El PS, FA y PC exploraron un acuerdo sobre primarias presidenciales conjunta por un veto al PPD y una lista parlementaria que se rechazó

La oposición en el teatro del absurdo: 13 escenas clave del quiebre entre el PS, FA y el PC

Durante la jornada de ayer, se entendió que el Partido Socialista había alcanzado un acuerdo con Apruebo Dignidad (PC y FA) para inscribir una primaria presidencial conjunta entre Paula Narváez, Daniel Jadue y Gabriel Boric. Sin embargo, el pacto se quebró en una reunión clave en la sede de RD, donde el veto al PPD y el Partido Liberal -colectividades que previamente habían apoyado la candidatura de Narváez, bajando a sus respectivos candidatos- y la negativa a cerrar una lista parlamentaria conjunta, quebró lo que prometía ser un hecho histórico. Aquí, los pasajes claves de una frenética jornada donde abundaron las recriminaciones y la fragmentación opositora.

1-Primera alerta: Daniel Jadue no se imagina con Heraldo y Rincón. En la mañana de ayer, miércoles 19, el candidato presidencial del Partido Comunista, Daniel Jadue, advierte sobre un punto que en ese momento ya estaba en circulando en los pasillos de la izquierda: una eventual primaria amplia entre Paula Narváez (PS) y Apruebo Dignidad, es decir, con Gabriel Boric (Convergencia Social) y el Partido Comunista representado en su figura: “No me imagino una primaria con Heraldo y Rincón”, dice en entrevista con radio Infinita.

2- Vidal apoya a Narváez en medio de “conversaciones” con el FA y el PC. En un extenso punto de prensa realizado pasado el mediodía, el candidato presidencial de Nuevo Trato, diputado Pablo Vidal, entrega su apoyo a la candidata presidencial del PS, Paula Narváez. El anuncio se realiza en la sede del Partido Socialista y lo acompañan, entre otros, la diputada Natalia Castillo y el alcalde reelecto de Renca, Claudio Castro. Por entonces ya había trascendido una información: la Comisión Política del PS había resuelto ampliar el horizonte de un primaria presidencial fuera de Unidad Constituyente. En simple: privilegiar una primaria con Apruebo Dignidad (Daniel Jadue y Gabriel Boric) por sobre una medición con Heraldo Muñoz (PPD) y lo que vaya quedando de la DC. En ese minuto, Ximena Rincón era la candidata presidencial de la Falange por el 60% de los votos de la Junta Nacional. Su figura no convencía al PS ni al PPD. 

Todo indicaba que ese esfuerzo unitario de la izquierda ya se estaba construyendo en pilares de baquelita. A las dudas que en la mañana de ayer expresó el también alcalde de Recoleta, se sumó otra declaración de la presidenta de Convergencia Social, Alondra Arellano, difundida en el chat de prensa del Frente Amplio en Whatsapp, quien demarcó fronteras para el posible acuerdo de primarias opositoras: sólo con el PS. “Todos sabemos que durante las últimas semanas, tanto la DC como el PPD insistieron en excluirnos al Frente Amplio y el Partido Comunista dentro de esa primaria, y ahora que el país les dio la espalda, intentan decirnos que están de acuerdo con incluirnos en esa primaria. Llamamos al PS a sumarse al sector del apruebo que realmente está con las transformaciones del país, y definirse bajo el paraguas antineoliberal y feminista”, dijo. 

Con esas dudas a la vista y tras el apoyo de Pablo Vidal a Paula Narváez, el presidente del PS, Álvaro Elizalde, reconoce “conversaciones con el resto de los partidos”, pero enfatiza en un concepto que, con el paso de las horas, resultará clave: “Vamos a insistir en una primaria sin exclusiones”. Agrega que esto incluía un “acuerdo parlamentario”. Elizalde asegura que “son conversaciones que están ocurriendo”, y que están a la espera de la respuesta de los futuros y probables aliados: FA y PC. 

3-Heraldo Muñoz apoya a Paula Narváez. A las 16:00 avanzan por la calle Paris, centro capitalino, el presidente interino del PPD, Francisco Vidal, y el senador y factótum de la colectividad, Guido Girardi. Caminan a paso cansino, mirada cabizbaja, en una actitud que limita en la derrota. Razones habían: la colectividad había resuelto bajar a Heraldo Muñoz de la candidatura presidencial, para entregar su apoyo a Paula Narváez, por lo que pronto llegaría también el propio ex Canciller a la sede PS para formalizar el respaldo a la ex vocera de gobierno.

