tucapel jimenez A1

Adentro del penal de Punta Peuco, se encuentra Carlos Herrera, el exmayor del Ejército que reconoció ser el asesino de Tucapel Jiménez padre. El exmilitar pidió perdón públicamente y además, pidió a un sacerdote darle un abrazo al hijo del exlíder sindical.

“Carlos Herrera Jiménez, que está en Punta Peuco hoy día, no es primera vez que lo hace. Lo hizo públicamente hace unos años atrás que nos pidió perdón a través de un programa de televisión, yo estaba en el estudio, lo ha hecho públicamente, ha demostrado arrepentimiento, ha cooperado con la justicia”, dijo el parlamentario, Tucapel Jiménez jr, a Cooperativa.

Agregó que no tiene odio en su corazón y que está tranquilo, pero que jamás abrazaría al asesino de su padre. “No me pidan más de lo que puedo dar, no voy a ir nunca a abrazar al asesino de mi padre, así que lo dejé claro”, expresó.

El político agregó que lo que la ciudadanía quiere no es el cierre del penal, sino el fin de los privilegios que se entregan adentro.”Si terminamos con los privilegios dentro de Punta Peuco no habría porque cerrarlo”, enfatizó.