Heraldo Muñoz, candidato presidencial del PPD: “Un columnista dijo que yo era medio aburrido, pero creo que el país va a necesitar algo de calma”

Heraldo Muñoz, candidato presidencial del PPD: “Un columnista dijo que yo era medio aburrido, pero creo que el país va a necesitar algo de calma”

El ex Canciller y postulante a La Moneda, subraya su perfil de abanderado serio, lejos del “festival del populismo”, pues sostiene que serán tiempos de garantizar gobernanza en un país en crisis y con futuro incierto. De paso, insiste en la autonomía de su partido para definir el mecanismo que resolverá la candidatura presidencial conjunta con el PS, desde donde siguen esperando, con ardiente paciencia, la idea de una preprimaria entre él y Paula Narváez.

La definición de una candidatura presidencial conjunta entre el PS y el PPD, es decir, entre Heraldo Muñoz y Paula Narváez, se ha convertido en un quebradero de cabeza entre las dirigencias de ambos partidos. En principio se hablaba de una preprimaria entre ambos abanderados, idea que languidece en las filas del PPD. Luego, el senador Guido Girardi propuso una primaria conjunta del “socialismo democrático” sin la DC, donde la Falange puso el grito en el cielo. Y esta semana, tal como adelantó The Clinic, desde el PPD sugirieron que se realice una encuesta para resolver entre Narváez y Muñoz, diseño que no convence nada ni el PS ni en el círculo de la ex vocera de gobierno.

No obstante el laberinto kafkiano que viven ambas colectividades, el candidato presidencial y presidente del PPD, asegura que la gente tiene otras prioridades, según concluyó luego de un viaje de 48 horas por la región de la Araucanía. “El tema presidencial no está en el radar, la gente que se moviliza políticamente está en las elecciones locales, concejales y alcaldes y constituyentes. La ciudadanía está preocupada de la sobrevivencia., de cómo va a enfrentar las deudas y la cesantía”, dice.

¿No le parece curioso ese desinterés presidencial?

El momento es de la Convención Constitucional, la gente está centrada en eso. En la nueva Constitución y en sus autoridades locales. Después del 11 de Abril, la percepción que yo tengo es que ahí se va a instalar plenamente la discusión presidencial y la gente le va a prestar más atención a las y los candidatos.

¿Cómo se definirá el candidato presidencial del “socialismo democrático” entre usted y la abanderada del PS, Paula Narváez? ¿Preprimarias o Encuesta?

Nuestra voluntad es llegar unidos a la primaria del 04 de julio, no sólo el PPD y el PS, sino que el Partido Radical, el PRO, Nuevo Trato e independientes. Lo he dicho en público y en privado y ahora, como dije que estamos concentrados en las elecciones del 11 de abril, ahí está nuestra prioridad. Será nuestro Consejo Nacional del PPD el que defina la modalidad de acuerdo unitario del PS y las demás fuerzas. Así que nosotros tenemos que definir democráticamente, no se le puede pedir a un partido otra cosa que no sea una consulta interna cuando hay diferentes posiciones. Y las hay dentro de nuestro partido.

Yo tengo el compromiso, sin embargo, de tener una candidatura unitaria de la izquierda socialdemócrata y eso lo voy a promover internamente, pese a quienes piensan distinto. Y tengo además el respeto que los militantes y los ciudadanos me han dado, porque fueron a votar por mí en una primaria abierta donde votaron casi 14 mil personas, de las cuáles al menos 4 mil eran personas independientes. Entonces, ese ejercicio democrático hay que respetarlo. De la misma manera, yo tengo que consultar la modalidad de la alternativa unitaria que, ojalá, lleguemos todos juntos al de Julio.

El PS se queja de que había un compromiso previo con ustedes, el PPD, de que el mecanismo para definir una candidatura presidencial conjunta sería a través de una preprimaria. En esas conversaciones, ¿le dejó claro a Álvaro Elizalde que ustedes debían consultar previamente al Consejo General de su partido?

Sí, eso se lo dije desde el inicio, que mi posición era tener un candidato único, pero que yo tenía que consultar al Consejo General. Entonces, me parece que cada partido hace lo que corresponde. Yo respeto totalmente que la candidata del PS haya sido elegida por su Comité Central, pero también se tiene que respetar el hecho de que yo fui elegido en una primaria abierta y ciudadana. Y de la misma manera, cuando uno asume un compromiso a nivel superior y hay discrepancias y un debate interno en el PPD sobre esa alternativa, se somete a la decisión democrática, eso no puede ser de otra manera. No se puede imponer desde arriba, particularmente después que ha habido una primaria abierta y ciudadana, hay que decidirlo democráticamente.

