Hay cosas insólitas y el caso de un paciente del Hospital El Pino de San Bernardo, quien fue inmovilizado nada más ni nada menos que con cartón, en vez de utilizar el tradicional yeso.

Según consigna La Cuarta, tras el cuma procedimiento, el hombre fue trasladado hasta el Hospital Barros Luco, donde habría dormido en el suelo por falta de camilla disponibles.

Jonathan Álvarez señaló al programa “Contigo En La Mañana” de CHV, que “me operaron aquí en el hospital Barros Luco, después de una larga espera. Estuve en urgencia, esperando, acostado en el suelo porque no habían cama. Como mucha gente lo está haciendo ahora, ayer y puede que lo hagan más adelante”.

En tanto su padre, Luis Álvarez, detalló que a su hijo “le pusieron un entablillado de cartón. De cartón común y corriente y con ese fue trasladado en la noche al hospital Barros Luco”.

Desde la familia indicaron que “lo trajimos acá al Pino, tuvimos que esperar que lo atendieran un par de horas. Lo ingresaron y lo único que tenían era cartón y un huincha café. Nada más. Tengo fotos de cómo desarmaron la caja y le ‘enyesaron’ el pie”.

El subdirector médico del Hospital El Pino, Mauricio Muñoz, salió a explicar que “para los procedimientos en general de traslado tenemos los inmovilizadores, para poder mover al paciente desde este hospital al hospital base nuestro, que es el hospital Barros Luco, pero cuando nosotros evidenciamos las fracturas sí tenemos inmovilizadores. De hecho, usamos algún tipo de vendaje con mucho cuidado”.

Precisó que “esa fractura la inmovilizamos, pero no con el cartón. Era para poder tomar la radiografía y el señor no moviera el pie porque le dolía mucho. Era absolutamente transitoria”.

En este punto recalcó que “estamos conscientes de que los materiales para hacerlo no son los adecuados, pero no somos un hospital traumatológico. Nuestros procedimientos de movilización están hechos para el traslado”.

El padre del joven indicó que al llegar al Hospital Barros Luco, a su hijo “lo recepcionan, pero tuvo que dormir en el piso. Le tuvimos que llevar frazadas porque decían que no habían camillas”, dijo.

La directora del Barros Luco, Gisella Castiglione, aseguró que “un paciente hospitalizado debiera hacerlo en una cama, pero cuando uno tiene una demanda de que pasamos de 220 a 360 consultas diarias, de 40 a 60 hospitalizado por la campaña invierno, donde aumenta en número de pacientes, tú no puedes decirle al paciente que se vaya a su casa, porque tú tienes una cierta cantidad de camas”.