27 de Julio 2014/Mañihuales Unos caballos  caminan, durante la jornada de hoy donde se registraron las primeros nevazones en la región de Aysen,  FOTO: JONAZ GOMEZ S.-/AGENCIAUNO.

La Armada de Chile abasteció las bases científicas de la Antártida con víveres, material de construcción y elementos para su trabajo y vida diaria.

“Este año no se habían deshelado las bahías, lo que dificultó entrar con los botes de goma y contenedores”, afirmó el capitán de Fragata de la Armada Rodolfo Yáñez quien recalcó la dificultad de trabajar bajo unas condiciones extremas.

El “Aquiles” también recaló en la bahía para dejar, tanto en la base Maldonado de Ecuador como en la Prat de la Armada, materiales de construcción, víveres frescos y congelados.

Por último, el buque llegó hasta la rada Covadonga, en el continente antártico, para reaprovisionar la Base O’Higgins y a su personal con ocho contenedores, carga a granel y gasolina.

El buque volverá a la zona austral en enero del próximo año para participar en la celebración de los 400 años del descubrimiento del Cabo de Hornos y luego realizar la última comisión antártica de la temporada, durante la cual se cerrarán las bases temporales presentes en el continente blanco.