Foto: Agencia UNO

“Yo soy el Presidente”: Las esquirlas que dejó la frase de Piñera sobre terreno del Ejército en La Reina

En televisión abierta, el Presidente Sebastián Piñera le quitó el piso a su ministro de Defensa, Mario Desbordes, por respaldar al Ejército en la enajenación de un terreno por la millonaria cifra de 25 mil millones de pesos. Más allá de los coletazos que tuvo su declaración al interior de su gabinete, la frase del mandatario también dejó en una posición incómoda a la institución castrense, que actualmente enfrenta una demanda para que el fisco pueda recuperar el predio. The Clinic conversó con autoridades locales de La Reina que esperan que ese sitio eriazo sea destinado subsanar la crisis habitacional y la situación de hacinamiento que actualmente enfrenta la comuna.

Turbulencias provocó en el Gobierno la participación del Presidente Sebastián Piñera en el programa “A esta hora se improvisa” de Canal 13, donde fue consultado sobre el futuro del terreno de 6.87 hectáreas ubicado a un costado del Hospital Militar en La Reina y que el Ejército pretendía vender por casi 25 mil millones de pesos.

En dicha instancia, el mandatario le quitó el piso a su ministro de Defensa, Mario Desbordes, quien ha defendido la enajenación del predio, justificando que el dinero sería utilizado para la construcción de un proyecto habitacional en el sector poniente de la capital que beneficiaría a casi 400 familias de suboficiales de la Guarnición de Santiago.

“Desbordes es el ministro de Defensa y yo soy el Presidente de todos los chilenos. Por tanto, uno tiene que velar por los intereses que son de todos”, aclaró el mandatario, quien además sostuvo que en dicho terreno está “la posibilidad de hacer más inclusión” y que su futuro pasará por destinarlo al “déficit de viviendas” que hay en Chile. “Esa lucha la estamos dando, la estamos ganando”, sentenció el jefe de Estado.

Los diputados de Renovación Nacional (RN), Jorge Durán y Andrés Celis, le presentaron sus quejas al Presidente por el trato “despectivo” que le dio a Desbordes. Según Radio Bío Bío, ambos le solicitaron a Piñera que le ofreciera disculpas públicas y subrayaron que dicho conflicto podría adelantar para enero su bullada renuncia al gabinete, la que, por sus aspiraciones presidenciales, inicialmente estaba pensada para marzo o abril.

Desde el minuto 27:15

LAS ESQUIRLAS

Más allá de los coletazos al interior del Gobierno, las declaraciones del Presidente Piñera también dejaron en una posición incómoda al Ejército, quienes actualmente enfrentan una demanda que solicita la nulidad del Patrimonio de Afectación Fiscal (PAF), mecanismo que permitió que esos terrenos fiscales pasaran a manos del Comando de Bienestar de la institución castrense.

Sara Campos (DC), concejala de La Reina y una de las autoras de esta demanda, recibió positivamente las declaraciones del Presidente. “Esta vez estoy de acuerdo con Piñera, los terrenos que mantiene el Ejército en La Reina deben ser destinados al déficit habitacional de la comuna, (porque) más de 1.500 familias viven allegadas en condiciones de hacinamiento”, señaló.

Sin embargo, también puntualiza que “no se entiende que recién ahora, el Presidente se pronuncie sobre este tema que los vecinos venimos denunciando desde el mes de julio, cuando el Ejército pretendió licitarlo a un privado en una cifra millonaria. Tuvimos audiencias con sus ministros de Defensa y Bienes Nacionales y ninguno tuvo la voluntad de frenar esta acción y el Gobierno guardó silencio”.

El diputado Tomás Hirsch (Acción Humanista), quien fue uno de los primeros en denunciar la licitación del terreno, es más tajante con sus sospechas. El legislador habla de “aparente discusión” entre Piñera y Desbordes, y hace un llamado a “no confundirse”.

“No es que el Presidente esté a favor de entregarle un terreno del Ejército a los comités de vivienda (…) Acá la frase del Presidente tiene que ver con su compulsión a sentir que lo controla todo, que nadie decide por él. Ya hemos visto que no deja actuar a sus ministros, está encima de cada cosa. Y es justamente ese protagonismo excesivo el que en muchas ocasiones ha terminado generando situaciones de confusión y dobles discursos por parte del Gobierno. En este caso, es exactamente lo mismo. No es que se haya puesto del lado nuestro”, sentencia.

Cabe recordar que ni la acción judicial ni la Comisión de Defensa de la Cámara Baja lograron frenar la licitación pública del sitio eriazo. Sin embargo, el proceso fue declarado desierto en septiembre, ya que no se presentó ningún oferente interesado.

The Clinic le consultó al Ejército si insistirán en la venta del terreno y la posición que tienen sus autoridades frente a este cruce de declaraciones entre Desbordes y Piñera. Sin embargo, sólo se limitaron a señalar que “a la institución no le corresponde comentar la situación descrita”.

Comentarios