Columna del Tío Mamo | Auto Entrevista (Parte II)

“La anterior autoentrevista fue todo un éxito xD” decía el coqueto mensaje que me hizo vibrar (y estremecer).

“Gracias Guatón. + rato te mando las recetas para el método Grez” le respondí a Correa. “Ok, Grax. Esta semana va a estar la crema con el tema de la Araucanía, a ver si puedes hacer otra entrevista para esta semana para que cope la agenda noticiosa, pero ojalá que esta vez se publique en un diario decente. Me están presionando de LyD”.

No supe que contestar a ese último guasap, primero porque no tengo idea que es LyD y segundo porque no me gusta quedar de ignorante, así que sólo atiné a responder con una carita feliz y un un dedito hacia arriba.

Tío Mamo, ¿Ha hecho algo importante esta semana?
—Ya me preguntaste eso en la entrevista anterior…

Es una forma de romper el hielo, tío.
—Voy a hacer como que te creo. A decir verdad no mucho. El otro día le aposté a Chadwick (el ministro, no confundir con los otros noventa mil que están en otros cargos públicos) que no era capaz de bajar las escaleras guasapeando, eso y que el otro día vi en la calle a la alcaldesa de Maipú y le grité “¡Grande futura Presidenta!”, ojalá no se lo haya creído (que Barriga sería eso señora locura).

Me gustaría saber su opinión respecto de la gestión del presidente.
—Déjame que te lo responda con una pregunta ¿Qué fue lo que prometió en su campaña presidencial?

Mejorar la economía y la seguridad…
—¿Y ha cumplido?

Mmmm, no.
—¡Claro que no, pues! Si estos tontorrones no hacen nada bien. ¡Es que ni siquiera saben hacer bien un montaje! Mejor no preguntes leseras que me sube la presión…

Lo llevo entonces a otro tema: ¿Cuál es su relación con la crítica literaria chilena?
— La verdad no me preocupa la opinión de los críticos. Los críticos son como los comunistas, no les gusta nada.

Es sabido que usted, además de haber sido un valiente soldado, es un prolífico escritor y columnista de este pasquín. Cuéntenos ¿Cuál es su relación con el arte?
–-Últimamente he estado alejado de los vicios…

¿El arte es un vicio para usted?
—A ver si dejas de interrumpirme para poder explicarme… Hace tiempo yo era adicto a los juegos de cartas, en especial al “Poto sucio”. Esa adicción me hizo tocar fondo una noche de juergas en la que, entre habanos y mistelas, perdí todas mis esculturas a manos de un tal Raúl Schüler.

¿Ha ido al cine últimamente?
— La verdad es que por mi problema de hemorroides me complica ir al cine. La última película que fui a ver fue “La era de Ultrones” creo que la protagonizaban Bolsonaro y J. A. Kast.

Respecto de este último ¿Se siente usted representado por los valores conservadores de Kast?
—Siempre he dicho que el señor Kast está a la izquierda de mi pensamiento político. Aunque a veces creo que sería choro que tuviéramos un presidente rubio.

¿Votaría alguna vez por alguien de izquierda?
—Eso es como pedirle a un mapuche que anime la fiesta de fin de año de Carabineros.

¿Qué opina de que este año no haya habido Vedetón?
—Me parece una cosa bastante grave ya que entiendo que es un triunfo del feminismo, lo cual es siempre peligroso y dañino para la sociedad, pero en lo personal no me perjudica ya que tengo freepass en el Passapoga. Beneficios de ser el columnista estrella de este pasquín.

Si tuviera que volver a elegir una carrera que no fuera la militar…
—Por lo bien remunerada y la buena reputación, carabinero.

Y otra, que no tenga nada que ver con las fuerzas armadas y de orden…
— Por lo lucrativa, vendedor de entradas de conciertos.

Tío, le voy a dar una idea o personaje y usted me dice lo primero que se le viene a la cabeza. Partamos con Hermes Soto
—Tiene menos presencia que un velador. La noble institución de Carabineros de Chile no puede tener un General Director al que no le hacen caso ni en su casa.

“Pico pa Macron”.
—Obvio que el mamerto que hizo ese rayado fue ese tal Pablo Salamanca.

Mafia
—Al Capone.

Aldo Duque
—Al que se lo ponen (el sombrero de Al Capone).

Peor invento
—La lavadora automática. Por su culpa las mujeres han tenido tiempo libre que han usado para sofocar a los atribulados hombres.

Stefan Kramer
—Tremendamente desubicada su rutina en la pasada Teletón. Menos mal que Mario, un hombre que ha hecho una carrera en las comunicaciones basada en el respeto al prójimo y que jamás se ha burlado del chileno de a pie, le paró el carro.

Continuará…

The Clinic Newsletter
Comentarios