Sampaoli traicionó sus principios. A Sampaoli le armaron el equipo. Sampaoli mandó un once a la cancha a gusto de los jugadores.

Esa es la tesis que da vuelta al otro lado de la cordillera luego del traspié de la albiceleste en el debut del mundial (empate 1-1 con Islandia), hecho que le pone urgencia al partido del próximo jueves frente a Croacia.

“Hay una hipótesis que va cobrando fuerza, que aseguran que dijo el DT en la intimidad pero es un hecho que nunca nadie se animará a decir públicamente. Sampa no estaba convencido de presentar el equipo que puso contra Islandia en el debut mundialista. No quería jugar así pero entendió que los jugadores se sentían más cómodos con ese sistema, por decir de un modo elegante que se metieron en el armado del equipo”, escribe Olé.

Clarín, en tanto, le pone más pimienta a la suspicacia. “Si contra Islandia fue el equipo de Lionel Messi y no respondió, parece que contra Croacia de una vez por todas será la Selección de Jorge Sampaoli. Al límite, sabiendo que ya no le queda ningún espacio para otro error ni concesión, la sensación es que el entrenador reaccionó ensayando con una formación mucho más parecida a las que en general dirigió”.

“Con el riesgo real de que la clasificación a octavos se ponga muy cuesta arriba, empezó a diseñar un equipo que le resulte reconocible a sus ideas. El DT contempla desentumecer el equipo. Adiós a la línea de cuatro defensores, la preferida por los jugadores”, aporta La Nación.