DECLARACIONES

Marcelo Marocchino a Magui Bennet. Gala del Festival de Viña. Notable la cara que puso ella. Tipo “qué parte de ‘quiero algo íntimo’ no entendiste, boludo”.

DJ Méndez a Marcela Duque, madre del menor de sus hijos. Fue durante las grabaciones del docu “Los Méndez”. Una cámara indiscreta. Fingió que era víctima de una redada del OS-7 que lo había atrapado en posesión de droga. En el momento cúlmine él pone una rodilla en tierra y le muestra un anillo. ¿Quieres casarte conmigo? Ella estalló en llanto, pero no de emoción, sino que de histeria ante el impresionante alarde de mal gusto de su pareja. Hoy están separados. Era que no.

 

DESCONOCIDAS

Cristián Castro a Titi Ahubert y Carola Julio. El capítulo del ambiguo astro mexicano y las “chavitas despechadas”. Vergüenza ajena.

Luis “Mago” Jiménez a Adriana Barrientos. Ésta también fue dura. El futbolista llamó al “Mira quién habla” sólo para dejar en claro que estaba con “Coté” López, presente en el estudio, y no con Adriana, que también se encontraba allí. La cara de la “leona” se las encargo.

 

GORREADAS

Ivette Vergara a Sergio Kozak. Una de las mujeres más bellas de Chile tuvo un renuncio con su ex pololo, Fernando Solabarrieta, producto de lo cual nació un hijo, que Ivette hizo pasar por retoño del empresario argentino, que a la sazón era su marido. Mujer linda, actitud fea.

Mago Valdivia a Daniela Aránguiz. Jugada reiterada, alevosa y de la que el mago sale invariablemente jugando. Mientras, ella sigue aumentando su colección de zapatos de lujo. Una cosa por otra.

 

LO MÁS FREAK

Cecilia Bolocco y Luciano Marocchino. Cecilia de nuevo. Ella y el actual pioresná de Marlen Olivari tomaban un baño de sol en la terraza de la casa de la reina en Miami cuando el más temible parapazzi de Chile, Ángel Mora, los inmortalizó en las poses más cariñosas y acrobáticas que uno pueda imaginar. Al pronunciarse sobre las fotos que salieron a la luz ella dijo “me sentí violada”. No se ve tanto en las imágenes.

Gonzalo Cáceres y Sarita Vásquez. La pareja imperfecta perfecta. Él, un ente asexuado confeso, y ella, sobre la que recayeron los más crueles rumores imaginables, muchos alusivos a su sexualidad. Se casaron y duraron menos de lo que dura un comandante en jefe de Carabineros.

 

AMORES MÍTICOS

“Maripepa” Nieto y Álvaro Corbalán. La dueña del trasero más sobreexpuesto de esta parte del mundo en los ’80 y uno de los más sanguinarios cabecillas de la represión durante la dictadura de Pinochet. Estaban para novela (si él no fuese tan re’ feo).

Patricia Maldonado y el “Puma” Rodríguez. Ella deja entrever que pasó algo entre ellos. Da pie para que la leseen con eso. Él nunca lo ha admitido. Algo parecido a la no-historia entre Eli de Caso y Plácido Domingo.

 

AMORES DE PELÍCULA

Benjamín Vicuña y ChinaSuárez. Esto presenta todos los ingredientes de una cinta romántica americana. La motorhome, la palta que comía ella, tapada por una manta de Nepal, cuando los habría sorprendido in fraganti “Pampita”, entonces pareja oficialísima de él. El gran misterio sin resolver es cómo se puede tener sexo y comer palta al mismo tiempo.

Patricio Contreras y Sigrid Alegría. Inolvidable esa escena de “Sexo con amor” en que el eximio actor, al verla a ella, su amor, con Francisco Pérez-Bannen, le lanza a la distancia una tracalada de puteadas, la más suave de las cuales fue “maraca” y terminó con un más fino, pero ontológicamente demoledor “mala persona”.

 

AMOR DE LEJOS

Beto Cuevas y Estela Mora. Nunca entendí esa relación. Ambos bellos y exitosos y sin embargo él en México y ella en Chile todo el tiempo. ¿Felices los cuatro?

Lucila Vit y Benjamín Alvarado. El golfista se lo pasaba viajando por temas de competiciones y ella enseñándole a las mujeres a mantener un cuerpo fitness como el suyo. La distancia les pasó la cuenta. Hoy están separados y él andando con una rubia argentina que es un calco de ella.

