Compañeros, pero no revueltos: Cómo miran desde el interior del Frente Amplio su alianza política con el PC
"Gabriel es un liderazgo distinto al de Daniel", dice la jefa de campaña del diputado magallánico, Javiera Cabello.

Compañeros, pero no revueltos: Cómo miran desde el interior del Frente Amplio su alianza política con el PC

La formalización de la primaria presidencial entre Gabriel Boric y Daniel Jadue cristalizó una tesis política que comenzó el año pasado y que en su momento fracturó la interna frenteamplista ante catastróficos vaticinios que auguraban una fagotización del PC al resto del FA. Sin embargo, los resultados de las elecciones de constituyentes, alcaldes y gobernadores mostraron una performance favorable al FA, lo que reforzó los ánimos de su militancia para desechar un eventual pacto con el PS y superar el “trago amargo” de sus estridentes efectos ante los medios de comunicación. Por ahora, en el FA evalúan la forma que deberá desplegarse el diputado por Magallanes para diferenciarse del perfil duro del alcalde de Recoleta el que, pese a todo, sigue siendo la figura más popular del conjunto de la oposición.

La escena es de las más sui generis en aquella infartante noche del miércoles 19 de mayo, en los minutos previos a la inscripción de primarias presidenciales ante el Servicio Electoral: Daniel Jadue y Gabriel Boric, sentados en una banca de una plazoleta cercana al organismo electoral, compartiendo como si fuera fin de semana en una plaza de provincia. Pero la política tiene sus códigos y esa imagen inmortalizaría la consolidación del pacto Apruebo Dignidad, plataforma donde convergieron el Frente Amplio y el Partido Comunista en la conformación de listas para la Convención Constitucional, pero que se amplió hasta inscribir ante el Servel los candidatos de ambos mundos para una primaria presidencial legal: Gabriel Boric, candidato del FA, y Daniel Jadue, abanderado del PC.

Una imagen que, sin embargo, distó de las tensiones vividas en las horas previas, luego de una fallida negociación con el Partido Socialista para que su candidata presidencial, Paula Narváez, se midiera también en una primaria con Jadue y Boric, quebrando de paso la alianza histórica del PS con la DC. Un diseño que, en todo caso, no fructificó luego de la negativa de un sector mayoritario del FA para que ese pacto lo firmara también -por defecto- el PPD, Nuevo Trato y el Partido Liberal, colectividades que en las horas previas habían entregado su apoyo a Narváez, bajando a sus respectivos candidatos (Heraldo Muñoz y Pablo Vidal)

De ese fallido acuerdo, el que hubiera sido el de mayor alcance del conjunto de la izquierda, hay múltiples versiones de los actores implicados. Pero una cosa es clara: la negativa del Partido Comunista para que se incorporaran fuerzas políticas más allá del PS fue crucial y se sobrepuso a las gestiones de última hora de la presidenta de RD, Catalina Pérez, y del propio Gabriel Boric para salvar el acuerdo. En este sentido, la vehemencia de Daniel Jadue en el punto de prensa realizado en los alrededores del Servel fue elocuente. “De verdad tienen que cortar los lazos”, sentenciaba para la desazón de los socialistas.

Así las cosas, aquel hito fue ilustrativo de la medición de fuerzas del PC y el FA en la interna de Apruebo Dignidad. Para el caso del Frente Amplio -que ya venía de una historia previa que se remonta a su nacimiento formal, enero del 2017, una campaña presidencial de la mano de Beatriz Sánchez, acompañada de los dos rostros más visibles del conglomerado (Giorgio Jackson y el propio Gabriel Boric), y una promisoria bancada de 20 parlamentarios que se fue desgranando con el tiempo-, la presencia del Partido Comunista es la del vecino nuevo que, con su carga simbólica y centenaria historia, aspira a conformar una futura coalición de gobierno.

En este contexto, The Clinic hizo un repaso por diversas fuentes del Frente Amplio, quienes entregaron su balance del camino recorrido hasta ahora con la tienda de la hoz y el martillo.

La oposición en el teatro del absurdo: 13 escenas clave del quiebre entre el PS, FA y el PC

Primarias con el PS y sus aliados: Nadie se iba a inmolar

Lo primero que reconocen las fuentes más proclives a incorporar al PS en la truncada primaria amplia de oposición, es que pese a que fue una lamentable imagen ante la opinión pública, estuvo mediado con un estado de ánimo de celebración ante los buenos resultados que obtuvo el FA en las elecciones del 15 y 16 de mayo tanto en constituyentes, gobernaciones y alcaldías. Este factor sicológico, recalcan en el FA, ayudó a superar el “trago amargo” que implicó la fallida negociación para hacer primarias amplias junto a los socialistas.

