La Comisión Investigadora que indaga la obstaculización de las AFP en la entrega de pensiones por invalidez presentó hoy los avances de las investigaciones iniciadas en octubre

Gael Yeomans (FA), diputada presidenta de la comisión, explicó que “este procedimiento denota el conflicto de interés donde las AFP y las compañías aseguradoras inciden directamente en la definición de las pensiones de invalidez y a quiénes se les entregan”. 

El mecanismo descrito por la comisión -como reveló The Clinic hace unos meses- implica mantener una “tasa”, es decir, un porcentaje de pensiones que cierta AFP otorga anualmente. Como relató una trabajadora de Provida a The Clinic, existían incentivos para no superar esa “tasa”.  “Los funcionarios de las administradoras son obligados a mantener la ‘tasa’, a pesar de que sean muchas más las personas que solicitan esta pensión y que reúnen los requisitos“, agrega la diputada Yeomans.

Cabe recordar que las AFP tienen que contratar el Seguro de Invalidez y Sobrevicencia (SIS), el que cubre la eventualidad de que el trabajador sufra una enfermedad invalidante durante su vida laboral activa que les impida seguir trabajando total o parcialmente. Este seguro, que se conoce como “pensión por invalidez”, corresponde al 1,53% de la renta imponible de cada trabajador activo y actualmente es operado por compañías de seguros que, en algunos casos, pertenecen al mismo holding que la AFP que los contrata.

A la presentación del avance de la Comisión Investigadora asistió la funcionaria de ProVida, Alejandra Vidal, con el respaldo de la Fundación Valídame quién aseguró que les “pedían no cursar las pensiones de invalidez de la gente que estaba cubierta porque eso aumentaba la siniestralidad“.

“El porcentaje mínimo de la enfermedad para acreditar invalidez es de un 50%, y si no alcanzas esa cifra no hay pensión”, explica Alejandra, quien aún no alcanza ese porcentaje. Ademas, denuncia, Provida no le ha pagado la totalidad de sus licencias médicas, a pesar de tener una enfermedad descrita como “irrecuperable”.

La idea de esto es que se pueda mejorar, que hayan cambios en esta legislación y que más personas puedan acceder a un beneficio al cual todos los chilenos tenemos el derecho y que las AFP, coludidas con las compañías de seguro y comisiones médicas, una y otra vez rechazan“, señaló Alejandra.

También participó el presidente de la Fundación Valídame, Juan Carlos Pizarro, quien afirmó que “el numero de trabajadores pensionados por invalidez era manipulado y es un hecho acreditado documentalmente y testimonialmente”.

Jaime Sagredo, representante de la Asociación Gremial de Asesores Previsionales, también participó de la presentación de la Comisión de Investigación y aseguró que ellos vienen denunciando los hechos hace un tiempo. “El 21 de enero del 2013 yo estaba en la comisión Tuma -que también investigó irregularidades en el sistema provisional chileno- discutiendo exactamente lo mismo que discutimos hoy. Espero que, como es una comisión investigadora, podamos llegar a mejores resultados”, manifestó.

La diputada Yeomans además deslizó críticas al actual superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, con quien se ha reunido anteriormente. “El superintendente da a entender que el sistema funciona bien, cuando tenemos casos reales que dan cuenta que acá no se están entregando pensiones de invalidez a personas que sí tienen derecho a obtenerla“.

“Como diputados vamos a ingresar este informe, pero tiene que ser el gobierno quien tiene las facultades para ingresar cambios legislativos. Haremos las solicitudes formales para que así sea”, finalizó Yeomans.