Lamentablemente la Corte Suprema ha rechazado el recurso de revisión que solicitó la defensa de Jorge Mateluna.

Sin embargo Jorge Mateluna sigue siendo inocente.

El fallo de la Corte Suprema simplemente argumenta que la defensa de Mateluna no presentó una prueba nueva, lo que es la condición fundamental para la aprobación del recurso de revisión.

De haberse aprobado, el recurso de revisión habría permitido cambiar el fallo original que condenó a Jorge Mateluna a dieciséis años de cárcel.

El fallo de la Corte Suprema no ha confirmado la culpabilidad de Jorge Mateluna, simplemente ha rechazado la revisión.

Este es un resultado que temíamos. El sistema judicial chileno tiene mecanismos que hacen casi imposible que los tribunales revisen las pruebas de juicios ya sentenciados.

Es por eso que en este caso la Corte Suprema ni siquiera pudo revisar pruebas que habrían permitido liberar a Jorge Mateluna.

Por ejemplo, la Corte Suprema no revisó un audio que demuestra la adulteración de una rueda de reconocimiento de presos que falsamente identificaba a Jorge Mateluna como uno de los asaltantes del banco.

Tampoco revisó un audio en el que un carabinero reconocía que habían hecho un montaje con las pruebas del caso. Dicho montaje consistió en que carabineros volvió al sitio del suceso con pruebas recogidas el día anterior y las fotografió haciéndolas pasar como fotografías tomadas el mismo día del asalto del que se acusa a Jorge Mateluna.

Por último, la Corte suprema no revisó un video de ocho segundos que demuestra claramente que Jorge Mateluna no es ninguno de los asaltantes registrados por las cámaras de seguridad del banco.

Queremos repetir que la decisión de la Corte Suprema no se basa en la revisión de las pruebas del juicio original. Por lo tanto este rechazo no puede ser considerado una confirmación del fallo que condenó a Jorge Mateluna.

No descansaremos hasta demostrar que Jorge Mateluna es inocente.

Jorge Mateluna no estaba en el asalto al banco, no estaba en la fuga, y no es el hombre que se bajó del auto de los asaltantes. Ninguna prueba biológica conecta a Jorge con la ropa que carabineros dice que se sacó durante la fuga.

La sentencia original incorporó pruebas que serían consideradas inaceptables en cualquier tribunal del mundo, por ejemplo, testigos que cambian tres veces sus versiones de los hechos, y fotografías burdamente alteradas.

Jorge Mateluna va a cumplir seis años de cárcel, de los cuales seis meses los pasó en celda de castigo, un método de tortura inaceptable en un estado de derecho.

El sistema procesal ha desatado una crueldad inimaginable en contra de Jorge Mateluna y su familia. Llamamos a todas las personas que creen en la dignidad humana a que se sumen a la lucha por la libertad de Jorge.

Luchar por la libertad de Jorge es luchar también en contra de la violencia de un sistema que castiga exclusivamente a los más vulnerables de la sociedad.

El caso de Jorge Mateluna es una demostración más de la impunidad con la que actúa carabineros. Hoy nadie puede negar que crean pruebas falsas para inculpar a inocentes y para encubrir sus propios crímenes. Es un escándalo que los tribunales acepten pasivamente las pruebas que les entrega una institución que ha perdido toda credibilidad ante la ciudadanía. Los que proveen a la justicia de pruebas falsas corrompen al sistema judicial y a todo el país.

Esto tiene que terminar y Jorge Mateluna tiene que ser puesto en libertad.

Jorge Mateluna es inocente.

La familia y los amigos de Jorge Mateluna seguiremos luchando por su libertad.