Los diputados Gabriel Boric y Giorgio Jackson se sumaron a las voces críticas emanadas desde Chile por el cierre del parlamento en Venezuela, decretado por el Tribunal Supremo del país que conduce Nicolás Maduro.

“En Venezuela el oficialismo ha cruzado un límite inaceptable e injustificable para la democracia. No se puede cerrar el Congreso por ser minoría”, planteó el parlamentario de Revolución Democrática (RD) a través de su cuenta de Twitter.

Boric por su parte, en la misma red social,  fustigó que “decisión del Tribunal Supremo de Venezuela de atribuirse potestades de Asamblea Nacional atenta contra principio básico democrático. Inaceptable”.

Antes de que se pronunciaran los jóvenes congresistas lo propio habían hecho algunos de los presidenciables como Sebastián Piñera, Carolina Goic y Alejandro Guillier, entre otro.

Asimismo, desde el Ejecutivo el canciller Heraldo Muñoz expresó que: “quisiera expresar la más alta preocupación del Gobierno de Chile con el agravamiento de la situación en Venezuela. Vamos a consultar con los países amigos de la región y reiteramos lo ya expresado en la declaración de los 20 países en la OEA hace poco más de 24 horas”.