 

AMOR A SÍ MISMO

Cathy Barriga. Este caso es clínico. Cuando todos pensaban que lo preocupante era hacer del rosa el color oficial de la Muni de Maipú o que la alcaldesa citara a una reunión a un puñado de peluches, asomó el desbocado ego de la ex “Robotina”, uno que hace que su cara y su nombre se aparezcan hasta en la sopa en cuanto folleto, mural, acto, beca, video o cita a ciegas masiva nos llega desde esa comuna.

Carlos Caszely. El centrodelantero de Colo Colo y la roja solía declarar al borde de la cancha o en camarines en tercera persona sobre sí mismo y siempre echándose flores. ¿Habrá otro ejemplo más contundente de autoadmiración?

 

40 Y 20

Miguel Piñera y Carla Ochoa. No se sabe muy bien si él la adoptó, era su tutor en la época escolar de ella o simplemente era una estratagema de ambos para que ella llegara virgen a la edad adulta. La hija que ella tuvo con un tal Pichara dio por cerrado el convenio o lo que sea que haya sido eso.

“Tatón” Púrpura y Camila Recabarren. Él parecía el bisabuelo de ella. Pese a todo, por un momento se pensó que la hija que esperaba ella, podría haber sido de él. El amor no tendrá edad, pero esto era ridículo.

 

AMORES IMAGINARIOS

Emeterio Ureta y Cecilia Bolocco. El marqués del Arrayán gritó a los cuatro vientos justo lo que nadie le iba a creer porque aunque tiene un aire al Kike Morandé e incluso un parentesco con él, estamos claros que a ella aún le queda algo de estómago.

“Junior Playboy” y Tonka Tomicic. Él aseguró alguna vez que durante una gira de la Teletón tuvo sexo con la reina de la mañana de Canal 13. Es de esas situaciones que la aludida ni siquiera pierde tiempo en desmentir.

 

TRIÁNGULOS

Daniella Campos, Iván Zamorano y Titi Ahubert. A estas alturas bien poco importa que el mítico mechoneo en la disco Skuba, supuestamente de Daniella a Titi al sorprenderlo bailando con Iván, haya ocurrido o no. Fue la piedra fundacional de la farándula en Chile y eso basta y sobra.

Paloma Aliaga, Daniel Valenzuela y Cristóbal Valenzuela. Voy a vomitar y vuelvo.

 

AMOR VIOLENTO

Raquel Argandoña y Eliseo Salazar. El único episodio por el que este parcito podría estar en esta categoría es el más difuso y legendario: la vez en que el piloto de carreras llegó al extremo de lanzar balazos para zanjar una diferencia matrimonial. Podría haberse enojado así cuando Nelson Piquet lo agarró a manotazos en el casco en la Fórmula 1.

“Pato” Laguna y Yanina Halabi. Una pesadillesca seguidilla de gritos en la calle, mechoneos en los gimnasios y críticas cruzadas, endulzado todo por la filtración de un video hot de ambos en que él parece más preocupado de mirar a la cámara que de otra cosa. Deformación profesional: es modelo.

 

AMORES TELEVISIVOS

Javier Miranda y Gina Zuanic. Cómo habremos sido de conservadores e ingenuos en una época que todos pensábamos que eran matrimonio, porque aparecían en pantalla conduciendo un programa franjeado de Canal 13.

Pedro Carcuro y Sergio Livingstone. No es que haya sido el primer tándem gay de la historia de la televisión chilena, sino que uno simplemente no podía concebir al uno sin el otro. Algo así como Batman y Robin, Tom y Jerry, Piñera y Chadwick.

 

AMORES PLATÓNICOS

Lucho Jara y Myriam Hernández. Por años él estuvo enamorado de ella. Desde que empezaron como promesas del campo en “Sábados gigantes”. Claro que cuando ambos estaban casados y él, peludito, seguía con la tonterita, ella le tuvo que parar los carros con una declaración pública.

 

AMORES SINIESTROS

Catherine Mazoyer y Sebastián Carter. La actriz denunció que la acosaban y amedrentaban por Instagram. La policía descubrió que la IP desde donde provenía el bullying correspondía a su misma casa. Tiruriruriruritu (leer con melodía de la cortina de “La dimensión desconocida”).