Polarización social y violencia, las herencias de la Guerra Fría en Latinoamérica

El historiador italiano Vanni Pettinà señala que “la violencia hizo parte de las herramientas políticas latinoamericanas y hay de alguna manera cierta continuidad en esto”.

La polarización social y la violencia son dos importantes herencias de la influencia que tuvieron los años de la Guerra Fría en América Latina, una etapa particularmente convulsa en la región durante el siglo XX, afirma a Efe el historiador italiano Vanni Pettinà.

“Todavía nos separa un tiempo bastante corto en términos históricos, pero son dos marcas importantes que dejó aquella etapa, reactivadas ahora por la actual coyuntura”, explicó Pettinà con motivo de la presentación de su libro “La Guerra Fría en América Latina”, en Madrid.

La obra, explica Pettinà, profesor investigador del Centro de Estudios Históricos del Colegio de México, es la primera en castellano que realiza una síntesis e interpretación de ese periodo a escala regional, y lo hace “desde una óptica latinoamericana”.

Frente a otros trabajos que se enfocan en la política estadounidense con respecto a la región en ese periodo, éste “coloca la perspectiva dentro del contexto latinoamericano, porque se ven cosas distintas según donde estés posicionado”, subraya.

En el libro, “producto de diez años de reflexiones”, el historiador sitúa al lector al final de los años 40, cuando el conflicto entre Estados Unidos y la Unión Soviética tuvo un efecto desestabilizador en la región.

Y las principales consecuencias fueron, detalla Pettinà, desde el punto de vista ideológico de la derecha los golpes de Estado militares, y en respuesta de la izquierda a esta militarización de la política, el proceso de las guerrillas.

“Y muchos de esos aspectos vuelven a aflorar en la actualidad. Herencias del pasado que se vuelven a encender por la coyuntura actual”, añade.

En el caso de la polarización social, Pettinà pone como ejemplo actual el triunfo de Jair Bolsonaro en la elecciones presidenciales de Brasil.

“La opción Bolsonaro es una opción que excluye al antagonista político. La desigualdad social es el principal problema en América Latina y es la gasolina que alimenta en la coyuntura actual el regreso de la polarización”, asegura.

El historiador apunta a la violencia en la sociedad como “otra marca de la realidad actual latinoamericana”, principalmente en América Central, Brasil o México, “herencia de procesos políticos que durante la Guerra Fría tuvieron la violencia en el centro de sus políticas”.

“La violencia hizo parte de las herramientas políticas latinoamericanas y hay de alguna manera cierta continuidad en esto”, asevera.

Pero los sucedido durante la Guerra Fría dejó enseñanzas en la izquierda latinoamericana, al menos en casos como el de José Mujica en Uruguay o incluso el de Andrés Manuel López Obrador, actual presidente de México.

“Hicieron autocrítica sobre el uso de la violencia en la política y ahora reivindican mucho más la democracia, un concepto que durante la Guerra Fría perdió valor en el lenguaje político de la izquierda y que después lo readquirió”, concluye Pettinà.

The Clinic Newsletter
Comentarios