El hijo de la ex Presidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, no le dejó pasar al fiscal del caso Caval, Sergio Moya, que asegurara que “Natalia Compagnon y su abogado me dijeron que su primera defensa se pagó desde Presidencia”.

El persecutor añadió que “esto me lo dicen a mí Garafulic y Natalia Compagnon, en esta misma oficina, y me agregan que ellos cuando se enteran de esto, tomaron sus fondos personales y se la fueron a entregar al gabinete a la señora Ana Lya Uriarte, diciéndole que por qué se molestan en pagar a sus abogados. Compagnon y su abogado me dijeron que su primera defensa se pagó desde Presidencia, pero que devolvieron el dinero”.

Pues bien, en su llegada al Juzgado de Garantía de Rancagua para enfrentar su reformalización, Dávalos arremetió con que “me parece tremendamente bajo que a esta altura sigan mintiendo”.

“Que Moya mejor se vaya para la casa, me da vergüenza ajena”, disparó.