El que la sigue, la consigue: Aldo Cornejo regresa al Congreso como el brazo jurídico de Yasna Provoste

Luego de tres años fuera del Parlamento, el ex diputado y alcalde DC vuelve al Parlamento como Asesor Jurídico de la presidenta de la Cámara Alta. “La presidenta me encarga temas institucionales”, explica sobre su rol acompañando a quien lidera las negociaciones con el gobierno sobre la “Agenda de Mínimos Comunes”.

Ha sido la figura que ha liderado las conversaciones con el gobierno en la llamada “Agenda de Mínimos Comunes” y, además, se ha instalado -de facto- como eventual carta presidencial al articular ante el Ejecutivo una oposición sumida en la fragmentación. Así, la presidenta del Senado, Yasna Provoste, se ha convertido en la figura política protagónica por estos días, generando un quebradero de cabeza en la directiva de su partido, la DC, colectividad que ya definió a la senadora Ximena Rincón como su carta presidencial, pero que al igual que el resto de los abanderados de Unidad Constituyente, no ha logrado remontar en los sondeos de opinión.

Cónclave sin los “Master Chef”: Oposición pone fecha a encuentro con mundo social para blindarse ante críticas por cocina en “mínimos comunes”

Provoste, en tanto, ha insistido que una aventura hacia La Moneda no forma parte de su planes, a la vez que ya armó su equipo político para navegar en este complejo 2021 donde la tensión institucional entre el Poder Legislativo y La Moneda se corta con tijera. Es así que en su círculo de confianza destaca una figura familiar en los pasillos del Congreso: el ex diputado falangista, Aldo Cornejo.

Esto, luego que Provoste contratara al otrora parlamentario como su asesor jurídico para acompañarla en su gestión al mando de la Cámara Alta con una remuneración de $1.7 millones brutos, según fuentes conocedoras del contrato de Cornejo el que, en todo caso, aún no ha sido difundido en la sección “Transparencia” del sitio web de la corporación.

“Trabajo con Yasna y veo los temas jurídicos. Estoy contratado, presto asesoría a la presidencia del Senado”, confirma Cornejo a The Clinic.

Quien fuera también alcalde de Valparaíso, profundiza sobre sus labores al lado de Provoste. “La presidenta me encarga temas institucionales. He estado viendo temas jurídicos, de convenios, ese tipo de cosas, respecto de los cuales ella debe tener una opinión porque normalmente son temas que trata la Comisión de Régimen Interno”, explica.

Así, Cornejo logra estar en la cúpula de ese poder del Estado, luego de una truncada postulación al doble cargo de prosecretario y tesorero de la Cámara Alta durante 2019, luego que perdiera en su candidatura senatorial el 2017 con apenas un 2,5% de los votos. Un proceso complejo que se cruzó con variantes políticas que dificultaron la permanencia de Cornejo en el Parlamento.

Ese 2019 se abrió la vacante para ocupar el cargo de Secretario del Senado, donde los postulantes preseleccionados eran la ex subsecretaria de Hacienda, Macarena Lobos, los funcionarios de carrera María del Pilar Silva y Julio Cámara, y el ex fiscal regional Raúl Guzmán quien, al final, se quedó con el cargo. En este sentido, en los códigos internos del Senado se sobreentendía que al ser Guzmán una figura externa a la plantilla de funcionarios del Senado, se abría la posibilidad para que en el cargo de prosecretario de la institución pudiera instalarse otro personero “de afuera” de la Cámara Alta.

Esto, en paralelo a la decisión de la Comisión de Régimen Interno del Senado de dejar como finalistas a cuatro personas para la prosecretaría, en un concurso público que, sin embargo, no incluía a Aldo Cornejo. Entonces se hicieron sentir las presiones del comité de senadores DC para incluir a dos nombres de su confianza en la recta final para el cargo: el contralor interno de la Universidad de Valparaíso, Cristián Moyano, y a Aldo Cornejo.

Lo anterior generó cuestionamientos debido a que quedó en evidencia el cuoteo político que se estaba generando para llenar esa apetecida vacante, la cual tiene por remuneración bruta una cifra cercana a los $14 millones. Sin embargo, el proceso se declaró desierto para que semanas más tarde fuera designado el funcionario Roberto Bustos, entonces secretario de la comisión de Hacienda y director de comunicaciones del Senado.

Una intrincada trama que para Aldo Cornejo, además, se complejizó al conocerse antecedentes del llamado “Caso Tragamonedas”, sostienen fuentes de la oposición, donde empresarios del rubro participaron del financiamiento irregular de la política a cambio de una legislación favorable a sus intereses.

