Carrie Fisher YT

Desde el año 2012 los gigantes de Disney se hicieron dueños de la saga Star Wars y la productora Lucasfilm. Tenían el objetivo de grabar tres episodios de la legendaria historia.  Comenzó el 2015, con “El despertar de la fuerza” y quedaban al debe las entregas VIII y IX.

Para la vuelta a las pantallas, Carrie Fisher repitió su papel de la Princesa Leia en una millonaria entrega que recaudó más de 2000 millones de euros al rededor del mundo. Sin embargo, la actriz falleció sorpresivamente el pasado 27 de diciembre a sus 60 años.

Los gigantes del ratón Mickey tenían una póliza de seguro con Lloyd’s of London, para que en el caso de que Fisher no pudiera cumplir con su contrato de grabar las tres nuevas películas, la casa de Cenicienta ganaría 50 millones de dólares.

Fisher habría alcanzado a grabar las escenas del próximo episodio, que se estrenaría el 15 de diciembre de este año, registra El País.