¿Un fanático de las cervezas importadas? En The Clinic tenemos una pésima noticia para usted, lector amigo. Resulta que un grupo de fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas en la avanzada El Loa, 149 kilómetros al sur de Iquique, incautaron 32.400 botellas de cerveza extranjera.

Sí, tal como lee. El Director Regional de la Aduana de Iquique, Dennys Beltrand Santos, explicó que este procedimiento responde a las labores de control para evitar todo tipo de contrabando, que en este caso aplicó sobre mercancías que tienen un impuesto adicional como es el alcohol.

El procedimiento se registró cuando el transportista ariqueño E.C.D. se presentó al control aduanero con una declaración de importación a régimen general donde indicaba transportar 1.800 cajas de cerveza. Sin embargo, al revisar la factura que sirvió de base para la confección del documento se estableció que el pago de impuestos se había realizado sólo por 1.800 packs de cerveza, es decir, 450 cajas.

“Nuestros fiscalizadores constataron que se trató de eludir el pago de impuestos por 1.350 cajas que equivalen a 5.400 packs y 32.400 botellas, es decir, el 75% de la carga”, explicó el Director sobre el cargamento que iba con destino a Antofagasta.

Además explicó que debido a que la mercancía no estaba declarada ni amparada por algún documento, en este hecho se configura el delito de contrabando, razón por la cual el conductor fue amonestado y las cervezas quedaron incautadas.

“Gracias a la detección oportuna se evitó una evasión tributaria de $6.949.313 y ahora el equipo jurídico de Aduanas presentará una querella contra quienes resulten responsables”, agregó.

Los involucrados arriesgan penas de presidio menor en su grado medio a máximo y una multa que va desde 50 a 300% de los derechos y gravámenes dejados de percibir, además del comiso de las mercancías.