Escoltados y con dirigentes excluidos: Así fue la sesión de la comisión de barrios críticos en La Legua Emergencia

La inédita reunión de la parlamentarios en una junta vecinal de la población más estigmatizada de Santiago, provocó molestia entre dirigentes de La Legua porque organizaciones relevantes quedaron fuera de la convocatoria y por la apoteósica llegada de los legisladores a un perímetro que ya estaba controlado por Carabineros. Al final, las críticas fueron más y los líderes sociales apuestan porque las cosas mejoren en otra sesión en el Congreso.

Sesión com invest La Legua 1

En un furgón blanco escoltado por dos vehículos con efectivos policiales -uno adelante y otro atrás- llegó esta mañana un grupo de diputados liderados por Daniel Farcas hasta la sede de la Junta de Vecinos de la Legua Emergencia.

La visita, que contó con un amplio operativo policial con control a los vehículos que pasaban por calle Venezia, buscaba realizar una inédita sesión de la comisión investigadora de los planes de intervención en barrios críticos entre 2001 y 2015.

Una reunión, sin embargo, fue criticada por la mayoría de los asistentes porque los dirigentes sociales aprobados en la lista de invitados intervinieron poco más de 30 minutos, a diferencia del alcalde de San Joaquín, Sergio Echeverría, que expuso por casi una hora y media.

Además reclamaron por la improvisación, la ausencia de organizaciones claves en el desarrollo cultural y barrial de “las Leguas” y por el apoteósico despliegue policíaco que ocuparon los parlamentarios para llegar hasta la población.

Escoltados

Con el ánimo tenso tras las balaceras ocurridas desde el 21 de noviembre pasado y el posterior anuncio de la Intendencia de Santiago de implementar un nuevo plan de intervención policial en la población más estigmatizada de Santiago, la comisión sesionó con la presencia de su presidente, Daniel Farcas (PPD), más los parlamentarios Sergio Ojeda (DC), Giorgio Jackson (RD), Gonzalo Fuenzalida (RN), Jaime Bellolio (UDI), Claudio Arriagada (DC), Maya Fernández (PS) y un atrasado Ramón Farías (también PPD).

La mayoría de ellos sorteó desde una van que salió de la sede del Congreso en Santiago el estricto control policial que filtraba el ingreso a la calle Venezia y a la sede de la Junta de Vecinos de La Legua Emergencia, ayer a las 11 de la mañana.

La sesión partió con palabras del alcalde Echeverría, pese a que la idea original de los parlamentarios era sesionar en un territorio de barrios críticos para entender lo que pasaba en la zona y escuchar a los dirigentes sociales liderados por Alexis Fuentes, presidente del Consejo de Organizaciones Sociales de La Legua.

El recién reelecto edil de San Joaquín hizo una evaluación de los intermitentes planes gubernamentales en ese lugar, donde el año 2001 comenzó la instalación de efectivos policiales regulares para intentar contener la violencia generada por delincuencia y el narcotráfico en esa zona.

Mientras hablaba y explicaba los millonarios montos asignados para diferentes proyectos, entre los que destacó la expropiación de terrenos para la construcción de casas a familias de allegados, un grupo de 20 vecinos lo escucharon atentamente, mientras otros representantes de organizaciones como La Caleta o el Comité de Derechos Humanos de La Legua, tuvieron que esperar afuera porque no estaban inscritos para intervenir en la comisión.

Una intervención de más de una hora y media que solo fue interrumpida cuando un joven pasó por fuera de la sede gritando “basta con el circo, La Legua no es un circo”, que más allá de alertar a Carabineros y efectivos de la PDI no pasó a mayores.

Recién a las 12:15 horas Alexis Fuentes y otras cinco dirigentes vecinales tuvieron la palabra para exponer. Y lo hicieron criticando directamente a Farcas por el “show” policial que armó para el ingreso a la población y la denuncia publicada el fin de semana pasada por el diario La Tercera, donde el diputado PPD señaló haber recibido una carta con amenazas para no ir a sesionar a la población.

