Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Cosecha Propia

23 de marzo de 2021

Otro flanco para Narváez: a reparos de legisladores se sumó el Comité Central del PS por «soledad» de candidata

Narváez

El pasado jueves 18, la instancia abordó una crítica expuesta por diversas figuras del partido hacia la mesa liderada por el senador Álvaro Elizalde: la ausencia de la colectividad en la performance de la ex vocera de gobierno. A ello se suma los cuestionamientos cruzados entre legisladores, la candidata y la mesa del partido por el diseño de la campaña presidencial.

Por

El pasado jueves se realizó el último Comité Central del Partido Socialista donde un tema ineludible fue analizar la campaña presidencial de Paula Narváez, quien fuera ungida de forma unánime por la misma instancia a fines del mes de enero.

Esto, luego que la candidatura de la ex vocera ha registrado una modesta performance en los sondeos de popularidad y conocimiento. Pasan las semanas y Narváez aún no despega con los niveles de competitividad que una apuesta hacia La Moneda requiere.

Por lo mismo, el Pleno del PS -uno de los órganos de máxima facultad resolutiva- abrió la discusión sobre las debilidades que hasta ahora ha evidenciado la candidatura de la ex vocera de gobierno. Así, hubo un diagnóstico en el que coincidieron figuras que representan diversas sensibilidades al interior del socialismo: falta un apoyo mayor del Partido Socialista a la candidatura.

En este sentido, fueron varias las figuras que solicitaron mayor compromiso del PS con la campaña de Narváez. Desde la diputada Maya Fernández -disidente a la conducción de Álvaro Elizalde- hasta el ex senador y otrora factótum del partido, Camilo Escalona, más cercano a la mesa partidaria, además de otras figuras como Carmen Andrade -ex ministra Sernam- pidieron a la dirección del partido más apoyo en el despliegue de la candidatura.

A esta petición a la mesa se sumó un matiz planteado por Juan Pablo Letelier, senador y también integrante del Comité Central. El parlamentario planteó que, en lo inmediato, era mejor que el partido concentrara los esfuerzos en potenciar las candidaturas que se medirán en los comicios de abril -alcaldes, concejales, gobernadores y constituyentes-, pues serían estas candidaturas las que después servirán de soporte a la propia Paula Narváez.

Los cercanos a Narváez objetaron esta idea. Junto con perder tiempo más que valioso -recordar que hasta diciembre del año pasado la sicóloga estaba fuera del debate público-, también retrucaron con la idea de que la estructura del partido tiene la capacidad suficiente para potenciar las candidaturas de abril y a la propia Narváez, subrayan fuentes del PS.

La propuesta de Letelier, sin embargo, también abrió otro punto complejo y que ejemplificó los resquemores del narvaísmo. Los candidatos a alcaldes y concejales, por ejemplo, no estarían haciendo campaña asociándolo a la candidatura de Paula Narváez. Una fuente del comando de Narváez lo ejemplifica: “No se ve folletería institucional de Paula en las calles”.

Así las cosas, otro de los objetivos de aquella cita partidaria era prorrogar el mandato de la mesa por un año, debido a los eventos electorales del 2021. Fue allí que Fernández retrucó: ¿Cuál sería la estrategia de la mesa para reforzar a Narváez? No hubo respuestas concretas.

El momento de tensión, sin embargo, bajó su intensidad cuando el Comité Central acordó como una necesidad política del partido reforzar el despliegue de la candidatura de Narváez. Postura de la que el presidente de la tienda, Álvaro Elizalde -primer destinatario de estos cuestionamientos-, concordó en uno de sus discursos en la instancia partidaria.

Paula Narváez en modo selfie haciendo campaña en Osorno. 24 DE FEBRERO 2021. FOTO: FERNANDO LAVOZ /AGENCIAUNO.

Contrapunto: el PS y Bachelet

En el círculo Paula Narváez hay una crítica sostenida en lo que acusan un escaso involucramiento del partido en la campaña de candidata.

Así, desde el comando lo ilustran del siguiente modo: las actividades regionales en las que ha participado Narváez, en su mayoría han sido por iniciativa de los comunales y regionales del partido, y no por gestión de la mesa del PS.

Paula Narváez y el candidato a la reelección a la alcaldía de Renca, Claudio Castro. Martes 16 de Marzo.

En este sentido, las fuentes ponen como contrapunto cuando Michelle Bachelet retornó de Nueva York para asumir su segunda candidatura presidencial el 2013. Allí, el partido, entonces liderado por el ex diputado Osvaldo Andrade, puso a disposición todo el aparato del socialismo: instancias parlamentarias, secretarías temáticas, comunales, regionales, etcétera. Eran otros tiempos: Bachelet gozaba de una popularidad inédita, triunfando con el 62% de los votos.

Muestra de este malestar que predomina en el comando de Paula Narváez, fue una reunión que sostuvieron diputados y senadores del PS con la candidata el pasado sábado, donde estas recriminaciones fueron planteadas sin anestesia.

Arturo Aguirre: otro foco de tensión

Otro momento de tensión fue la renuncia al partido del candidato a la reelección en Cerrillos, Arturo Aguirre, acusado de abuso y acoso sexual según denuncias recogidas por Ciper. Este tema también se discutió con intensidad en la instancia partidaria del pasado jueves.

El Comité Central discutía la inminente expulsión de Aguirre, cuando Elizalde -sostienen las fuentes- constató que no podía resolverse el futuro partidario de Aguirre ya que faltaba quórum para ello: muchos de sus integrantes figuraban desconectados del encuentro telemático, sin lograr los 2/3 de la instancia, según la normativa interna del partido.

Fue Carmen Andrade quien presionó a la mesa para adoptar una definición. Así, propuso que fuera la Comisión Política del partido la que resolviera la salida de Aguirre de la militancia PS. Andrade, comentan las fuentes, sostenía que sería incomprensible para la opinión pública que finalizara el Comité Central sin haber tomado alguna decisión ante una figura de la cual la propia Paula Narváez solicitó al partido que se le expulsara, dado su declarado feminismo.

En eso, la mesa informó al Comité Central que Arturo Aguirre había resuelto renunciar al PS. De todas formas, el Pleno del PS decidió pedirle al Tribunal Supremo de la colectividad que sacara de los registros al candidato, lo que finalmente ocurrió.

Con todo, desde el comando de Paula Narváez evitaron referirse a un Comité Central que, al menos, dejó un sinsabor en los cercanos a la candidata. “Por respeto a la militancia, el comando no va comentar por la prensa los detalles de un encuentro interno de trabajo como es un pleno del comité central del partido”, dijeron desde el equipo de Narváez a The Clinic.

Notas relacionadas

Deja tu comentario