Carlos Zárate analiza la crisis de la U: “Si no se toman medidas esta cosa puede terminar muy mal”

El periodista sigue al equipo desde 1994 y dice que nunca vivió una época tan oscura como esta. “Falta poquito para que esta gente que prende bengalas empiece a apretar a los jugadores. Entonces es un tema muy jodido. Yo tengo buena memoria y me acuerdo cuando River Plate se fue a la B en Argentina”, añade. La U es colista con 7 puntos de 33 posibles y totaliza la defensa más goleada con 20 goles en contra.

1- Técnico sin jerarquía

“Su llegada fue confusa y eso hizo que el plantel, que si bien con el técnico anterior no jugaba lo que uno quería sí tenía cierta identidad con el técnico (Frank Kudelka). Las lesiones de algunos integrantes como Gonzalo Espinosa también provocaron un desconcierto a habida cuenta que el equipo no cuenta con una banca profunda, aunque cuenta con un número importante de jugadores. Hay jugadores cuyo ciclo parece haberse cumplido y jugadores en los que el técnico tozudamente insiste creyendo que esto va a arreglar la situación”.

“Yo contra él no tengo nada más allá de lo deportivo, pero sus explicaciones después de los partidos nunca han reflejado lo que se ha visto en la cancha. El domingo pasado (ante Audax Italiano, derrota 3-1) el equipo fue ampliamente superado y si no fueron cuatro o más goles, Herrera, que también está pagando su cuota, ayudó a que no fueran más. Pero lo peor fue que la U no se creó ocasiones de gol. Cuando una persona sale a decir que mereció mejor suerte porque jugaron bien después de un partido así es porque está viendo un fútbol que yo no veo”.

2- Ausencia de un mánager deportivo

“La ausencia de esta figura y la salida del ex gerente deportivo (Ronald Fuente) simplemento significó que se diera por trunco un proceso y se adoptara otro proceso que nació muerto desde el momento que el técnico mintió para llegar. Después intentó justificar”.

3- Confusión táctica

“Cuando uno habla de jugar con línea de tres se supone que tienen dos carrileros que tienen mucho fuelle para ir y venir, que finalmente terminan convirtiéndose en una línea de cinco. Cuando la U probó eso lo hizo en dos o tres partidos consecutivos, pero cometió el error de probarlo con Católica, que tiene probadamente los mejores punteros de la competencia (léase Edson Puch, José Pedro Fuenzalida o César Munder). Ha sido una confusión táctica terrible donde el equipo no tiene claro qué quiere”.

4- Trato a los jugadores

“El futbolista es un tipo muy especial. Usted me coloca a un jugador x en un partido, pero después lo borra. Al otro lo trae y después lo vuelve a borrar. Esos lujos se los da un equipo que tenga cierto desahogo que la U no tiene. Al final la U termina jugando con un central que se cree 5, 8, 10, 15, 25 y central. El reportero de cancha de CDF dice durante la transmisión ante Audax que Arias le dice al jugador en cuestión, hombre ubícate, juega lo que te pedí. Entonces cuando alguien pierde el mando así es muy difícil”.

5- Errores fundamentales

“Este equipo lo armó un gerente deportivo y lo terminó otro. El gerente deportivo que llegó lo hizo en medio de un cuestionamiento severo de lo que se había decidido en la época anterior. Y llegó con unas recetas que yo no entiendo. Echarle la culpa del mal momento a algunos refuerzos es ser ciego. Parte de la hinchada responsabilizan a Nicolás Oroz o Jimmy Martínez, aquí culpables es todo el estamento. Del gerente deportivo al propio técnico. Hubo un preparador de arqueros, Gustavo Flores, que no pudo estar en la Copa Libertadores porque a alguien se le olvidó acreditarlo”.

6- La presión del público

“Falta poquito para que esta gente que prende bengalas empiece a apretar a los jugadores. Entonces es un tema muy jodido. Yo tengo buena memoria y me acuerdo cuando River Plate se fue a la B en Argentina. Si no se toman las medidas que se deben tomar, esta cosa puede terminar muy mal. Pienso lo mismo que dijo David Pizarro, la U debe empezar a jugar a sacar puntos (…) Los puntos los puedes sacar jugando a lo perro, 4-5-1 o 4-4-2, como creo yo que tienen que jugar, pero no con estos experimentos locos”.

Comentarios