Cedida

Marcela Sandoval y el itinerario de RD para reemplazar a Renato Garín en la Cámara: “Se optó por este mecanismo que fue mucho más complejo y difícil de explicar”

La vicepresidenta de Revolución Democrática defiende el complejo camino trazado por el partido que resolvió su nominación como diputada por el distrito 14, donde enfatiza la “validación” en los territorios, pese a que en una consulta previa había perdido frente a su contendora, Paz Gajardo.

Anoche el Consejo Político de Revolución Democrática resolvió que Marcela Sandoval fuera la reemplazante del cupo que dejó Renato Garín, quien renunció a RD y posteriormente dejó su cargo para postularse como candidato a la Convención Constituyente. Un proceso complejo, pues había tenido una serie de hitos previos donde Sandoval -vicepresidenta de la colectividad- incluso había sido derrotada en: una consulta interna en el distrito 14 en la que participaron 20 personas y donde ganó el abogado Renato Pizarro -ex asesor legislativo de Garín-, desconocida por el partido por haber sido iniciativa espontánea de algunos militantes locales, aseguran en el partido.

Luego de ello, RD recién reglamentó el proceso: el cupo debía ser ocupado por una mujer para tener una “bancada paritaria” y entonces sólo quedaron en la competencia Marcela Sandoval y Paz Gajardo (ex vocera de la Confech), quienes debían recolectar 100 patrocinios de militantes de la Región Metropolitana, ser ratificadas por el Consejo Político Regional, pasar por una consulta distrital en la que participaron 37 personas -21 votos para Gajardo, 16 para Sandoval-, y la resolución final del Consejo Político del partido, única instancia vinculante, donde se decidió que Marcela Sandoval se quedara con el cupo vacante.

Las críticas arreciaron, porque se entendió que con el triunfo de Gajardo en la consulta previa, sería ella quien ocupara la diputación. A ello se suma el recurso de protección en instancias judiciales por parte de Renato Pizarro, quien invocó la Ley Zamudio por presunta discriminación de su partido en función de su sexo.

Pese a ello, y a los abundantes cuestionamientos que este proceso tuvo en redes sociales, en el partido defienden la nominación de Sandoval, haciendo incluso política comparada, tal como lo expresó esta mañana la presidenta del partido, la diputada Catalina Pérez: “Optamos por no hacer lo que hacen todos los partidos políticos y generar una designación a dedo, sino que generar un proceso de consulta”.

Marcela Sandoval junto a Beatriz Sánchez durante un “pañuelazo” en contra de la violencia contra las mujeres (Fotografía: Ailen Díaz/Agencia Uno).

“El proceso es poco claro porque en general, los procesos de RD han intentado cumplir con varios principios: igualdad de género, participación de los territorios, órganos intermedios como el Consejo Regional, y con el apoyo de militantes de distintos espacios. Se optó por este mecanismo que fue mucho más complejo y que lo hace mucho más difícil de explicar”, reconoce a The Clinic Marcela Sandoval, periodista de profesión y que aspira a impulsar en la Cámara las agendas de género y de acceso al agua en un distrito que tiene serios problemas de sequía en sus comunas (Alhué, Buin, Calera de Tango, Curacaví, El Monte, Isla de Maipo, María Pinto, Melipilla, Padre Hurtado, Paine, Peñaflor, San Bernardo, San Pedro y Talagante).

¿No era más sencillo una nominación directa del partido?

Claro, pero quiero hacer un hincapié. La consulta territorial no fue vinculante, tú sabes que yo no soy del distrito. La participación fue bajísima y eso es una reflexión que tenemos que hacer como partido, porque en el fondo, de toda la militancia activa que tenemos en ese distrito y que pueden ser miles, que voten 37 personas lo hace absolutamente improcedente. Es una señal que nos debe hacer reflexionar, no sólo en este proceso, sino en varios procesos que RD ha debido enfrentar, en que la participación ha sido baja. 

El hecho es que en la primera consulta, el candidato vencedor fue Renato Pizarro. Y una vez que RD resuelve que la candidatura reemplazante sea mujer, resulta vencedora Paz Gárate. 

