El actor y ex conductor del programa infantil Pipiripao, Roberto Nicolini, acusó a través de su cuenta de Facebook que el encargado de cultura de un municipio  (que no nombra) se manejó de manera poco decorosa al intentar contratarlo para un acto con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Afirma que lo cotizó y que luego lo descartó, pues le dijo “que estaba caro”. Entre los argumentos proferidos por esta persona -asegura- estaba el hecho de que “con “un poco más” de lo que nos pagarían por una función llevaba “un desfile” de 20 vedettos”.

Tras la respuesta, el encargado de cultura volvió a contactar a Nicolini, a razón de que “el manager de los vedettos desapareció del mapa o se fue a un evento a otro municipio”.

“Obviamente le dije que no le iría a parchar su emergencia”, apunta el actor.

Dice que para convencerlo de vuelta “ofreció subirme los honorarios a la misma cantidad dispuesta para los stripper y era el doble de lo que le costaba una función de teatro”.

“A veces es un placer casi culposo decir que no… Otros lo llaman DIGNIDAD”, asevera Nicolini.

Para Nicolini esto demuestra que “hay “encargados” de Cultura fieles representantes de su Alcalde”, pues “hay ediles en actitud de estar siempre en campaña”.

“Ahí yo entiendo que gasten millones en mucho vedetto”, cierra.