La candidata presidencial del PS, Paula Narváez, y su contrincante del PPD, Heraldo Muñoz, en la conmemoración del trigésimo noveno aniversario del asesinato de Tucapel Jiménez.

¿Su candidatura está más legitimada que la de Paula Narváez por haberse definido a través de primarias ciudadanas?

Francamente, no quiero opinar sobre comparaciones. Lo único que puedo decir es que este proceso interno fue bastante intenso, recorrí prácticamente todo el país, hablé con mucha gente, personas no militantes, y fue para nosotros fue un proceso inédito. Eso es lo único que puedo decir.

La idea de encuesta que ustedes proponen…

Mira, no quiero abundar en esta conversación porque, como dije, hay una decisión del Consejo General de determinar las modalidades de una candidatura unitaria. Y pueden haber distintas alternativas.

La jefa de campaña de Paula Narváez, Nivia Palma, acusó que “no estamos para acuerdos a puertas cerradas”. Y, en efecto, la idea de zanjar esto por una encuesta, al menos, reduce las posibilidades de debate programático.

Le insisto. La decisión de parte nuestra, será adoptada de manera democrática, en un Consejo General.

¿Por qué su partido fijó para el 17 de abril el Consejo Nacional que definirá el mecanismo para resolver la candidatura presidencial conjunta? En el PS acusan que así se acota demasiado los tiempos entre esa fecha y la inscripción de candidatos para la primaria legal (04 de Julio)

Eso fue una decisión de la mesa nacional, considerando que todos nuestros esfuerzos van a estar concentrados en las cuatro elecciones del 11 de abril, y que lo sensato era realizar ese consejo después de esa fecha. Convocar un consejo antes de eso, esa fue la decisión, sería muy difícil convocar a 300 consejeros que están involucrados activamente en distintas campañas, no parecía lo más oportuno, esa fue la opinión de la mesa. Y que había que esperar al 11 de abril.

Cuando usted expuso la idea de una encuesta en otra entrevista, ponía como condición tener “claridad” sobre la política de alianzas. ¿Tiene clara esa política de alianzas?

Sí. He sido bastante claro en promover, y me la he jugado por un referente amplio de la izquierda socialdemócrata. Y algo de eso se plasmó cuando conformamos la Convergencia Progresista de los tres partidos, el PS, el PPD y el PR. Pero eso es absolutamente insuficiente y desde hace mucho tiempo he estado en la idea, que compartimos varios, de crear un espacio de la izquierda democrática, que sean estos partidos, pero que se incluyan otros, como el PRO, los partidos que están en Nuevo Trato y muchas y muchos independientes. El gran desafío de la izquierda socialdemócrata es la participación de las y los independientes que están a la espera de la conformación de un polo, de un bloque, de un referente que puedan ser miembros, sin tener que pertenecer a un partido que integre ese bloque.

Ahora, esa es una coalición para el largo plazo. Eso no significa que no pueda haber alianzas electorales, pero me parece que ese sería el mejor camino para el PPD. Por cierto que estamos en un referente más amplio, la Unidad Constituyente, y habrá que ver cuan amplio es la discusión con otros partidos en función de principios, de valores y de programas.

¿Qué hacer con la DC? El senador Guido Girardi plantea la conformación de un referente progresista, pero sin la falange.

Encuentro legítima tu pregunta, pero esperaba que pudiéramos conversar de sustancia y futuro, porque como candidato presidencial tengo una responsabilidad frente a la ciudadanía de explicitar mis propuestas, no soy analista de coaliciones. Mi visión sería conformar un espacio del socialismo democrático que atraiga a mucha gente de izquierda que no tiene domicilio político hoy día, pero eso no significa que no podamos tener acuerdos con otros sectores progresistas, como la DC. Por eso mismo estamos en Unidad Constituyente.

¿Qué posibilidades hay de converger con el FA y el PC?

Siempre hay que conversar con ellos, siempre hay que dialogar. Pero no sé qué va a hacer el FA. Si va a una primaria conjunta con el PC, si el FA hará una primaria separada para elegir entre las candidaturas que se perfilan, no lo sé. Habrá que ver cuál es el escenario una vez que hayan tomados las decisiones, tanto en el FA como en el PC. Pero siempre hay que conversar, eso es consustancial a la política.

