Cónclave sin los “Master Chef”: Oposición pone fecha a encuentro con mundo social para blindarse ante críticas por cocina en “mínimos comunes”

En reunión convocada anoche por la presidenta del Senado, Yasna Provoste, a los jefes de bancada de la oposición, se acordó llevar a cabo un encuentro amplio con actores sociales para evitar la imagen de una “cocina” con el gobierno. La cita sería realizada entre este viernes 7 o el sábado 8 de mayo.

Ha sido un fantasma al acecho: que las tratativas sobre la denominada “Agenda de Mínimos Comunes” entre la oposición y el gobierno se asemeje a una “cocina”, ese espacio de supuestas transacciones políticas espurias, siempre entre gallos y medianoche, y que tanta irritación genera en los sectores duros de la izquierda y el movimiento social.

Por lo mismo, en una reunión convocada anoche martes 4 de mayo por la presidenta del Senado, Yasna Provoste, junto a los jefes de bancadas de oposición, se acordó realizar un “cónclave” amplio del sector, que incorpore a representantes del mundo social. Esto, a objeto de analizar los puntos que hasta ahora están sobre la mesa -un IFE ampliado al 100% del Registro Social de Hogares, ayudas económicas a las pymes y revisar exenciones tributarias- y trazar una contrapropuesta común para ser presentada al gobierno. También, desde luego, dotar de mayor legitimidad el canal de conversación sostenido con La Moneda.

La idea es realizar el encuentro el viernes o el sábado, lo que estará sujeto a la disponibilidad de los actores sociales y a la agenda legislativa de la Cámara de Diputados. Desde luego, el encuentro será telemático.

“Es una buena cosa que las bancadas tengan discusión con actores sociales. Como lo dijo la presidenta el Senado, lo que estamos haciendo es consultar con las organizaciones sociales y no esperar que el gobierno nos entregue sus ideas. La consulta con las organizaciones sociales es fundamental”, comenta al respecto el jefe del comité de senadores PS, José Miguel Insulza.

El jefe de bancada DC, diputado Daniel Verdessi, complementa: “Acordamos gran cónclave de oposición y la sociedad civil, cuyo objetivo es salvar a Chile. La senadora Provoste piensa que no podemos hacerlo de espaldas a la ciudadanía. Con esto de la cocina, tenemos que hacerlo de cara a la ciudadanía y con responsabilidades concretas, sin exclusiones”.

La diputada de Nuevo Trato, Natalia Castillo, sostiene que el cónclave también responde a la crisis institucional que genera un gobierno en extremo debilitado. “Cuando el Presidente ha dejado de gobernar, el Congreso tiene la responsabilidad de asumir un rol en esto. Por eso es vital para construir propuestas que puedan ser de consenso en la oposición, escuchar también a los actores sociales que han venido levantando inquietudes desde hace tiempo, pero que nunca han tenido el espacio institucional para poder levantar sus demandas. Por eso esta conversación será en el espacio institucional del Senado”, dice la legisladora, también presente en la cita opositora de anoche.

¿Salvavidas o sentido republicano?

Otro tema discutido en el encuentro de anoche, fue el eventual costo para la oposición de mantener un canal de diálogo con un gobierno que marca niveles históricos de desaprobación, ante lo cual se estaría proyectando la imagen de estar lanzando un “salvavidas” a una administración impopular y que va en cuenta regresiva.

Prueba de ello fue que a la cita de anoche no asistió ningún representante del Frente Amplio. Incluso, la diputada de Comunes, Claudia Mix, dio luces de este resquemor en La Tercera: “No somos parte y no hemos sido parte de ninguna reunión de mínimos comunes y de ningún tipo de acuerdo con el gobierno. Lo que estamos dispuestos a discutir es dentro del marco del debate del trabajo legislativo en la Cámara de Diputados y Diputadas”, dijo la legisladora. Y si bien el diputado PC Amaro Labra había confirmado su asistencia, finalmente tampoco hubo representantes del comunismo.

Consciente de ello, la senadora Provoste lo resumió así: “Entiendo las desconfianzas, porque yo también las tengo”, dijo en entrevista con radio Universidad de Chile.

“Nadie está en función de lanzar un salvavidas al gobierno, pero separamos las cosas. Queremos avanzar en temas urgentes para la ciudadanía y el Proceso Constituyente, hay un interés superior. Por eso algunos no somos partidarios de hacer una tremenda agenda”, señala a The Clinic el senador PPD Guido Girardi, uno de los principales promotores del diálogo de “mínimos comunes” que lidera Yasna Provoste.

En este sentido, Castillo sostiene que pese al avance de este esfuerzo de acuerdos, no anula el hecho de que en el Congreso avance en su tramitación proyectos clave para la oposición, pero que no están estipulados en la agenda con el gobierno. “Hay cuestiones que vamos a seguir impulsando desde el Congreso, como los proyectos de royalty e impuesto a los súper ricos, los que no están en discusión porque no son parte de ninguna negociación”.

Con todo, en la oposición persisten las interrogantes y críticas a lo planteado por el Ejecutivo en la última minuta de propuesta socializada con la oposición: la ampliación del IFE al 100% de las personas inscritas en el Registro Social de Hogares sigue dependiendo de quienes figuren en ese catastro, las medidas tributarias son acotadas y no ha sido profundizado el financiamiento de la propuesta, destacan en la oposición. Ejemplo: el apartado “Aumento de la emisión de deuda pública” consta de apenas tres líneas, sin entrar en mayores detalles.

“El cónclave será para fijar elementos en una contrapropuesta de la oposición a lo ya planteado por el gobierno, que no generó nada de entusiasmo y sobre lo cual hay muchas dudas”, remata el jefe de bancada PPD, diputado Raúl Soto.

Los primeros nubarrones que complican la “Agenda de Mínimos Comunes”: Cotización Adicional para las AFP y Proyecto de Renta Básica Universal
Comentarios