En este sentido, recalcan las fuentes, nadie en el FA estaba por inmolarse ante la posibilidad de un acuerdo que tampoco tenía la maduración política suficiente como para, por ejemplo, sumar a un partido como el PPD. Pese a que en la cúpula RD y a la voluntad de Gabriel Boric estaban por hacer un espacio al PS, las fuentes agregan que Convergencia Social siempre estuvo mayoritariamente en contra, mientras que en Unir (representado por el diputado Marcelo Díaz) y Fuerza Común (con el ahora constituyente, Fernando Atria, como rostro visible) también pesó cierto distanciamiento a la figura de Álvaro Elizalde y su conducción del PS, de la que fueron tan críticos que los llevó a renunciar a la militancia socialista.

Comunes, en tanto, también estaba a favor de una primaria amplia con Paula Narváez, pero la tardía formalización del apoyo a la candidatura de Gabriel Boric, sumado al hecho de las aceitadas relaciones de este partido con el PC -donde Daniel Jadue desde el verano apoya la candidatura a la gobernación de la RM de Karina Oliva-, fueron determinantes para que la tesis de apertura hacia el mundo ex concertacionista finalmente no fructificara, subrayan fuentes del FA.

Así las cosas, desde el Frente Amplio entregan dos antecedentes que en el tráfago de elecciones, acercamientos y repliegues, se han desdibujado con el paso del tiempo y que refuerzan la compañía del PC junto al FA. Ya en julio del año pasado, Comunes impulsó la tesis de “desbordar los límites del Frente Amplio” lo que implicaba, entre otras cosas, establecer acercamientos con el PC, lineamiento que defendió desde un principio Jorge Ramírez cuando asumió la presidencia del partido.

A esto se suma las resoluciones del congreso ideológico de Convergencia Social, realizado entre febrero y junio del año pasado, donde también fijaron límites para la política de alianzas. En el documento titulado “Unidad para Transformar”, al cual tuvo acceso The Clinic, se llama a buscar “una alianza amplia de izquierda y decididamente anti-neoliberal” con fuerzas como el PC, además de generar “una tensión en el Partido Socialista con el objetivo de que adopte una salida más bien en los parámetros mencionados, debilitando así al centro político”. En el texto también se hace una prevención respecto al rol de este partido en la interna del FA: “corregir la tendencia socialdemócrata que ha adoptado el Frente Amplio”. Las posiciones de Comunes y Convergencia Social se impusieron en el resto del FA, lo que gatilló la salida del conglomerado del Partido Liberal y su líder, el diputado Vlado Mirosevic, como también de sus pares ex RD, Natalia Castillo y Pablo Vidal.

Una postura que meses después, esto es, el martes 18 de mayo, Convergencia Social ratificó en un comité central: la primaria amplia sería sólo hasta el PS. No hubo resolución por escrito para evitar filtraciones a la prensa.

Si bien en la dirigencia de Convergencia Social niegan que Boric nuevamente haya entrado en contradicción con su propio partido, fuentes del resto del Frente Amplio como del propio Partido Socialista aseguran que Boric se quedó sin el piso de su tienda, ni siquiera de la corriente interna a la cual pertenece, “Desbordar lo Posible”. Incluso, una interpretación extendida en el FA es que a diferencia del acuerdo del 19 de noviembre, donde Boric firmó a título personal contrariando a su colectividad -con un posterior sumario del tribunal supremo del partido-, esta vez el partido no se la dejó pasar e impuso su postura ante su candidato presidencial y su voluntad de ampliar la primaria hacia Paula Narváez, con todo lo que ello implicaba.

En lo que sí hay coincidencia plena es que tanto el FA como el PC privilegiaron enviar señales a los independientes que lograron ingresar a la Convención Constitucional, especialmente la Lista del Pueblo, donde la crítica a “los 30 años” de la ex Concertación es feroz. Una fuente lo resume así: “Para ese mundo no se hubiera entendido que en el acuerdo de primarias estuviera la firma del PPD”. A ello, además, las fuentes frenteamplistas coinciden también en un diagnóstico que también manejan en el socialismo: los comunistas hicieron el cálculo de que su hegemonía en Apruebo Dignidad quedaría en entredicho con la incorporación del PS, su amplia maquinaria, cuantiosos recursos y los partidos aliados que traían consigo en las conversaciones con el FA. “Daniel Jadue se asustó”, afirmó Paula Narváez en una entrevista con T13 Radio la mañana del jueves 20 de mayo.

