Una fuerte conferencia de prensa realizaron esta tarde las víctimas de Karadima: James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, todo esto por el blindaje que le realizó el Papa Francisco al obispo de Osorno, Juan Barros, en estos tres días de visita que estuvo en Chile.

En este sentido, los denunciantes de abusos sexuales al interior de la Iglesia calificaron como “ofensivos” los comentarios del Sumo Pontífice, quien señaló que no existían pruebas en contra del hombre perteneciente al círculo cercano de Karadima.

Murillo tomó la palabra para criticar a Bergoglio por decir que “el día que me traigan una prueba ahí veré, las demás son calumnias”. Al respecto, enfatizó que “calumnia es la imputación de un hecho falso. Esto es grave y no podemos aceptarlo. El obispo Barros formó por casi 40 años parte del círculo íntimo del sacerdote Karadima. Nadie ha desmentido la participación de Barros en dicho círculo, ni siquiera él”.

En tanto, Juan Carlos Cruz recordó que en la década de los 80 un grupo de fieles mandó una misiva al cardenal Juan Francisco Fresno para denunciar a Karadima, pero que Barros -en ese entonces secretario personal de Fresno- destruyó la carta.

Añadió que una vez que salieron a la luz las denuncias contra el ex párroco de El Bosque, Barros viajó al Vaticano para desacreditar los hechos ante el secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Luis Ladaria Ferrer.

A renglón seguido, habló de la carta que el Papa Francisco mandó en 2015 a la Conferencia Episcopal Chilena sobre el caso de Barros. En ese mismo periodo el Sumo Pontífice criticó a la gente de Osorno por sufrir por “tonta”.

“Hoy el Papa dice que no hay ni una sola acusación”,cuestionó Cruz.

En tanto, Hamilton disparó que la opinión “de extrema gravedad” del Papa “revela un rostro desconocido del Pontífice”: “Lo que ha hecho el Papa hoy es ofensivo y doloroso y no sólo contra nosotros, sino para todos quienes luchan por terminar con contextos abusivos”.

Precisó que “esta no es una cruzada contra la Iglesia Católica. Tenemos una relación cercana con muchos religiosos que se la juegan por la verdad dentro y fuera de la Iglesia. Lo nuestro es contra el abuso sexual, el abuso psicológico y los encubrimientos de estos abusos”.

Dicho esto, Hamilton apuntó a que “es inaceptable lo que ha dicho el Papa Francisco en referencia a nuestra causa y nuestra lucha, que es la de todos los abusados. En particular del clero, también es la de Osorno. Es ofensivo para nosotros y para todos quienes han sufrido abuso, en especial abuso clerical”.

“No aceptamos amedrentamientos de nadie, por más poderoso que sea”, cerró.

El papa provoca un incendio a horas de dejar Chile con espaldarazo a obispo Barros – The Clinic Online

“El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros voy a hablar”, dice Francisco a radio Bío-Bío, saliendo al paso de las críticas por incluir al prelado justo cuando había hablado de dolor y vergüenza por los abusos de miembros de la iglesia en contra de niños.-