Los tomates y las bebidas no alcohólicas explican parte del Indice de Precios del Consumidor (IPC) de agosto que se ubicó en 0.2%, según informó esta mañana el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Con esta cifra, el indicador acumula una variación de 1.6% en lo que va del año y de 1.9% en doce meses, ubicándose bastante por debajo del rango meta del Banco Central (2-4%).

Según explica el INE, en el octavo mes del año “siete de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC consignaron incidencias positivas, tres presentaron incidencias negativas y dos nula incidencia. Las divisiones con mayores alzas fueron Alimentos y Bebidas no Alcohólicas (1,0%)”.

Dentro de la división Alimentos y Bebidas no Alcohólicas hubo alzas en siete de sus once clases, siendo las más relevantes Hortalizas, Legumbres y Tubérculos (6,2%).

Al desglosar la canasta por productos, destacan las alzas de tomates, bebidas y las bencinas.