Con todo ese background de desconfianzas y recelos ideológicos, el Frente Amplio despejaba y reforzaba el veto del PC al PPD, tal como sostuvo en La Tercera la jefa de campaña de Paula Narváez, Nivia Palma, en una conversación “franca” con Daniel Jadue en la noche del miércoles 19 de mayo. “Él me argumentó que era imposible ir con el PPD y los liberales señalando que no eran antineoliberales”, contó Palma.

19 de Mayo de 2021. El Partido Comunista con Daniel Jadue, y Frente Amplio con Gabriel Boric, llegan al Servel a inscribir sus candidaturas FOTO: DIEGO MARTIN/AGENCIAUNO

La tesis de la subordinación al PC y los números de la megaelección

Los críticos de la tesis pro PC que se impuso en el Frente Amplio auguraban que el conglomerado, contradictoriamente a su rótulo, vería estrechado su margen de incidencia, muy probablemente fagocitado por la hegemonía leninista del PC. Sin embargo, los números que arrojaron las elecciones del 15 y 16 de mayo, evidencian una posición de fuerza favorable al FA.

En constituyentes, el FA obtuvo 16 convencionales (9 RD, 6 CS, 1 Comunes), mientras que el PC obtuvo 7 miembros para la Convención Constitucional. En gobernadores, en tanto, Rodrigo Mundaca resultó electo en la gobernación de la V región como independiente en cupo RD, mientras que Karina Oliva (Comunes) disputará en segunda vuelta la gobernación de la RM contra Claudio Orrego (DC) En alcaldes, el FA obtuvo 11 alcaldías, mientras que el PC 6 jefaturas comunales. En concejales es donde el PC logró sus mejores resultados, 157, versus los 128 que logró el FA.

13 de Mayo de 2021. El cierre de campaña de la candidata a la gobernación por la Región Metropolitana, Karina Oliva (Comunes), una de las apuestas fuertes del FA y que Daniel Jadue respalda desde el verano. FOTO :CRISTÓBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

Es en la disputa de los gobiernos locales donde las militancias del FA y el PC experimentaron acercamientos y ciertos distanciamientos. El emblemático triunfo de los comunistas en la alcaldía de Santiago con Irací Hassler -que además alejó el fantasma del “anticomunismo” en una comuna que nunca ha sido marcadamente de izquierda, reconocen en el FA- también aportaron los votos frenteamplistas. Un caso inverso se experimentó en la comuna de Maipú, donde los comunistas bajaron a su propio candidato, el ex concejal Ariel Ramos, para favorecer la candidatura del RD Tomás Vodanovic, quien resultó electo por amplio margen por sobre la candidata a la reelección, Cathy Barriga.

El golpe de Irací Hassler: ¿Quién es la abeja roja que derrotó a Alessandri en Santiago?

Las fuentes, sin embargo, reconocen que quedaron algunos heridos en Peñalolén, donde la candidatura del comunista Raúl Moraga dificultó que la carta RD, Miguel Concha, se impusiera a la reelección de Carolina Leitao: le faltaron poco más de cuatro puntos, cifra similar a la que sacó el candidato PC (4,83%) Parecido a lo sucedido en Ñuñoa, donde el PC mantuvo la candidatura de Alejandra Placencia lo que, sin embargo, no afectó el triunfo de la RD Emilia Ríos.

“La lógica de que el FA quedaría subordinado al PC finalmente se derrumbó”, dice una fuente frenteamplista fuera de micrófono. Lo anterior refuerza una hipótesis que también se maneja en privado al interior del FA: los comunistas estarían en su techo histórico de performance electoral que, a juicio de las fuentes, no lograría superar el 10% de su votación (9.25% de los votos en concejales, su mejor performance en los pasados comicios)

Este antecedente, reconocen en el FA, alimenta la esperanza de que Gabriel Boric pueda sobrepasar en votación a Daniel Jadue en primarias, dado que -destacan- aún tendría margen de crecimiento. ¿La dificultad? El “aparato” del PC y su disciplinada militancia, la más numerosa de todo el sistema de partidos políticos según los registros del Servel: 46.802 afiliados.

