El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, fue uno de los últimos personeros en llegar a la gala realizada en el Teatro Colón (Buenos Aires), donde se realizó la ceremonia que marcó el fin de la primera jornada de la cumbre G20 que por estos días se realiza en Argentina.

La llegada del representante canadiense sorprendió a Mauricio Macri, quien por entonces se encontraba degustando un canapé, que de todas formas, no lo privó de aparecer en la foto de rigor.

Esta situación se suma a una serie de episodios que han marcado el “lado b” de la cumbre, como cuando Emmanuel Macron arribó al aeropuerto argentino sin ninguna comisión diplomática que lo recibiera, o cuando la banda militar trasandina confundió al presidente de China con otro funcionario.