"Pacto colonial", calificó la CAM a la Convención Constitucional

“Sometimiento al pacto colonial”: CAM emite declaración con duras críticas a los convencionales mapuches

"Frente al proceso de la Convención Constituyente, y todas sus instancias de legitimación institucional, reivindicamos que los mapuche históricamente hemos cuestionados ser parte del Estado opresor", dice un extracto del comunicado que esta mañana difundió la Coordinadora Arauco-Malleco, cuestionando el trabajo del órgano constituyente y a sus miembros mapuches. De paso, reivindican la figura de Pablo Marchant, asumen la autoría de 16 atentados y adelantan una "guerra directa contra las forestales".

En el contexto de la muerte del comunero mapuche Pablo Marchant, asesinado en un enfrentamiento con Carabineros el pasado 9 de julio en el fundo Santa Ana de la forestal Mininco, la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM) difundió esta mañana una declaración en la que reivindica a Marchant, se adjudican 16 actos violentos entre diciembre de 2020 y este mes y adelantan una “guerra directa contra las forestales y toda expresión de capitalismo en nuestro territorio”. 

Sin embargo, otro aspecto del comunicado apunta a las diferencias que plantea la CAM respecto de los representantes mapuches en la Convención Constitucional.

“Reivindicamos que los mapuche históricamente hemos cuestionados ser parte del Estado opresor y a rendirnos ante la sumisión colonial que esto conlleva”, expresó la CAM.

“Frente al proceso de la Convención Constituyente, y todas sus instancias de legitimación institucional, reivindicamos que los mapuche históricamente hemos cuestionados ser parte del Estado opresor y a rendirnos ante la sumisión colonial que esto conlleva”, se lee en el cuarto párrafo de la declaración. Las palabras expresadas por la agrupación cuestionan que la representación mapuche en la redacción de la nueva Constitución, sirva para “refundar el país”.  

“En realidad representa un acto de sometimiento al pacto colonial, que brinda una posibilidad de reacomodo a la gobernabilidad neoliberal que ha agudizado la devastación del Wallmapu en las últimas décadas”. Además, sentencian que “la vía institucional busca poner una camisa de fuerza a la soberanía de nuestro proyecto político emancipatorio y, a la vez, someterlo a la geopolítica de un Estado criminal”.

Con esta carta, la coordinadora marca una explícita línea de fuego frente a los constituyentes mapuches en la convención, presidida por una representante de dicha nación, Elisa Loncón.

A pesar de que el pasado sábado, 17 colegas de los escaños reservados condenaron el asesinato de Pablo Marchant a través de una declaración pública, a inicios de semana Loncón evitó poner en la tabla de la Convención la muerte de Marchant, argumentando que “lo vamos a ver en otra oportunidad, porque estamos focalizados en dar respuesta y avanzar en los temas administrativos”.

Lo anterior, como una forma de responder a la presión de que el órgano constituyente se aboque a debatir materias relacionadas al funcionamiento de la convención y a los contenidos de la futura Carta Fundamental. Esto, luego que la semana pasada, el órgano constituyente emitiera una declaración solicitando el indulto de los presos de la Revuelta y presos mapuches desde el año 2001 en adelante. 

Algo que, en todo caso, tampoco genera consenso dentro de los constituyentes de pueblos originarios, donde hay integrantes que estiman que la convención debe estar abierta al devenir contingente, en especial respecto a las demandas del movimiento social. Así, uno de los debates dentro de un sector de los constituyentes, era precisamente que la convención dedicara un minuto de silencio ante la muerte de Pablo Marchant, ex miembro de la CAM, lo que finalmente no ocurrió.

En este sentido, la constituyente mapuche Natividad Llanquileo, señaló el día martes en entrevista con radio U. de Chile : “Lamentablemente ha avanzado harto el discurso respecto de que la Convención Constitucional viene a redactar una Constitución y no tiene que meterse en otros temas, y eso es complejo, porque los constituyentes, en su mayoría vienen de movimientos sociales”, dijo. 

“Esto nace desde la calle, desde los movimientos sociales y, por lo tanto, los que estamos adentro no nos podemos olvidar de todo lo que está pasando afuera”, agregó Llanquileo, quien evitó darle el voto a Loncón cuando se estaba conformando la mesa que conduce la Convención Constitucional. 

Con todo, hasta el cierre de edición, la convención constitucional se encontraba sesionando respecto a la conformación y funcionamiento de las comisiones de Presupuesto y Administración Interior, de Reglamento y de Ética, por lo que ni Loncón ni ninguno de los representantes por los escaños reservados -pese a los requerimientos de este medio- han emitido declaraciones sobre el comunicado de la Coordinadora Arauco-Malleco.

Comentarios