordar que tras conocerse la condena del caso a mediados de agosto, el exoficial había advertido a su círculo más cercano que no se iba a entregar a las autoridades, tomando así la decisión de desaparecer. Silva Valdés informó a sus familiares que por ningún motivo dejaría la opción de ser aprehendido.

La actual directora de Ciper Chile y panelista de “Tolerancia Cero”, Mónica González, elaboró un perfil del detenido hace doce años para la revista Siete+7. En esa oportunidad narró el historial de Silva Valdés como escolta de Pinochet y de Agustín Edwards Eastman.

Cabe recordar que Eugenio Berríos, químico de profesión y asociado como fabricante del gas sarín en Chile, que la policía secreta de Augusto Pinochet usó para cometer varios asesinatos, fue llevado a Uruguay en noviembre de 1991 para evitar que declarara en el juicio por el asesinato del excanciller Orlando Letelier y su asistente Ronnie Moffit, perpetrado en Washington en 1976.

En abril de 1995 se descubrió su cadáver enterrado en una playa, atado y con disparos en el cráneo.