Bruno Betanzo, médico de profesión y exdueño de la discoteque “La cucaracha”, lugar en el que desapareció Jorge Matute Johns el 20 de noviembre de 1999, falleció este fin de semana fuera del país.

Según informa radio Bío-Bío, Betanzo murió el sábado en Egipto, mientras se encontraba en compañía de un guía de turismo en el país ubicado en la zona entre Africa y Asia.

El deceso del hombre involucrado en el caso Matute fue confirmado por la propia familia, afirmó Bío-Bío.

Betanzo se hizo conocido públicamente cuando estalló el caso Matute a fines de la década del 90. El lugar que regentaba, “La cucaracha”, fue el último lugar donde fue visto con vida el joven Jorge Matute. A raíz de esto, se le interrogó en varias oportunidades, al igual que al resto de los trabajadores del local.

El año pasado, tanto Betanzo como su pareja Carmen Sereño, habían sido interrogados por la ministra en visita Carola Rivas, quien trata de dilucidar las razones de la desaparición de “Coke”.

De acuerdo a una versión de Cooperativa, Betanzo habría chocado en Egipto arriba de un jeep y de manera frontal con otro vehículo.