Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

25 de agosto de 2016

Informe de PDI revela que en muerte de Lissette pudo haber intervención de terceros

En un adelanto de la próxima edición de la Revista Qué Pasa se publicó el informe del Departamento de Medicina Criminalística de la Policía de Investigaciones, donde se establece que las cuidadoras de la menor de 11 años son, en parte, responsables de su muerte. Además se dio a conocer el crudo relato de las personas testigos de la muerte de la pequeña Lissette.

Por

sename-a1

Este jueves, se dio a conocer parte de un documento del Departamento de Medicina Criminalística de la Policía de Investigaciones (PDI) donde se establece que en la muerte de la pequeña de 11 años Lissette Villa, la quien murió estando a cargo del Servicio Nacional de Menores (Sename), pudo haber intervención de terceros.

En un adelanto de la próxima edición de la Revista Qué Pasa, que se publicará mañana, se especifica que el informe de la PDI establece que las cuidadoras de la menor que permanecía en el Sename, son, en parte, responsables de su muerte.

En el informe de 25 páginas se lee que “en relación a la consulta dirigida del Ministerio Público, en lo referente a la muerte de Lissette Villa Poblete pudo haber intervención de terceros, por acción u omisión, es posible afirmar responsablemente que existe responsabilidad de las cuidadoras del Cread Galvarino en el deceso de la menor”.

En el documento se especifica que el día de la muerte de la niña, ella habría comenzado con su crisis producto de que no quería ser trasladada al Cread de Pudahuel, por lo que la pequeña agredió verbal y físicamente a otras personas.

Es en ese momento donde dos educadoras de trato directo (ETD realizan un procedimiento de contención, el que se aleja de los protocolos establecidos por el Servicio Nacional de Menores.

“Las versiones sobre lo ocurrido tienen elementos en común (auto y heteroagresión, orina y toallas), pero presentan relevantes discrepancias: (se nombra a una de las ETD) registra que la menor se dirige sola a una pieza, lugar donde se golpea y golpea a las ETD en reiteradas oportunidades, que en un momento la menor amenaza con orinarse y con sus manos se tapa la boca, de boca al suelo, haciendo presión y se desvanece. (Nombra a la otra educadora) declara que las ETD llevan a la menor a una pieza contigua al salón, donde auto y heteroagrade. Señala que tratan de ponerle una toalla para firmarle la cara y no se siguiera golpeando. Señala que luego de orinarse, la menor se queda quieta y se pone helada”, se aclara en el informe publicado por la revista Qué Pasa.

Por su parte, la menor interna que se encontraba presente entrega otros detalles.

“(La niña) señala que las ETD atrapan a la menor (Lissette) y la llevan al dormitorio, la acuestan en el piso y la contuvieron de tal forma que (nombra a una de las ETD) se subió arriba de la menor, que estaba boca abajo, encima de su espalda, mientras (nombra a la otra educadora) le afirmó los pies y las manos (en posición inversa al rostro de Lissette, viendo hacia los pies de la niña). Le indican a la menor que se calme, pero ella no lo hizo; luego la menor quiso ir al baño, pero no la dejaron, por lo que se orinó, recibiendo burlas de parte de las ETD”.

El relato agrega que las educadoras le ponen dos toallas (en la cabeza y en los pies) y después de eso (no consigna tiempo) Lissette no reaccionó más y pasó un buen rato antes de que se pidiera ayuda.

La policía establece y señala evidencia que apunta a que Lissette, en el proceso, vomitó lo que le provocó una asfixia mortal, lo que según el estudio, con una reacción temprana el proceso se pudo detener.

El reportaje completo será publicado en la edición de este próximo viernes de la revista.

Notas relacionadas