No, ahí te aclaro. Lo que pasó con Renato Pizarro no fue una consulta regulada, fue más bien una acción de algunos militantes activos del distrito. No recuerdo bien, no sé, pero tuvo como 8 votos. Y Paz tuvo 6.

¿Esa consulta fue de mutuo propio de los militantes del distrito?

El sentido que tenía para algunos militantes era para que la posición del distrito fuera considerada en la discusión que se iba a iniciar para definir el mecanismo de reemplazo. Y lo otro es que la decisión del consejo político de RD fue bastante transversal. Mi designación concitó apoyo de sectores muy distintos del partido, no sólo de los históricos o sectores más conservadores, sino todo lo contrario, también de los sectores con más potencial transformador que incluso apoyaron la lista de Catalina, siendo que soy la única integrante de la directiva que no era parte de ese proyecto. También se ponderaron otros criterios, que tenían que ver con la experiencia en el partido y en el FA y también fuera en el partido, eso también primó.

“La consulta territorial no fue vinculante, tú sabes que yo no soy del distrito. La participación fue bajísima y eso es una reflexión que tenemos que hacer como partido, porque en el fondo, de toda la militancia activa que tenemos en ese distrito y que pueden ser miles, que voten 37 personas lo hace absolutamente improcedente. Es una señal que nos debe hacer reflexionar, no sólo en este proceso, sino en varios procesos que RD ha debido enfrentar, en que la participación ha sido baja”. 

¿La consulta en la que ganó Renato Pizarro no tuvo injerencia el partido?

Fue una iniciativa inorgánica, pero que quería dar una señal y yo igual la respeto. Yo coordino a los territorios de la RM, entonces tengo claro que siempre está este descontento con la burocracia que generan los distintos órganos políticos que están más arriba, entonces no desmerezco ese esfuerzo. Pero en ningún caso fue un proceso regular.

¿Pero fue la voz del territorio que se pretende representar o no?

Probablemente votaron personas cercanas a Garín, porque votó muy poca gente. La verdad es que eso habría preguntárselo a los coordinadores de territorios quizás, pero ellos estuvieron dispuestos a este proceso que después se inició regularmente.

Y cuando el partido decide que serán reemplazantes mujeres, en la consulta ganó Paz Gajardo.

En la elección territorial, pero nos pidieron en la primera etapa juntar mínimo 100 firmas de compañeros y compañeras de la RM que nos patrocinaran. Yo junté más de 120, pero eso no se puede considerar una gran diferencia respecto de Paz, porque ella había juntado 100. O en el Consejo Metropolitano, yo fui aprobada con más votos que ella, pero por eso te digo, nos pidieron distintas instancias de validación. Y lo de la consulta fue erróneo como se comunicó, porque efectivamente en la prensa, si bien se dijo que no era vinculante, se dio a entender que el proceso estaba zanjado y no que era un antecedente más del proceso. El Consejo Metropolitano fue previo, y ahí yo fui aprobada por uno o dos votos más que ella, pero da lo mismo, porque esa era una instancia de validación. Para alguien que no viene del distrito, uno pensaría que esa era la instancia en la que yo podría haber sacado muy pocos votos, y la persona del distrito puede arrasar, también hay un supuesto ahí y tampoco pasó eso. Entonces, todo el proceso fue bastante equilibrado.

¿Por qué el consejo político opta por usted y no Paz Gajardo?

Esa respuesta no la puedo dar yo, pero hoy Catalina dijo que fue una definición política y no hubo cuestionamiento respecto a mi validación, tanto como dirigenta y por trayectoria. Fueron otros criterios que fueron bien políticos. Yo no soy parte del consejo político, habría que consultarlo a Catalina Pérez o al Consejo Político.

Queda la imagen de que, pese a todo, fue una nominación cupular.