Buscamos llegar al más amplio acuerdo para la Convención Constitucional y fracasamos. Por lo menos yo, hasta el último minuto, insistí en una lista unitaria de los partidos de la oposición y los independientes. Y lamentablemente el PC dijo que no, que no querían. Que había que ir en dos listas y, además, algunos de ellos dijeron para qué vamos a ir con los “socialdémocratas neoliberales”.

Y la DC por el otro lado también decía lo mismo, que era mejor dos listas porque es mejor electoralmente, pero las dos posiciones convergían en imposibilitar una lista unitaria. Sobre la base de mínimos comunes para la Convención Constitucional, podríamos haber llegado a una lista unitaria. ¿Y cuál fue la consecuencia de haber fracasado por la posición de estos partidos? Es que llegamos en 6 listas o más. Siempre he sido partidario de la unidad más amplia, pero también hay que tener fundamentos, principios, valores, plataforma de ideas. ¿Vamos a hablar de mis propuestas?

Hablemos de sustancia y futuro. ¿Qué lo motiva ser Presidente de Chile?

No sólo se trata de ganar, se trata de saber gobernar. En ese sentido, aporto experiencia, firmeza y serenidad, porque los tiempos que vienen son difíciles. La gente reconoce en mi esa capacidad y experiencia. También capacidad de diálogo y de generar acuerdos: para los tiempos inciertos, es indispensable. Creo que tengo el conocimiento de lo que pasa en sectores populares, porque provengo de un barrio popular de Estación Central: conozco las tribulaciones de la clase media baja y nunca voy a olvidar de dónde vengo.

Acto de campaña por el Día de la Mujer, en el campamento El Esfuerzo de Maipú.

Tengo un compromiso con un desarrollo verde, con propuestas específicas y concretas. Ejemplos: de aquí al 2030, tener una matriz energética limpia, elevando los impuestos verdes para acelerar el cierre de las termoeléctricas, un Transantiago eléctrico al 2025 y expandirlo a las capitales regionales, subsidios para 100 mil techos solares en viviendas sociales. Son propuestas concretas que no veo en otros candidatos.

En la izquierda aseguran que el “modelo neoliberal” se agotó. ¿Coincide?

El modelo neoliberal fracasó rotundamente, el modelo convencional de desarrollo industrial hay que revisarlo, porque lo que importa hoy día es la economía del conocimiento. Cada vez es menos importante el capital físico, la mano de obra, de los recursos naturales. Necesitamos reformas estructurales hacia un nuevo modelo de desarrollo, y a mi juico se tiene que hacer en paz, sin violencia, sin daño al ciudadano de a pie que requiere dialogar mucho, llegar a acuerdos. Quiero avanzar hacia un estado de bienestar.

¿Fin de las AFP?

Hay que dejar atrás a las AFP y lo que propongo es un modelo mixto. Un modelo de seguridad social, porque lo que hay hoy día no es seguridad social. A mi me gusta el modelo de Suecia, donde la mayor parte de la cotización, está en ahorro colectivo. Por eso que los seis puntos de la cotización adicional a cargo del empleador, deben ir a ahorro colectivo, a un fondo solidario intra e intergeneracional. También debe haber un paquete de Equidad de Género, las mujeres reciben menos pensiones que los hombres, porque viven más y tienen lagunas al realizar tareas no remuneradas en casa.

¿Cómo resolvería el conflicto en la Araucanía?

La conflictividad en el Wallmapu ocurre en un contexto de siglos de discriminación y postergación, el camino no es la militarización sino que un proceso de diálogo con reconciliación plurinacional. Rechazo la militarización del Wallmapu y condeno la violencia, independiente de donde provenga. Ese diálogo debe conducir a un pacto por la reparación, que tenga como eje la restitución de tierras. Se debe reconocer a Chile como un Estado Plurinacional y Multicultural en la Convención Constitucional.

El movimiento feminista demanda “Aborto Libre”, con un rango de tiempo de interrupción del embarazo entre 12 a 14 semanas.

Plenamente de acuerdo. Soy partidario que las mujeres decidan si desean interrumpir un embarazo o no, porque no es la promoción del aborto, es la promoción de la libertad que las mujeres. 14 semanas parece lo razonable. En los primeros 100 días de un eventual gobierno mío, vamos a enviar un proyecto sobre la materia.

