rodrigo valdés A1

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, descartó realizar una nueva reforma tributaria con el fin de lograr el financiamiento de la gratuidad ofrecida en el proyecto de educación impulsado por el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

Durante este martes -jornada en que ingresó al Congreso la reforma a la educación superior- el secretario de Estado explicó que “la parte educación superior cuesta aproximadamente 1 punto y medio del PIB, y esa parte es básicamente todo lo que nos falta”.

Al ser consultado hasta cuántos deciles abarca aquello, Valdés contestó que “toda la gratuidad. De nuevo, cuesta 1 y medio por ciento del PIB. El PIB nuestro es 240 mil millones de dólares, por lo tanto 1% son 2.400 millones de dólares, estamos hablando menos de 4.000 millones”.

A renglón seguido sostuvo que “si Chile tuviera esa plata (…) la pregunta siguiente es queremos usar toda esa plata en educación superior o hay otras necesidades que compiten con esta”.

En esa línea indicó que no está contemplado incrementar los impuestos de los chilenos para el financiamiento de este punto, añadiendo que “en este gobierno nosotros no vamos a hacer nuevas reformas tributarias”.

A su vez, el ex presidente del BancoEstado recalcó que “queda para la sociedad discutir si es que necesita o no allegar más recursos para una gratuidad total o puede cambiar también los gatillos que se proponen en la ley y decir vamos a concentrar todos los esfuerzos en educación superior”.

Tras sus dichos, el presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade, indicó en un punto de prensa desde el Congreso que evidentemente “en avance de gratuidad hay un problema de financiamiento”.

Por ese motivo es que enfatizó que “ss de pronto Chile entiende que la demanda de gratuidad es de tal naturaleza no se podría descartar ajustes fiscales”.