Rodrigo González YT

Una nueva edición del Festival de Viña del Mar 2016 inició este lunes y todos los artistas (Marco Antonio Solis, Edo Caroe y Ricardo Montaner) salieron bien parados de la jornada que se extendió pasada la medianoche. Es por eso que uno de los que será protagonista hoy, el comediante Rodrigo González, no quiere desentonar. Muy por el contrario, desea con todas sus fuerzas estar a la misma altura que el artista dueño del chiste negro.

Cabe decir que su actuación es una incógnita. Muchos no conocen quién es y tiene un mal antecedente porque fue pifiado en una actuación que dio unos días atrás en el “Festival Pampa y Salitre de Pozo Almonte” luego de estar veinte minutos en el escenario.

“Todas las malas experiencias sirven. Y hablar mal de Bolivia no fue una buena idea, menos ahí, tan cerca de la frontera. Son momentos que te templan. De hecho, siento que eso me hizo bajar un poco los humos”, dijo González en una conferencia de prensa en Valparaíso antes de su debut en el show que enfrentará al “Monstruo”.

Sobre el show que montará este martes en la noche, el desconocido humorista confesó que el libreto está pensado y condicionada en el público, debido a que “presentarse después de Eros Ramazzotti no es lo mismo que tocar después de Don Omar. Hay muchos chistes que no puedo hacer en la Quinta Vergara y que no quiero. Cuando te invitan a una casa hay que actuar con respeto”.

Además, González adelantó que su rutina se basará en “lo cotidiano, de Chile que cambió y de mi experiencia como padre. No soy violento en mi stand up (…) pero sí tengo preparado cosas para ciertas personas que han hechos cosas para estar en la Quinta”.

Por otra parte, el humorista que tiene una larga amistad con Jorge Alís y León Murillo por presentar un espectáculo que se llama “Es lo que hay” hace diez años, contó que esto “es un trabajo súper a conciencia, porque el desafío es bonito. Estoy re contento porque soñé con estar en la Quinta Vergara desde cabro chico”.

“Soy carne fresca, espero que no me coman”, cerró el humorista que espera regresar a su casa tras su presentación de esta noche con dos gaviotas en el bolsillo.