Bachelet: El principal legado de Aylwin fue “mostrar que era posible unir a Chile después de las profundas heridas”

“Me atrevería a decir que él le dejó mucho a todos los partidos y no sólo a la Democracia Cristiana. En particular, una cierta forma de concebir la actividad política, como servicio público, como entrega absoluta por los demás, con pasión y a la vez con austeridad”, dice la Jefa de Estado.

bacheletmichelle

Cuando ya se cumplen 24 horas de la muerte del expresidente Patricio Aylwin, la Mandataria Michelle Bachelet se da una pausa en medio de la agenda que implican los tres días de funeral de Estado, para conversar con La Tercera y referir el legado del hombre tras la transición.

“Yo diría que su principal legado fue mostrar que era posible unir a Chile después de las profundas heridas y divisiones que dejó la dictadura. Y agregaría algo más: con su gobierno también pudo demostrar que nuestra democracia es capaz de prevalecer hasta en los escenarios más complejos”, dice.

Sobre qué le deja a la DC, responde que “me atrevería a decir que él le dejó mucho a todos los partidos y no sólo a la Democracia Cristiana. En particular, una cierta forma de concebir la actividad política, como servicio público, como entrega absoluta por los demás, con pasión y a la vez con austeridad”.

En su labor como presidenta, Bachelet sostiene que “lo primero que quiero decir es que don Patricio siempre fue muy generoso para compartir su experiencia como ex Presidente, siempre disponible, siempre atento. Entendía el valor de la transmisión, y lo hacía sin cálculos, sin mezquindad. ¿Qué rescato? Rescato su humildad y sencillez, la capacidad de escuchar que tenía como una forma de estar en contacto no sólo con sus colaboradores sino que también, y sobre todo, con sus compatriotas y sus necesidades”.

Tal como lo expresó ayer, Bachelet analiza la frase “justicia en la medida de lo posible”, palabras por las que Aylwin recibió críticas en su momento.

“Como todas las declaraciones que hacemos los presidentes, es fácil caer en una crítica fácil si se saca de contexto. No tengo duda del compromiso del Presidente Aylwin con los derechos humanos. Sin ir más lejos, este importantísimo paso que fue la creación de la comisión Rettig, y que ha sido copiada en muchos países, no habría sido posible si él no hubiera tenido la voluntad necesaria”, dice.

“¡Que difícil debe haber sido para don Patricio gobernar en ese momento! Tengo la impresión que lo que primó en cada decisión del presidente Aylwin fue la responsabilidad con Chile y con la democracia que estaba naciendo”, cierra la Mandataria.

 

The Clinic Newsletter
Comentarios