Presidenciales PS-PPD: el giro hacia el centro de Heraldo Muñoz que arrincona a Paula Narváez

Mayor énfasis en la seguridad ciudadana, rechazo explícito a la violencia y reforzar la propiedad de los fondos de pensiones para las personas, ha sido la estrategia adoptada en los últimos días por el ex Canciller a objeto de diferenciarse de su contrincante socialista, Paula Narváez. En el comando de la candidata, sin embargo, se preguntan sobre la "pertinencia" de este giro y si acaso responde a un plan B con miras a una apuesta senatorial.

Hay que conversar y analizar todos los escenarios”, dijo la noche del 07 de Marzo, en el programa Estado Nacional de TVN, la candidata presidencial del PS, Paula Narváez, respondiendo respecto a su postura frente a un hipotético escenario de nacionalizar los fondos de pensiones. El no haber descartado de forma explícita esta posibilidad, abrió un flanco de críticas desde el gobierno, mientras que permitió un margen de diferenciación de su contendor, el abanderado presidencial del PPD, Heraldo Muñoz.

“Obviamente me preocupa, sería una expropiación”, contrarrestó días después la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, en entrevista con radio Pauta. Esto forzó a que Narváez tuviera que reforzar su discurso respecto a la propiedad de los fondos, viéndose obligada a bajar algunos bemoles sobre su opinión inicial. “Confunde dialogar con expropiar”, replicó la ex vocera de gobierno, precisando que estaba a favor de “estudiar la desprivatización de la administración de cuentas individuales, sin alterar la propiedad de los cotizantes”.

Diferencias de opinión propias de actores políticos en trincheras distintas. Sin embargo, en el comando de Heraldo Muñoz tomaron nota y trazaron una definición: salir a decir cuánto antes y de forma intensiva, que el ex Canciller era opositor a la idea de se le expropiaran los fondos a los cotizantes de las AFP. Discurso que se ha mantenido hasta el día de hoy.

Desde entonces, el abanderado del PPD ha adoptado una línea discursiva de tono moderado, profundizando en materias que son banderas históricas de la centro derecha.

Muestra de ello fue un evidente contrapunto ocurrido esta semana. Mientras las directivas del PS y el PPD se reunían para intentar acordar un mecanismo que resuelva una candidatura presidencial conjunta entre ambos partidos -es decir, entre Muñoz y Narváez”-, a la misma hora Heraldo Muñoz visitaba el barrio Lastarria para reunirse con los locatarios del sector afectados por los hechos de violencia que circundan a Plaza de la Dignidad.

El candidato presidencial PPD, Heraldo Muñoz, recorriendo el barrio Lastarria para reunirse con los locatarios del sector.

En dicho encuentro, Muñoz lamentó “el drama que viven con la situación de violencia y desmanes”, proponiendo para el sector lo que rotuló como una “Ley Lastarria”, esto es, ayuda económica directa a los empresarios del sector turístico y gastronómico del histórico barrio patrimonial.

Un par de días antes, en tanto, Paula Narváez proponía llamar a plebiscito para definir el monumento que reemplace a la estatua del General Manuel Baquedano, mientras participaba del lanzamiento oficial de las candidaturas a alcaldes y concejalías para la comuna de Providencia. “Las redefiniciones son importantes y todos debemos estar a la altura del momento histórico”, argumentó Narváez.

“En el fondo, Heraldo fue a Lastarria a criticar a quienes lo rompen todo”, explica una fuente del comando de Muñoz. La apuesta estratégica del otrora diplomático es dirigir el discurso al electorado de centro, que apuesta a transformaciones, pero de forma moderada y sin violencia, explican las fuentes del equipo del candidato consultadas por este medio.

Un discurso que incluso el abanderado profundizó en entrevista con The Clinic el pasado viernes 12 de Marzo. “No sólo se trata de ganar, se trata de saber gobernar. En ese sentido, aporto experiencia, firmeza y serenidad, porque los tiempos que vienen son difíciles”, agregando que se debían hacer cambios “en paz, sin violencia, sin daño al ciudadano de a pie (…) con mano firme, pero al mismo tiempo con tranquilidad”.

Ese mismo viernes, en tanto, el candidato presentó sus propuesta programática titulada “Tu Derecho a Vivir Seguro”.

El oráculo de las encuestas: delincuencia y pensiones

Las proyecciones del entorno de Heraldo Muñoz son más que entusiastas. Primero, aseguran que las encuestas -tanto mediciones internas como de estudios públicos- le dan la razón al giro de ponderación que está haciendo el abanderado en temáticas que hacen mayor eco en los sectores moderados que en la izquierda más “principista”.

Un ejemplo es la última encuesta Cadem de este lunes 15. Allí, un 63% de los encuestados se manifestó contrario a una eventual nacionalización de los fondos de pensiones, con un 67% que estima que los fondos previsionales son propiedad de las personas.

Encuesta Cadem, segunda semana de Marzo. Estudio N-374.

Las fuentes agregan que la preocupación mayoritaria de un electorado preocupado por la seguridad ciudadana, tema que ha recrudecido por hechos delictuales amplificados por los medios de comunicación en los últimos días. Según la última encuesta Pulso Ciudadano, arroja que la primera preocupación de los chilenos es justamente la delincuencia (35,2%), seguido de Pensiones (32.3%)

Encuesta Pulso Ciudadano. Marzo 2021/Primera Quincena (9 al 12 de Marzo)

“Hay una reivindicación del orden público y la seguridad ciudadana. Es un tema que le cuesta mucho la izquierda, pero que cada día es más progresista ese tema, porque el desorden sólo perjudica al mundo popular”, comenta el presidente interino del PPD, Francisco Vidal.

