La ex presidenta de la Asociación de Funcionarios del Registro Civil, Nelly Díaz, salió con todo a defenderse de la demanda presentada por su sucesor en el cargo, Julio Peña, quien la acusó de supuestamente no haber entregado la rendición financiera del período en que estuvo a cargo de la entidad.

Según consigna La Tercera, el recurso presentado por Peña ante el 12 Juzgado Civil de Santiago solicita que Díaz y su ex tesorero den a conocer “la forma en que se utilizaron los fondos acompañando la copia de los instrumentos donde se efectuó dicha actuación, situación que no se ha producido hasta la fecha y que causa perjuicios a mi representada (la asociación)”.

Pues bien, a través del medio antes citado la propia Díaz salió a explicar su versión, la que apunta a que “no le he robado a nadie” y que ahora está “pagando el costo” de declararle la lucha a los “operadores políticos” que habría en el servicio que encabezó.

En ese sentido dijo que “creo que estoy pagando el costo de gritar contra los operadores políticos, de pedir que se termine la sinvergüenzura en mi servicio. Estoy pagando el costo de enfrentarme a un poder tan poderoso, valga la redundancia, como son los políticos en mi servicio”.

Añadió que “yo no le he robado a nadie. El tribunal deberá determinar si aquí hay dineros que se han malgastado o no”.

Por su lado, aclaró que “los documentos están, los tiene la contadora. El anterior tesorero se los entregó a la actual directiva mediante una contadora, quien es la que se entiende con ellos”.