Muñoz llegaría una hora más tarde. En el punto de prensa, informa que él y su partido apoyarán a Narváez, entre otras cosas, porque “son tiempo de mujeres”. Ante las cámaras, le entrega un documento titulado “Prioridades Programáticas”, el plan de gobierno que el otrora diplomático tenía pensado para Chile. Cunden las sonrisas, las fotos y los agradecimientos entre los implicados.

Heraldo Muñoz le entrega su apoyo a Paula Narváez y le comparte su programa de gobierno. A juicio del FA y el PC, esta imagen sería el inicio del fin para un posible acuerdo. FOTO: DIEGO MARTIN/AGENCIAUNO

4-Junta Nacional DC: gestiones para bajar a Rincón y subir a Provoste. Luego de una traumática Junta Nacional realizada la noche del martes 18 -de la que salió renunciado el entonces presidente del partido, Fuad Chahín, y que incluso debió ser suspendida-, la instancia partidaria se retomó ayer a las 15:00 horas. La dirigió la presidenta interina, Carmen Frei, y tuvo por objeto volver a discutir la pertinencia de mantener a la candidata presidencial del partido, Ximena Rincón, la que no concita la unanimidad del partido y que es rechazada por las dirigencias del PS y el PPD.

De hecho, luego de una hora, la instancia fue suspendida para intensificar las gestiones para que Rincón desista de su candidatura. Pasadas las 17:00, Rincón se conectó a la sesión telemática de la Junta Nacional y anuncia que baja su candidatura. Fuentes presentes en ese espacio partidario, sostienen que Rincón enfatizó que lo hacía porque no se sentía del todo apoyada por su partido. Luego, se difundió la carta de Rincón a la Junta Nacional. Hay un punto de ese mensaje que es quemante: identifica con nombre y apellido a quienes vetaron su apuesta hacia La Moneda.

“Esta mañana me ha llamado la presidenta del partido, la estimada camarada Carmen Frei, para notificarme que nuestros socios, a través de Álvaro Elizalde y Heraldo Muñoz, le habían dicho que la única manera de ir a primarias con la DC era que yo depusiera mi candidatura presidencial”, dice un extracto del documento.

Desde ese minuto, la Junta Nacional se vuelca a esperar la respuesta de la presidenta del Senado, Yasna Provoste, a quien se le había solicitado asumir el vacío presidencial.

Tragedia griega en la DC: desde acusaciones de “falta de respeto” hasta intentos de “sacarse los ojos hacia adentro”

5- La doble negativa de Provoste. La presidenta del Senado, Yasna Provoste, por segundo día consecutivo se niega a una candidatura presidencial de última hora. En un punto de prensa desde la Cámara Alta, lee una declaración en la que no hay espacio para preguntas. “Hoy debemos construir unidad y escuchar de manera sincera al país. No pensar en candidaturas ni en aventuras personales, por mucho que los plazos legales presionen”, dice, agregando una dosis de sentido común: “Las cosas tienen su tiempo y cada día su afán”.

A esas alturas, quedaba despejada la posibilidad cierta de un acuerdo amplio de la oposición en materia presidencial, con una marcada inclinación hacia la izquierda. Usuarios en redes sociales con sensibilidad de izquierda, manifiestan un optimismo con cierta nostalgia de tiempos pretéritos: moría el llamado “Eje Histórico” de la Transición entre la DC y el PS, siendo que el socialismo ahora se reencontraría con el Partido Comunista, alianza que protagonizó buena parte del Siglo XX y que tuvo su punto cúlmine, épico y dramático, durante el gobierno de la Unidad Popular.

6-Reunión clave en RD. Mientras la DC daba sus últimos estertores en materia presidencial, el presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, junto al secretario general de la colectividad, Andrés Santander, se dirigen a la sede de Revolución Democrática a sellar lo que era un acuerdo histórico: una primaria presidencial de izquierda entre Paula Narváez, Daniel Jadue y Gabriel Boric. Allá lo esperan todos los dirigentes del Frente Amplio.

Fuentes presentes en esa cita remarcan que Elizalde no alcanzó siquiera a tomar asiento en la mesa de negociación, cuando reforzó los últimos acontecimientos respecto a su abanderada: Paula Narváez es la candidata del PS, y también del PPD, Nuevo Trato y el Partido Liberal.

Aquí comenzaron los problemas, cristalizando las dudas ya evidenciadas por el Partido Comunista y Convergencia Social durante la mañana. Fuentes del Frente Amplio insisten en que el acuerdo era sólo con el Partido Socialista-Paula Narváez, no con el resto de las colectividades. En tanto, fuentes del PS aseguran que esto les fue informado en un Zoom que habían sostenido la dirigencia de Apruebo Dignidad con la jefatura PS alrededor de las 14:00 horas de ayer, donde se había remarcado que el acuerdo sería “sin exclusiones”, y que la candidata ya contaba con el apoyo formal el PPD, Nuevo Trato y el Partido Liberal.

