YouTube

Pastor murió en África tras pedir ser enterrado vivo: Quería demostrar que podía resucitar al tercer día como Jesús

James Sakara creyó tener una gran capacidad espiritual y convenció a los miembros de la Iglesia de Sion de tener fe, pero al momento de resucitarlo los seguidores solo encontraron su cadaver.

James Sakara de 22 años pensó que podía resucitar al tercer día como Jesús, por lo que le pidió a sus feligreses que lo enterraran vivo.

El hecho ocurrió en Zambia, África, donde el joven aseguraba tener la capacidad espiritual para llevar a cabo el milagro.

Por lo que convenció a los fieles de la Iglesia de Sion en la ciudad de Chidiza que lo enterraran vivo y volvieran al tercer día, de la misma forma que había ocurrido con Jesús.

Si bien, en un principio los fieles no estaban muy seguros de la idea, Sakara lo convenció de tener “fe” de que él sería capaz de volver de los muertos, por lo que los hombres llevaron a cabo el ritual siguiendo las indicaciones de la Biblia.

Ayudado por tres hombres, Sakara cavó la fosa donde sería enterrado para luego ser introducido en ella. Pero al tercer día, cuando lo fueron a ver, se encontraron con que el joven no había “cumplido” su promesa de resucitar. Por lo que los feligreses al desenterrarlo se encontraron con su cadáver.

Según la información dada por uno de los miembros a las autoridades, el grupo intentó resucitarlo con varias técnicas espirituales aprendidas en la Iglesia, pero no hubo resultado.

Pese a que el joven dejó a su esposa, quien estaba embarazada, la mujer lo describe como un héroe, pero admite sentirse triste por la pérdida de su marido y que no se esperaba lo que le ocurrió.

Por su parte, la familia quedó devastada tras la pérdida y pidieron que no se llevaran a cabo cargos judiciales contra la Iglesia.

Cabe destacar, que dos de los feligreses que ayudaron a llevar a cabo el ritual, se encueran prófugos y son buscados por la justicia con los cargos de homicidio, mientras que el tercero se encuentra detenido, agregó el medio Gizmondo.

VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios