Un ex soldado estadounidense de 28 años, que fue detenido por asesinar a un ciudadano afroamericano en el centro de Manhattan el pasado lunes, confesó haber viajado hasta Nueva York para matar a personas de raza negra, informó hoy la Policía.

James Harris Jackson, que formó parte del Ejército de EE.UU. durante la guerra de Afganistán y que es miembro de un grupo xenófobo, se entregó a las autoridades horas después del suceso, a primera hora del martes.

“Tienen que arrestarme. Tengo un cuchillo en mi abrigo. Soy la persona que están buscando”, dijo Jackson a la Policía de la Comisaría de Times Square, según las autoridades.

El asesino explicó a los oficiales que se había desplazado desde la ciudad de Baltimore hasta Nueva York para matar a hombres de raza negra que estuvieran en una relación con mujeres blancas.

“Se cree que quería matar específicamente a hombres negros. Se ha pasado los últimos 10 años acumulando odio hacia los negros”, afirmó el jefe de detectives de Manhattan del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), William Aubrey.

“La razón por la que escogió Nueva York es porque es la capital del mundo de los medios y quería llamar la atención”, agregó el oficial.

Jackson apuñaló en el pecho varias veces a Timothy Caughman, de 66 años, mientras la víctima buscaba entre los contenedores de basura material para reciclar.

Aunque Caughman fue llevado al hospital de Bellevue con vida, el personal médico no consiguió salvar su vida.