Sobre la mesa de negociación, había un documento sin título y de apenas cuatro párrafos sintetizados en un cuarto de carilla. Los puntos remarcan que los candidatos para la primaria serían Boric, Jadue y Narváez, con el compromiso de impulsar un programa de gobierno “antineoliberal, feminista, ecologista, regionalista, popular”. Luego del texto, las firmas de todos los dirigentes de Apruebo Dignidad, donde dejaron un espacio en blanco para “Álvaro Elizalde, Partido Socialista”.

Desde el FA y el PC les remarcaron que el acuerdo no incluía al PPD, Nuevo Trato ni al Partido Liberal, tampoco un acuerdo parlamentario. Es decir, de sumarse el PS al acuerdo, debían previamente desconocer el apoyo de los otros partidos -dos de ellos ex frenteamplistas- que horas antes le habían entregado a Paula Narváez, para sumarse a las primarias con ellos. Los dirigentes PS se mostraron desencajados, hay versiones que incluso afirman que hubo alzas de voz. Las fuentes agregan que Convergencia Social, representada en Alondra Arellano, fue una de las más críticas ante la diferencia de posturas, mientras que los jerarcas del PC, Guillermo Teillier y Lautaro Carmona, mantuvieron distancia y silencio

Por cerca de 40 minutos, Elizalde y Santander esperaron una respuesta afuera de la sala de reuniones donde el FA y el PC estaban reunidos, a petición de los dueños de casa. Luego, abandonaron el lugar, dando por abortado el llamado “acuerdo histórico”. Ambos se devolvieron al PS masticando un concepto: “indigno”.

7-Paula Narvez acusa una “farra”. En la sede del PS, en tanto, Paula Narváez abandona su característico tono conciliador de inspiración hinduista, para dar una dura respuesta a sus entonces amigos del PC y el Frente Amplio. “Lamentablemente nuestros esfuerzos honestos, anclados realmente en el interés superior del país de construir unidad, han sido farreados por el Frente Amplio y el Partido Comunista. Hemos sido notificados de un veto a quienes han apoyado hoy día mi candidatura. Son ellos los llamados a explicar por qué hablan de unidad y luego no la practican y, con qué derecho, vetan a fuerzas democráticas cuyo único interés es trabajar por Chile en un proceso democrático abierto y transparente, como es una primaria legal”, acusa Narváez, acompaña de la dirigencia de su partido, Nuevo Trato y el Partido Liberal.

“Se necesita seriedad, se necesita honrar la palabra, se necesita ser transparentes y tener el mismo discurso en lo privado que en lo público”, agrega.

A ese momento se suman desesperadas gestiones para retomar una primaria presidencial con lo que va quedando de Unidad Constituyente. Álvaro Elizalde se comunicó con Eugenio Ortega -hijo de Carmen Frei- para explorar una primaria con la DC, partido ya prácticamente en el suelo y abandonado previamente por su socios históricos. Ocurrió lo esperable: luego de forzar que se bajara Rincón y que por segundo día consecutivo Yasna Provoste se negara a sumarse al diseño, desde la DC le dijeron que ya no había ninguna posibilidad. En el PPD, en tanto, se analizó la situación en llamados y encuentros telemáticos para ver si Heraldo Muñoz retrocedía para inscribir su candidatura en una primaria. Por cierto, tampoco ocurrió.

8- RD y tuits crípticos rechazando los vetos. En tanto, dirigentes de Revolución Democrática utilizaron sus respectivas cuentas de Twitter para referirse al quiebre, lo que reforzó versiones sobre que este partido no era partidario de vetar a los nuevos socios de Paula Narváez. “Juntamos firmas con un objetivo claro liderado por @gabrielboric No es tiempo de exclusiones, tenemos la oportunidad de transformar Chile y construir mayoría, que sea el pueblo el que decida. No nos equivoquemos, la oportunidad es la primaria amplia. Esto no ha terminado”, dice la presidenta de RD, Catalina Pérez. Mensajes similares, donde remarcaban una negativa a los vetos, publicaron el diputado Miguel Crispi, el senador Juan Ignacio Latorre. La diputada Maite Orsini, en tanto, se sumó a la mensajería en 140 caracteres, en un post que finalizaba “no estamos por vetos”. Luego, eliminó la publicación.

