milicogate

La fiscal metropolitana Centro Norte Ximena Chong, encargada de indagar en el bullado caso del Milicogate, envió todos los antecedentes que posee de la investigación al Servicio de Impuestos Internos con el fin de que el organismo aclare si es que hubo o no delitos tributarios.

Según lo publicado con el diario El Mercurio, con eso además el SII tendría que analizar si en las próximas semanas presenta querella o no en este caso por los civiles metidos en el fraude al Ejército bajo la Ley Reservada del Cobre.

Cabe decir que la justicia se encuentra investigando supuestos ilícitos cometidos con boletas y facturas ideológicamente truchas por trabajos no realizados, además de proveedores que no declararon impuestos. El fraude en el que participaron oficiales y suboficiales del Ejército, y que fue destapado y explicado por la revista The Clinic en más diez entregas.

Oficiales de alto rango y suboficiales son los caídos por esta trama, que este medio reveló a través de los documentos secretos y los audios de las conversaciones de quienes cometieron el ilícito.

El coronel Clovis Montero es el principal imputado, y junto con él aparecieron los nombres del general Héctor Ureta, el cabo Juan Carlos Cruz, el empleado civil Danilo Alarcón, y los coroneles Jorge Silva, Fernando Grossi y Pedro Ferrer.

Los últimos en caer fueron los suboficiales Claudio González Palominos, Miguel Escobar, y la cabo primero Millaray Simunovic Bustamente.

Los hechos destapados por este medio provocaron que el Ejército anunciara que por primera vez en 205 años se someterá a una revisión externa, encargada a la auditora Surlatina.

Tal como reveló The Clinic, la trama detrás de los millonarios desfalcos partió en el año 2010, durante los albores del gobierno del Presidente Sebastián Piñera y no cesó hasta marzo de 2014, al tomar el mando de su segunda admistración Michelle Bachelet.

El hecho fue reconocido por el comandante en jefe del Ejército, Humberto Oviedo, quien admitió al entonces ministro de Defensa, Jorge Burgos, que su institución pagó cientos de facturas falsas.

“Se gastaron la plata en casinos, propiedades, caballos y fiestas”, tal como dijo el coronel Clovis Montero en entrevista con este medio.

Dentro de lo más llamativo se encuentra el caso del cabo Cruz, quien entre 2008 y 2014 desembolsó 2.368 millones de pesos en máquinas tragamonedas, adquirió un fina sangre, viajó a Cuba con su familia y enchuló a su pareja. “Le perdí sentido al dinero”, declaró en abril de este año.