harold-mayne-nicholls-copia

Siguen repercutiendo los hechos que sellaron la salida de Sergio Jadue de la presidencia de la ANFP en medio del caso sobornos en la FIFA.

Tras la declaración de la directiva del fútbol chileno, y la revelación de la carta “misión cumplida” del propio Jadue, uno que sacó la voz fue el extimonel Harold Mayne-Nicholls, quien precisamente perdió la polémica elección que permitió el arribo del bloque opositor que entonces lideraba Jorge Segovia y que terminó encabezando el ex presidente de la Calera.

“Es una gran vergüenza para todos los que somos dirigentes del fútbol chileno. Qué quiere que le diga. No hay otra palabra para graficar todo esto”, dijo el hombre que trajo a Marcelo Bielsa en diálogo con Bío-Bío.

“Esto es lamentable. Doloroso. Terrible para los que con tanto cariño trabajamos por nuestro fútbol, y hay que asumirlo. No hay otro camino”, complementó.

De todos modos, el periodista dijo que “doy gracias que se esté sabiendo y que se aclaren esta cosas porque nos hacen daños”.

“Hay muchísima gente de los medios que va en forma diaria a Quilín. Es difícil captar estos malabares que hacen los dirigentes para obtener ganancias personales de la actividad”, aseguró.

Respecto de su inhabilitación por siete años para cualquier actividad ligada al fútbol, decretada por la FIFA, respondió que “han pasado 140 días y el Comité de Ética sigue sin enviarme los fundamentos de por qué me castigaron y sin ellos yo no puedo apelar. Así que sigo igual, sin poder hacer nada”.