Contrapuntos: apertura al diálogo, descentralización y juventud

En la campaña que desplegó Gabriel Boric para recolectar las firmas que le permitieron inscribirse como candidato presidencial, su equipo de campaña difundió un video donde un furgón combi iba recogiendo a diversas generaciones en su camino. De fondo, se escuchaban los acordes de la canción “Al Final de Este Viaje” del trovador cubano Silvio Rodríguez.

El registro, mezcla de inclusión y simbolismo cultural de izquierda, es un adelanto de los elementos a los cuales Gabriel Boric deberá echar mano para diferenciarse de Daniel Jadue.

Si bien en el entorno de Boric reconocen que aún no tienen definido al electorado específico donde enfatizará su mensaje, las fuentes consultadas por el FA destacan que el diputado deberá destacar un perfil más dialogante que la impronta de Daniel Jadue. Una característica que, por ejemplo, ya captó el comediante Stefan Kramer con su personaje “Daniel Enojadue”. Siguiendo esta línea, en reserva las fuentes del FA sostienen que el alcalde de Recoleta proyecta incluso una imagen autoritaria, al marcar con tanto énfasis la frontera minada de los “antineoliberales”, además de su constante inclinación a polemizar con los periodistas que lo entrevistan. Así, dicen, Boric deberá apostar por una imagen más propositiva que la constante impugnación que hace Jadue en sus intervenciones.

“La gente quiere cambios, pero con liderazgos que aseguren tranquilidad”, resume una fuente.

Otro rasgo distintivo que en el FA destacan de Boric, es su juventud -en febrero cumplió 35 años-, distante de los 53 años del alcalde de Recoleta. Dato no menor para el promedio etario de la militancia y base electoral frenteamplista. Otros rasgos: su origen patagónico, que empalma con el discurso a favor de la descentralización, los ejes más “modernos” del pensamiento de izquierda, como la ecología y el feminismo -el PC formalizó su postura feminista recién en el XXVI Congreso de diciembre del año pasado-, corriente de pensamiento cercano a un dogma en la cultura frenteamplista.

A diferencia del Partido Comunista, el Frente Amplio es un proyecto mucho más joven, que no ha sido gobierno en los últimos 30 años y tiene la posibilidad de convocar un mundo más amplio. Representamos una izquierda moderna con énfasis en la transversalidad del feminismo, ecologismo y descentralización, que propone un proyecto profundamente democrático y diverso”, comenta al respecto la presidenta de Convergencia Social, Alondra Arellano.

Otro punto de diferenciación será en materia de DD.HH., flanco archi-explotado por la derecha para criticar a los comunistas, y que suele complicar a las figuras nacionales de este partido. Muestra elocuente de la diferencia en este punto por parte del FA fue la respuesta de Boric a un tuit publicado por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien celebró los resultados de las megaelecciones como una “clara señal sobre su contundente rechazo al neoliberalismo salvaje, a través del voto popular”.

“Y también un mandato de respeto irrestricto a los derechos humanos. Algo en lo que tanto Piñera como usted no han estado a la altura”, replicó Boric.

Contrapuntos que, pese a todo, tienen un riesgo, advierten en el Frente Amplio: quedar como una figura moderada y quemar los puentes con la izquierda más dura, el mismo público que aún cuestiona el acuerdo del 19N que Boric firmó a título personal.

La jefa de campaña de Gabriel Boric, Javiera Cabello, complementa a The Clinic. “Teniendo un marco programático común, que es el motivo de estar en primarias juntos, Gabriel es un liderazgo distinto al de Daniel. El habérsela jugado con el acuerdo del 15 de noviembre y la posterior incorporación de paridad, listas de independientes y escaños reservados, fue sin lugar a dudas importante. Y en lo que viene nos la jugaremos por convocar a un mundo mucho más amplio que quienes ya están convencidos de nuestras ideas, con el objetivo de ser mayoría en Chile”.

Noam Titelman: “El de hoy es un Frente Amplio menos amplio políticamente, pero mucho más profundo socialmente”
¿Cómo las mujeres se abren espacios en el PC?: La ruta de la dirigentas comunistas que triunfaron en las elecciones
Comentarios
Sabía ud que... Leandro en inglés se dice readandro. -------------------------------- Sabía ud que... En la tv por cable, los partidos más fomes se ven en el canal del Senado. -------------------------------- Sabía ud que... La palabra “estadio” tiene todas las vocales excepto la U. -------------------------------- Sabía ud que... El pulpo de acuario es menos sociable que el pulpo de géminis. -------------------------------- Sabía ud que... Las listas de espera son la prueba de que el tiempo no lo cura todo. --------------------------------