La controversia la levantó el mismo exministro de Economía Juan Ramón Valente a quien se le entregó el sobre azul durante el último cambio de gabinete, siendo reemplazado por Andrés Fontaine. Como respuesta, Valente aseguró haber sido desvinculado por no haber sido populista.

En conversación con El Mercurio, la ex autoridad apuntó que “si hubiese sucumbido a las presiones por ser más populista y salir a la calle a demonizar a los empresarios, quizá seguiría en el gabinete”.

Pues bien en entrevista con Radio Infinita, el ministro secretario general de la presidencia, Gonzalo Blumel, aseguró que “pienso que se equivoca porque, en esto, las definiciones, las evaluaciones en primer lugar las toma el presidente”.

Añadió que “él sabe bien las razones y no es precisamente por haber sido más o menos populista, o demagógico”.

“Las razones por las cuales lo ministros estamos o no estamos en nuestros cargos es porque hacemos bien o no hacemos bien nuestro trabajo… Si hay algo que caracteriza al gobierno del presidente Piñera es la responsabilidad y evitar cualquier asomo de populismo o demagogia”, sentenció.