Yo no lo veo así. Efectivamente podemos corregir algunos mecanismos, pero también el proceso sirve para…no sé, la compañera era sólo conocida más a nivel de dirigencia local,y se pudo exponer frente a todo el Consejo Metropolitano. Era importante pasar por esas instancias, más a nivel regional, de validación y discusión con los territorios, fue positivo para ambas. Y al revés, yo sí soy más conocida en la RM en mi partido, pero me sometí a un juicio del distrito en el que no había tenido ningún trabajo y tuve que llegar a convencer gente. Eso lo veo positivo. Y no veo que sea cupular, porque en el Consejo Político de RD tenemos más de 20 consejeros. No es un órgano designado, todos quienes están ahí, además, representan distintas tendencias. No puede leerse como una señal cupular, sino como decisión del órgano político.

Reconoce que Paz Gajardo tenía un conocimiento local y su figura es más nacional. ¿Fue un factor el conocimiento?

No, no creo que tenga que ver con el conocimiento. Sí puede haber influido más bien la trayectoria y no digo sólo en RD, sino más bien afuera. Tengo harta experiencia laboral en algunos espacios que siempre he estado tratando de incidir desde esas agendas: DD.HH., haber sido dirigenta del Colegio de Periodistas, he tenido harto trabajo con organizaciones. Esos criterios se consideraron. Y por cierto soy bien participativa en instancias del FA, y creo que eso también debe haber sido un criterio político. Pertenezco a la coordinación feminista del FA, he estado articulando a las mujeres de oposición.

De todas formas, usted estaba en condiciones más aventajadas para competir con Gajardo: pertenece a la directiva, coordina los territoriales de RD, ha participado de la Mesa Nacional del FA…

Depende, porque también, visto desde otro sentido, algunos veían con más ventaja a Paz, que ha sido dirigenta de la coordinadora No Más AFP y ex vocera de la Confech y eso sí es nacional. Me ha tocado trabajar muchas cosas juntas en el partido, entonces somos muy compañeras.

¿Son pares?

¿En qué sentido?

Incidencia en el partido, por ejemplo.

Probablemente no, porque además Paz lleva menos tiempo en el partido, pero sí formó parte del grupo de apoyo de esta directiva. Esto puede tener muchas lecturas, probablemente tenía una posición más desventajosa en el sentido, porque pese a haber integrado esta directiva y no ser parte de ese proyecto, yo me he sumado como una más al punto de que en este año, con Catalina participamos ambas en la Mesa del FA, pudiendo estar otro compañero en esa instancia. Me reconocen como militante disciplinada, no tiene que ver con los cargos. 

¿Qué le parece el recurso de protección de Renato Pizarro invocando la Ley Zamudio?

Cuando se invoca la Ley Zamudio un grupo que ha sido históricamente privilegiado como son los hombres en participación política, es absolutamente un contrasentido con el principio de esa norma y esa política. Espero que de verdad el recurso no prospere o genere jurisprudencia en el tema, porque significa un retroceso para cualquier acción afirmativa. 

Renuncia significativa de militantes, baja participación interna. ¿Cómo RD sale de su crisis?

Hay una proyección de nuestro déficit, como que algunos actores políticos contribuyen a exacerbar esta posición…

¿Quiénes?

En general, tanto la derecha como en la misma oposición es conveniente exacerbar las críticas respecto a un partido que igual tiene una corta historia, que igual ha estado en el ensayo y el error, que recién tiene su primera bancada parlamentaria, que no tiene municipios, que se va a probar recién en esta elección, que tiene muy pocas concejalías comparado con partido tradicionales. Nosotros hemos hecho disputas grandes con poco músculo, porque nos falta gente para fortalecer ese músculo. Más que crisis, diría que es un desafío abierto y, por cierto, tenemos que hacer ajustes y eso tiene que ver con hacer que nuestra militancia activa no sea tan laxa, tal vez se requiere más formación política.

(Recurso de protección de Renato Pizarro) “Cuando se invoca la Ley Zamudio un grupo que ha sido históricamente privilegiado como son los hombres en participación política, es absolutamente un contrasentido con el principio de esa norma y esa política. Espero que de verdad el recurso no prospere o genere jurisprudencia en el tema, porque significa un retroceso para cualquier acción afirmativa”.

The Clinic Newsletter
Comentarios