Por entonces, trascendió la transcripción de una escucha telefónica de la Brigada de Delitos Económicos de la PDI , según informe del Ministerio Público, donde se revela una conversación entre Carlos Tudela, lobbista de la Fiden -gremio de la industria tragamoneda- y Jaime Carihual, ex presidente de la agrupación, quienes por entonces impulsaban un proyecto de ley para regular al sector. “Aldo nos puede ayudar mucho”, decía parte del diálogo que por esa fecha trascendió a los medios. Meses después, el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, a petición del Ministerio Público, resolvió levantar el secreto para las cuentas bancarias de Cornejo por presunto pago de coimas. En todo caso, el ex parlamentario negó haber solicitado recursos al gremio y realizar gestiones a favor de la industria.

De eso ya han pasado así dos años. Aldo Cornejo, en tanto, salió de la primera línea política para dedicarse al libre ejercicio de su profesión de abogado. Todo cambió en marzo de este año, con el cargo que le ofreció Yasna Provoste.

¿Volvería a postular al cargo de prosecretario del Senado? “No tengo ningún interés en volver a postular si ese cargo se concursara, cosa que veo extraordinariamente difícil, porque la persona que actualmente desempeña el cargo de prosecretario y tesorero es un funcionario de carrera, respetado y querido por los funcionarios. No está en mis planes”, asegura Cornejo.

Aldo Cornejo y Yasna Provoste en la Cámara de Diputados. FOTO:PABLO OVALLE ISASMENDI / AGENCIAUNO

La Guacha DC

La relación entre Aldo Cornejo y Yasna Provoste viene consolidándose desde hace algunos años. Un punto geográfico de coincidencia fue Valparaíso, ciudad donde Cornejo realizó prácticamente toda su vida profesional y política en la DC durante los años 80, época donde Yasna Provoste salía de su Vallenar natal para estudiar Pedagogía en Educación Física en la Universidad de Playa Ancha, lugar donde la actual senadora fue presidenta del centro de alumnos de su carrera e integró la Federación de Estudiantes de la UPLA.

Décadas después, Provoste y Cornejo volvieron a coincidir, esta vez en la Cámara de Diputados. Fue durante la presidencia de la senadora Carolina Goic al mando del partido (2016-2017), que la corriente interna “los chascones” -de sensibilidad progresista, con figuras como Yasna Provoste y Víctor Torres-, hicieron oposición a la conducción partidaria de Goic. Para ello, se aliaron a un sector de los denominados “los guatones” (Aldo Cornejo, Jorge Pizarro), corriente dividida ante algunas tesis que por entonces dominaron en la falange de la mano de “los colorines” (Carolina Goic, Fuad Chahín) y uno de los próceres del “guatonaje”, Gútenberg Martínez: enfatizar la “identidad propia” de la DC dentro de un conglomerado con hegemonía de izquierda -La Nueva Mayoría-, lo que tuvo como consecuencia que el partido llevara una candidatura presidencial propia hasta la primera vuelta de la elección presidencial del 2017, sin medirse en una primaria interna con los otros candidatos de la entonces coalición de gobierno. El resto, se sabe, es historia.

A esa alianza entre “guatones” y “chascones” el argot interno de la DC la sintetizó con el apodo de “La Guacha”.

FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIAUNO

Un intenso pasado coincidente, con ires y venires, y que ahora tiene a Yasna Provoste como la figura más fortalecida de la oposición y con un asesor jurídico de su plena confianza. “Yo estaba en mis temas privados y no me pude negar a colaborar con una persona que le tengo mucho cariño y admiración, lo hago con mucho gusto”, explica Cornejo quien, de paso, descarta cualquier posibilidad presidencial de su jefa directa.

“Ella no es candidata, está cumpliendo un rol institucional, que es un rol político naturalmente, pero no tiene que ver con ninguna aspiración de carácter presidencial. Yo soy DC y la presidenta del Senado igual y la DC, en su momento, ya resolvió el tema de candidaturas presidenciales. Hay que recordar que en pocos días más se inscriben los candidatos a la primarias legales, de modo que desgraciadamente ha habido una confusión, que creo que no es de mala leche. Yasna está 100% volcada al rol institucional y ese rol produce lecturas y efectos políticos, pero en el caso específico de la candidatura, y lo digo con conocimiento de causa, no tiene ningún asidero, ninguno”, sostiene Cornejo.

Comentarios
Sabía ud que... Meghan Markle jamás viviría en la comuna de la Reina. -------------------------------- Sabía ud que... Los zancudos antivacunas temen chupar el chip. -------------------------------- Sabía ud que... Cuando a las papas las vacunan las convierten en papas chip. -------------------------------- Sabía ud que... Cuando me sale mal la ensalada hago morrón y cuenta nueva. -------------------------------- Sabía ud que... Los transfóbicos odian el ajedrez porque el peón en la octava casilla se convierte en dama. --------------------------------