Respecto a los acentos en el discurso de Muñoz frente a este tema, en contraposición a Paula Narváez, Vidal añade: “El tema rompe cierto ethos cultural de la izquierda. En mi opinión hay que ser más audaz en la gente que quieres representar. Si yo estuviera en el rol de Muñoz, haría lo mismo, pero por convicción. El desorden y la violencia no perjudica para nada a los dueños de Chile, perjudica al mundo popular”, aunque reconoce que esta estrategia tiene el riesgo de “ganar por el centro y perder por la izquierda”.

Para ello, en el entorno de Muñoz tienen medianamente perfilado al electorado al cuál se le está hablando en estos días de marzo: clase media emergente y grupos que votaron anteriormente por el Apruebo en el Plebiscito del 25 de Octubre, pero sin una identidad política marcada.

“Le Force Tranquille”

Fuera de la sociología, también están las coordenadas políticas. En el comando de Muñoz acusaron recibo de la entrevista de Paula Narváez a El Mercurio el pasado domingo 14, donde los guiños al Frente Amplio se leyeron cercanos a los elogios., no obstante la crisis orgánica de un bloque que aún no tiene definido una carta presidencial. “Tengo el más alto aprecio por el Frente Amplio, una fuerza joven, de recambio, muy interesante y muy valiente, que se hace cargo de una realidad país que cambió y donde las formas de hacer política no sintonizaba. Espero que podamos confluir en un proyecto común con ellos también”, afirmó Narváez.

“Esas declaraciones son totalmente contrarias al proyecto de Unidad Constituyente”, retrucan desde el “heraldismo”, donde reconocen que esas señales de Narváez al FA hicieron “madurar” la idea de diferenciarse de Muñoz desde una impronta de centro, en los contactos que mantuvo este fin de semana el equipo del abanderado PPD. Este diagnóstico, teñido de sorprendente optimismo, hizo que en su equipo comenzara a acuñarse la idea de “Le Force Tranquille” (La Fuerza Tranquila), lema de campaña que llevó a la presidencia de Francia al socialista Francois Miterrand en 1981. Un papel de “estadista” que le acomoda al candidato, reconocen en el PPD.

En este sentido, el diagnóstico de largo plazo del comando de Heraldo Muñoz es que el electorado de izquierda en una primera vuelta estaría disputado por un Daniel Jadue, que carga con el techo histórico de las apuestas electorales del PC, y los “nietitos” de Pamela Jiles, grupo ideológicamente líquido y que, sostienen las fuentes, sólo acudirá a votar en el entendido de que la diputada “abuela” esté en la papeleta.

Así, las fuentes agregan que la apuesta final es capturar al electorado de sensibilidad concertacionista, votantes históricos de la DC que lo hicieron por Piñera en las presidenciales del 2017, incluso alcanzando a liberales de derecha distantes de Joaquín Lavín.  ¿Un electorado que tal vez resuene para la candidatura de Ximena Rincón? Las fuentes añaden que el nexo de la senadora DC con Felices y Forrados será una mochila constante mientras se encuentre en la carrera hacia La Moneda.

“Quien logre dominar el electorado de centro, se transformará en una carta competitiva frente a Joaquín Lavín”, resume un dirigente que, pese a ello, reconoce que en este análisis se encuentra cada vez más difusa la idea de una preprimaria con Paula Narváez y donde la opción de una encuesta que propone el PPD, es rechazada por el PS. La idea de pasar directo a primera vuelta con el candidato es una tentación en sectores del comando, no reconocida en público ni formalizada por los ritos partidarios.

Todo esto, con índices en que Paula Narváez sigue sin remontar en su popularidad. En la última Cadem de este lunes, de hecho, el conocimiento de la sicóloga socialista crece cuatro puntos respecto al mes de febrero, de 45% a 49%, pero donde la aprobación a su desempeño político bajó otros tres puntos entre febrero y marzo: de 30% a 27%, mientras que en Foro Ciudadano, Paula Narváez -tampoco Heraldo Muñoz- aparecen en las respuestas espontáneas en el ítem Pensando en el futuro ¿Quién preferirías que sea el próximo presidente de Chile, excluyendo a Sebastián Piñera?

¿Apuesta a preprimaria o a una senatorial?

Desde el comando de Paula Narváez están al tanto del giro hacia el centro en el discurso de Heraldo Muñoz. Sin embargo, una fuente del comando de la candidata plantea interrogantes en la estrategia del ex Canciller, ya que la disputa inmediata entre Heraldo Muñoz y Paula Narváez sigue siendo la base militante PS-PPD que definirá, con un mecanismo aún incierto, la candidatura presidencial conjunta del llamado “Socialismo Democrático”.

“Esa base militante no quiere statu quo, quiere recambio y nueva Constitución, por más que Heraldo intente ser el Joe Biden chileno”, explica la fuente, quien asegura que el electorado de centro seguirá en la DC, partido con una maquinaria mayor a la del PPD.

Así las cosas, el dirigente duda de la “pertinencia sociopolítica” de la estrategia de moderación seguida por Muñoz, “salvo que esté pensando en una campaña senatorial. Ahí sí que ese discurso hace sentido”, remata.

Comentarios