A las 15 horas de la tarde de este martes el Tribunal Oral en lo Penal de Coyhaique determinará si Mauricio Ortega, único imputado, es declarado culpable o inocente de la brutal agresión que sufrió Nabila Rifo en mayo de 2016 cuando fue encontrada en una calle de Coyhaique sin sus globos oculares y con múltiples fracturas.

Ayer se puso fin a los 36 días del juicio oral contra Ortega, expareja de Nabila y hasta ahora único imputado.

De acuerdo a lo que recoge El Mercurio, la fiscalía de la región apunta a algunas pruebas clave, como es -por ejemplo- haber encontrado las llaves del auto del acusado en el lugar de los hechos, esto en circunstancia de que Nabila no sabía manejar.

En su testimonio ante los jueces, Nabila fue tajante y afirmó que Mauricio la había golpeado varias veces con una piedra hasta dejarla inconsciente.

Otra prueba que complica Ortega es el hallazgo de sangre en un polerón, asunto corroborado por peritos. Asimismo, en el tribunal se citó en reiteradas oportunidades escenas de violencia intrafamiliar protagonizadas por el imputado.

Desde el lado de la Defensoría, se afirma que no existen pruebas biológicas que ubiquen a Ortega en el lugar de los hechos. También se cita el relato de que un hombre alto y flaco había agredido a Nabila. Características físicas que distan de las de Ortega.

Con todo, en pocas horas más se determinará cuál versión es finalmente la que el tribunal considera más concluyente en un caso que se transformó en un símbolo de la violencia contra la mujer.