Durante esta mañana, la diputada del Partido Humanista, Pamela Jiles, explicó en el programa Estado Nacional los hechos ocurridos el jueves en el hemiciclo de la Cámara Baja. Esto tras que el diputado UDI Ignacio Urrutia, calificara a las víctimas de violaciones de Derechos Humanos de “terroristas con aguinaldo” y Jiles fuera a encararlo.

Hemos tenido que soportar por 28 años al interior del hemiciclo y fuera de él, este tipo de agresiones (…) Yo no soy una mujer delicada ni extrardinariamente sensible. Sentí algo que creo no haber sentido antes en mi vida desde que fui torturada, lo que sentí al escuchar esto, solo fue comparable cuando fui torturada”, afirmó la presidenta de la Comisión de Familia de la Cámara.

Nunca perdí el control. Me dirigí al señor para que me diera la cara y como es un cobarde no quiso (…) Sentí furia, el dolor que sentí cuando escuché a este señor, se tranformó en furia. Las furias mitológicas nacen de sangre derramada.” explicó Jiles en el programa

También reveló qué le dijo cuando llegó a encararlo a su puesto en el hemiciclo. “Míreme a los ojos y dígamelo a mí, no cobardemente amparado por el fuero parlamentario”, le dijo mientras diputados de Chile Vamos y el Frente Amplio intentaban calmar la situación.