“No corresponde que venga con policías. La diputada Maya Fernández vino la semana pasada acá mismo, sin policías y sin prensa, y entró caminando”, dijo el dirigente vecinal, quien nombró a algunos canales y otros medios de comunicación por seguir estigmatizando sin destacar actos culturales, como el 12º Carnaval 500 Tambores, apenas dos días antes que comenzaran las últimas grandes balaceras.

En su intervención, el joven también representante de la organización cultural Furia Leguina, insistió por la ausencia de otras organizaciones y criticó que la policía, lejos de terminar con la violencia en el lugar, realiza más de 10 controles de detención a la semana a los mismos vecinos por ir incluso hasta a la Parroquia San Cayetano, pero no a los verdaderos delincuentes.

¿Cuándo se va a acabar la violencia?

Al finalizar la sesión, poco después de las 13:30 horas, el diputado y exalcalde de San Joaquín, Ramón Farías, se sumó a la crítica de Giorgio Jackson por la falta de instituciones y por lo mal organizado que estuvo el encuentro de la comisión en esa zona, que a su juicio debió ser sin policías ni prensa.

Además, criticó la gestión anterior en la Subsecretaría de Prevención del Delito y valoró que los dirigentes ahí sentados se arriesgaran al asistir a la comisión. 

Sin embargo, Farcas nadó una vez más contra la corriente y cerró su intervención diciendo que a diferencia de sus colegas, él creía que había sido una buena sesión y hacía una evaluación “muy positiva”. Además, el diputado defendió del “veto” a algunas organizaciones diciendo que tendrán seis meses más de comisión investigadora por lo que habrá otras instancias donde puedan asistir los dirigentes que no pudieron ser escuchados.

Pero hubo un último encontrón con los dirigentes, cuando en los minutos finales de la sesión, Alexis Fuentes respondió a los parlamentarios por una pregunta sobre cómo se superaba efectivamente el narcotráfico y delincuencia en la zona, citando un extracto de una canción de los raperos Portavoz y Subverso.

“¿Cuándo se va a acabar la violencia? / Solo cuando se acabe la desigualdad social /Cuando termine la pobreza, la mala educación / La salud como las weas / Cuando valga la pena buscar pega / En vez de traficar o salvarse robando en las esquinas”.

Con el garabato, Farcas lo interrumpió pidiéndole que no dijera groserías por que eso sera de mala educación, aunque el dirigente le replicó que “así nomás era la letra de la canción”.

Al salir, los dirigentes insistieron en las críticas por dejarlos fuera de la sesión y por la excesiva presencia policial. Los dirigentes además, expresaron su preocupación por la denuncia de amenaza en contra de Farcas y pidieron que se investigue a fondo.

“Encontramos que está bien que se constituya esta comisión, pero sí vemos preocupación. Así le hicimos saber a la comisión la semana pasada, enviándoles una carta diciendo que era muy pronto sesionar acá si recién han logrado realizar dos conversaciones, se requiera mucha más investigación. Además, si van a tocar temas de violencia este es un contrasentido porque si muestran las cámaras un poco más allá, está lleno de piquetes de investigaciones. No es posible que vengan en esas condiciones a La Legua. Esto mismo violenta”, dijo Nury Gajardo, representante de La Caleta.

Consultado por el ingreso con escolta policial, el diputado dijo que “la responsabilidad nuestra, y obviamente la mía, es que acá hay funcionarios también de la Cámara de Diputados y yo tengo el deber de resguardar su integridad física en todo momento. Y eso quizás a veces no se entiende de la manera adecuada. Pueden ser más, pueden ser menos las medidas. Pueden ser más invasivas, y en ese sentido a lo mejor no fueron las más afortunadas”.

Al terminar, Farcas y otros tres parlamentarios se volvieron a subir al furgón blanco, que salió de La Legua nuevamente escoltado por dos vehículos policiales.

Comentarios