Laura Albornoz. Foto: Agencia UNO

“La gota que rebalsó el vaso”: Las razones tras la bullada renuncia de Laura Albornoz a la DC

Laura Albornoz se fue de la DC enviando "un abrazo afectuoso" al resto de la militancia, partido donde militó por casi 40 años. Sin embargo, el quiebre con la actual mesa directiva se remonta hace varias semanas. De hecho, en una carta a la que tuvo acceso The Clinic, la ex ministra asegura que intentó cinco veces reunirse con Carmen Frei y no obtuvo respuesta. Todo esto cruzado con la decisión del partido de optar por su hijo, Eugenio Ortega Frei -y no por ella-, para quedarse con el cupo senatorial en la Región Metropolitana.

La tensión al interior de los partidos va en aumento de cara al próximo 23 de agosto, fecha tope para la inscripción de candidaturas presidenciales y parlamentarias. Y en la Democracia Cristiana ya registran una primera baja: Laura Albornoz.

La exministra de Michelle Bachelet anunció por Twitter su renuncia al partido tras 39 años de militancia. El comentario lo colgó en su red social durante la madrugada del domingo 8 de agosto, cuando ya se conocía la decisión de la Junta Regional de la DC de preferir el nombre de Eugenio Ortega Frei para optar por un cupo senatorial en la RM.

El hijo de Carmen Frei y presidente de la Junta Regional de la RM obtuvo 66 de los 69 votos (96%), mientras que a Albornoz sólo la respaldaron tres miembros en unos comicios internos donde según ha transmitido Albornoz a sus cercanos, no tenía conocimiento de que su nombre -ya renunciado al partido- figuraría entre aquellas opciones. Según el acta, había una tercera opción: Bernardo Casabonne, quien no obtuvo ningún apoyo.

En su tweet, Albornoz se despide con un “abrazo afectuoso” para todos su excompañeros de militancia. Sin embargo, no entrega ninguna razón para su renuncia. De hecho, distintos dirigentes de la DC contactados por The Clinic aseguraron que esta decisión los tomó por sorpresa y que se enteraron por las redes sociales.

Eugenio Ortega Frei, hijo de Carmen Frei y presidente de la Junta Regional de la DC en la RM. Foto: Hans Scott/Agencia Uno

Una carta a Carmen Frei

Ese mismo domingo, Laura Albornoz le hizo llegar una carta a Carmen Frei donde asegura que su renuncia la presentó oficialmente el día viernes 6 de agosto y lamenta no haber podido conversar con ella previamente. “Como recordará, le solicité audiencia en múltiples oportunidades, la que no se pudo concretar”, añade en el documento al que tuvo acceso The Clinic.

De hecho, en la misiva, la abogada enumera cinco veces donde pidió reunirse con la presidenta del partido entre el 26 de mayo y el 19 de julio. ¿La razón? Ver los detalles de la etapa final del VI Congreso Nacional de la DC, que Albornoz justamente lideraba mediante la presidencia de la comisión encargada de organizar aquella instancia, y en el que estuvo trabajando en los últimos dos años. Sin embargo, la exministra de Bachelet asegura que “no obtuve respuesta” de la mesa directiva.

Desde el entorno de Laura Albornoz aseguran que esa es la principal razón de su renuncia, pero también hubo otros factores. Uno de ellos es que en el equipo que rodea a Yasna Provoste -de quien tiene la mejor opinión, aseguran las fuentes- se encuentran asesorando figuras como Jorge Pizarro y Aldo Cornejo, ambos vinculados a casos de corrupción (SQM en el caso del senador y Tragamonedas en el caso del exalcalde de Valparaíso).

De hecho, la abogada habría solicitado a la interna que se revisara la permanencia de ambos en el núcleo más cercano de la abanderada presidencial del partido. Sin embargo, no se tomó ninguna medida concreta.

El ruido a la interna

El silencio de Albornoz sobre sus razones para renunciar ha generado mucha especulación a la interna del partido. El abogado y analista político de la DC, David Herrera, calificó el hecho como “un desastre” y desliza que su salida estaría vinculada a “un nepotismo puro y duro”, en referencia al parentesco madre-hijo entre Eugenio Ortega y Carmen Frei, presidenta de la Falange.

“En Chile la endogamia y el nepotismo van de la mano, y tienen un efecto de exclusión formidable. Los “Hijos de” se benefician de una herencia y de un entorno que les permite acceder a posiciones mediante un mínimo esfuerzo. Hoy, vemos en la DC un crudo nepotismo duro y puro”, expresó en Twitter.

Por otro lado, Rodrigo Albornoz Pollmann, hermano de Laura y vicepresidente de la DC, apunta principalmente al “desmerecimiento” a su labor como presidenta del VI Congreso Nacional de la DC, en el que estuvo trabajando en los últimos dos años y que ya estaba en su etapa final.

“Hay una reflexión que no atiende a discrepar o no compartir los valores humanistas y cristianos de la DC, sino que más bien entendió, por distintas situaciones en el último tiempo, que no había voluntad de asumir ciertos cambios”, subraya en diálogo con The Clinic.

Carmen Frei, presidenta DC. Foto: Francisco Castillo/Agencia UNO

En esa misma línea, el constituyente Fuad Chahin complementa que “hace tiempo yo venía hablando con Laura y estaba un poco incómoda con algunas cosas que habían pasado en el partido. Ella fue candidata a la Convención sabiendo que era una opción difícil, pero también porque pensaba que era una posibilidad para ser candidata en las parlamentarias”.

En ese sentido, para el expresidente del partido, la elección de Eugenio Ortega Frei como futura carta senatorial por la RM fue “la gota que rebalsó el vaso”. “Ella estuvo disponible en un momento difícil a ser candidata y hacer un sacrificio, se lo pidió el partido y no tuvo ningún tipo de reciprocidad”, subraya.

El diputado Gabriel Silber también lamenta la salida de Albornoz, ya que la considera “una voz incómoda para la élite partidaria, y de vanguardia en temas valóricos y de género”, tal como lo demostró en la reciente discusión del proyecto de despenalización del aborto donde -ahora como exmilitante- entregó su respaldo a la iniciativa, en medio de la polémica por el rechazo de la diputada Joanna Pérez.

En esa línea, el legislador estima que “Carmen Frei o la directiva debieran hacer un gesto y pedirle a Laura Albornoz la reconsideración de su decisión (…) no puede ser que tengamos una actitud contemplativa cuando renuncian buenos militantes”.

La decisión de la Junta Regional ahora se tendrá que ratificar en la Junta Nacional de la DC, que tendrá lugar el próximo 21 de agosto, dos días antes de la fecha tope de inscripción de candidaturas.

Comentarios