Usted lideró las negociaciones por Acuerdo TPP 11 cuando fue Canciller. Hoy, sin embargo, ha dicho que no es el momento para ese pacto. ¿Cuál es su postura real frente a este acuerdo?

El tiempo cambió, las cosas han evolucionado, la política es dinámica y cambiante, más aún la política internacional. El TPP 11 tenía sentido hace tres años, hoy esa realidad se ve sobrepasada por nuevos hechos. China ha manifestado que le gustaría entrar al TPP 11. Lo mismo que en Reino Unido. Una parte significativa de la población se opone a este tratado, a mi juicio es el Congreso el que tiene que decidir. Su ratificación tendría sentido después del Proceso Constituyente, no antes.

“Sé lo que es no llegar a fin de mes”

Usted dice que la gente le reconoce capacidad y experiencia, que tiene propuestas concretas, pero las encuestas le siguen siendo esquivas. ¿Por qué?

Si tú miras las encuestas, el apoyo a los presidenciales suma alrededor del 40%. El 60% no tiene ninguna opción definida, no saben ni responde básicamente. El momento presidencial se iniciará de manera plena después del 11 de abril. En el intertanto, no hay opiniones definidas en la opinión pública. Y las diferencias en las encuestas, la última que yo vi, Jadue tenía 6, Pamela Jiles tenía 5, Lavín 5, yo tenía uno. Entonces no digamos que tenemos diferencias muy significativas.

Y lo segundo es que estamos en un festival de populismo y yo no voy a caer en eso. Hay propuestas fáciles como reponer la pena de muerte, o expropiar los fondos de pensiones a los trabajadores, o sacarles las platas a los trabajadores desde el Fondo de Cesantía, como propone Joaquín Lavín. Entonces, prefiero ganar con ideas, sin populismo. Los ofertones populistas no van conmigo.

Sin embargo, las elecciones se ganan voto a voto.

Claro, pero espero que la ciudadanía en el momento de ir a votar, piense cual es la persona que va a conducir este país responsablemente, cuál es la persona que va a llevar que los cambios ocurran, con mano firme, pero al mismo tiempo con tranquilidad: el fuego artificial de corto plazo o la propuesta más contundente de un país mejor. Un columnista dijo una vez que yo era medio aburrido, pero creo que el país va a necesitar algo de calma.

¿Qué le queda de sus orígenes de Estación Central?

Lo que me queda, es que como soy una persona de izquierda, la izquierda siempre debe jugarse por los trabajadores…

¿Usted es de izquierda o de centro izquierda?

De izquierda socialdemócrata, esa es mi definición. O de socialismo democrático, cualquiera de la dos. Un líder de izquierda debe abordar los desafíos sin complejos, pensando en la gente de a pie, en los trabajadores que pierden sus empleos por los saqueos, emprendedores que no pueden resistir los ataques de la delincuencia y los violentos. Entonces, me queda la idea de que tengo que privilegiar la situación de los más vulnerables. Yo empatizo con ellos porque sé lo que es no llegar a fin de mes.

¿Hace cuánto que no va a su barrio?

Voy bien a menudo. De hecho, el lanzamiento de la campaña en octubre, fue frente al restaurante de mis primos, El Hoyo, en Estación Central. Está muy cambiado el barrio porque hay mucho negocio que se ha instalado ahora. Lo que era Meiggs, se ha extendido al sur, pero todavía están esos espacios del barrio antiguo y tengo familiares que todavía viven allí.

28 de Octubre del 2020. El presidente del PPD, Heraldo Muñoz, lanza su candidatura presidencial en el restaurant El Hoyo de Estación Central.
Comentarios
Sabía ud que... PINOCHO MENTÍA PORQUE ERA SU MADERA DE SER -------------------------------- Sabía ud que... ROBOCOP ERA UN TRABAJADOR APERNADO -------------------------------- Sabía ud que... ME SENTÉ EN UNA CALCULADORA Y AHORA TENGO CÁLCULOS RENALES -------------------------------- Sabía ud que... MI NUTRICIONISTA ME DIJO QUE COMIERA COSAS LIGHT, ASÍ QUE ME COMÍ UNA AMPOLLETA -------------------------------- Sabía ud que... ME INSULTARON POR ESTAR LEYENDO AL REVÉS, PERO YA DI VUELTA LA PÁGINA --------------------------------