9- La visita nocturna de Girardi al PS. Pasadas las 22:00 horas, el senador Guido Girardi se baja de su camioneta -conducida por un chofer- y con su habitual talante zen, se dirige a tocar la puerta de la sede del PS, donde a esa hora estaba encerrada su dirigencia tratando de cuadrar el círculo. No alcanza a tocar el timbre cuando la puerta se abre, encontrándose de sopetón con socialistas desmoralizados que abandonaban el lugar. Girardi ni alcanza siquiera a entrar, cuando le notifican con apuro “Vamos al Servel a inscribir”. Nota: faltaban apenas dos horas para que venciera el plazo legal de inscripción de las primarias legales.

10- Carlos Maldonado, llanero solitario en el Servel. A las 22:30 llega hasta el Servel el candidato y presidente del Partido Radical, Carlos Maldonado. Sin embargo, no lo dejan entrar al edificio del organismo por aforo sanitario. En ese minuto, Apruebo Dignidad inscribía a Daniel Jadue y Gabriel Boric como los presidenciables del pacto. Acto seguido, avisa en su cuenta de Twitter que estaba en el Servel, esperando a que el resto de los partidos de Unidad Constituyente se sumaran para inscribir una primaria.

Algunos militantes comunistas, en tanto, con las banderas de la hoz y el martillo, corean en las afueras del organismo electoral: “Murió, la DC murió…”.

Carlos Maldonado, mano en el pecho, conmovido por la pelea de sus aliados y su soledad ante el Servel. FOTO:DIEGO MARTIN/AGENCIAUNO

12- Jadue “tira la cadena” en compañía de Boric. Daniel Jadue hizo un punto de prensa en las afueras del Servel, donde la dureza de su intervención echa más bencina al fuego. Cuenta que invitaron al PS “de manera honesta y transparente”, porque el socialismo tenía una historia que los avala “en cierta medida”. Dijo que socialismo no puede pretender sumar al acuerdo al PPD, puesto que esta colectividad ya había desechado una primaria con ellos hace algunos días. Luego, el tiro de gracia hacia el PS: “De verdad tienen que cortar los lazos con los que no han querido aprobar el impuesto a los súper ricos, con los que se han restado de la discusión del royalty, de los que no reconocen ningún error ni ninguna autocrítica, sino que sencillamente piden hoy día estar acá porque les fue mal el domingo”.

A su lado, Gabriel Boric acota: “(El PS) debe decidir si está con Apruebo Dignidad o si prefiere estar con el PPD”.

Jadue y Boric se dan un abrazo ante las cámaras. Militantes y dirigentes del FA reproducen el gesto entre ellos. Ráfaga de flashes ante la curiosa escena en medio de la guerra.

Los ahora candidatos presidenciales de Apruebo Dignidad que se medirán en una primaria legal: Daniel Jadue y Gabriel Boric. FOTO: DIEGO MARTIN/AGENCIAUNO

12- Presencia simbólica de Elizalde y Muñoz en el Servel. Heraldo Muñoz, hasta hace algunas horas candidato presidencial del PPD, llega al Servel para decir que lo acontecido le parece “francamente una vergüenza”. Minutos después se sumó Álvaro Elizalde, quien insiste en que esto es una “vergüenza”, poniendo énfasis en todas las sílabas del concepto. Consultado si el presunto acuerdo parlamentario había entrampado dicho entendimiento, tal como acusaba el FA y el PC, Elizalde dijo: “Aquí habíamos muchas personas presentes en la reunión y lo que se informó es que no había acuerdo para que dos partidos que habían apoyado a Paula Narváez, suscribieran el pacto de primarias. Así se planteó”. Luego, añadió un recurso para la subjetividad de izquierda: “No se humilla al partido de Salvador Allende”, remató.

Tanto Elizalde como Muñoz comunican que desecharon inscribir las candidaturas presidenciales de sus partidos en el Servel.

El presidente el PS, Álvaro Elizalde, llegan al Servel en lo que fue una simbólica presencia. FOTO: DIEGO MARTIN/AGENCIAUNO

13- Elizalde y Maldonado: un abrazo simbólico. Mientras Elizalde entregaba su versión de los hechos, a su espalda lo miraba su par radical, Carlos Maldonado, a esa altura mártir de las primarias de Unidad Constituyente y único candidato presidencial dispuesto a morir con las botas puestas. Luego de su punto de prensa, ambos se dieron un abrazo. “Valoro la actitud que has tenido. Siempre te la jugaste por la unidad y eres consecuente, y no como otros”, le dice Elizalde.

“Valoro las palabras. Lamento que no hayamos podido hacer primarias, de verdad es imprescindible consultar a la gente en una primaria legal, Pero bueno…”, remató Maldonado.

Por entonces eran las 23:30 horas, en medio de un toque de queda y la curiosa mirada de carabineros que resguardaban lo que también asemejó a una insólita comedia política.


Comentarios