El botín que reveló la CEP: ¿Qué harán los candidatos para atraer al codiciado centro político?

La medición de Centro de Estudios Públicos reflejó un incremento de quienes se identifican con el centro político. Un espacio ideológico disputado por el abanderado oficialista, Sebastián Sichel, y su par DC, Yasna Provoste. Incluso, hasta el candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, podría hacer lo suyo ante su discurso cargado al diálogo y la institucionalidad. Sin embargo, todos los candidatos deben resolver antes sus propios lastres, previenen los analistas.

La última versión de la encuesta CEP, dada a conocer esta mañana, 15 de septiembre, arrojó luces sobre lo que promete ser el “premio mayor” que los aspirantes a La Moneda deben considerar a la hora de hacer sus proyecciones de votos.

Lo anterior, ante la pregunta realizada a los 1.443 encuestados para que se ubicaran en algún punto del eje izquierda-derecha en el espectro ideológico. Así, el 34% afirmó ser de “centro”, lo que representó un alza de 6 puntos porcentuales en esta categoría, seguida de un 33% que no se hizo problema y optó por el ­­-cada vez mayor- “No sabe/No contesta”.

En tanto, muy por abajo se encontraron quienes dicen abrazar banderas de “izquierda” y de “derecha”, que, según el sondeo, serían el 18 y 15% de los encuestados, respectivamente.

Pero eso no es todo. Ante la pregunta que buscó medir la identificación de los encuestados con algún partido político, el sondeo -que a diferencia de su última versión fue hecho de forma presencial- arrojó que el 18% dijo tener afinidad con alguna tienda del espectro político.

Despejado el clivaje doctrinario, el gran reto que parecieran tener las candidaturas que aspiran al sillón presidencial, sería intentar ampliar su base de votantes hacia un electorado de centro que, dicen los expertos, no se cierran a los cambios sociales, pero con las debidas prevenciones del diálogo, ponderación y buen juicio.

Provoste: crecimiento electoral (a pesar del “rezago”)

Acaso una obviedad, pero la candidatura más cercana a capitalizar ese mundo es la Democracia Cristiana. Sin embargo, el académico de la Facultad de Derecho de la UDP, Hugo Herrera advierte: “La natural sería Yasna Provoste, pero yo la veo más rezagada, no está marcando tanto como para decir que se agarró el centro”.

“Entró tarde a la carrera presidencial y, además, con una primaria convencional que fue entre gallos y medianoche, sin mucha participación. Por otro lado, la base de apoyo ex concertacionista está media agotada; no tienen juventudes en los partidos políticos y que no han hecho una propuesta política fundada en un diagnóstico propio sobre la situación del país”, agregó.

Pese a ello, la académica de la Usach y miembro de la Red de Politólogas, Pamela Figueroa, proyecta un espacio de crecimiento para la presidenta del Senado. “El centro probablemente se lo va a llevar Yasna Provoste. Por eso es interesante ver que llega tarde a la presidencial, pero tiene más espacio para crecer porque el electorado busca una posición más de centro y la ciudadanía quiere más búsqueda de acuerdos. Es importante que esto lo tengan presente las candidaturas”, dijo.

Para revertir esta situación, el coordinador del comando de Yasna Provoste, Marcelo Mena, revela una pista: “reencantar a la gente que en su momento votó por la ex Concertación y demostrar que tenemos la capacidad para avanzar en logros concretos”, dijo.

Sobre este mismo punto, Mena dice que harán hincapié en lo que fue uno de los aciertos de Provoste cuando lideraba la Cámara Alta. “El gran acuerdo que hubo en el último tiempo fue el IFE y de los mínimos comunes. En esto nos contrastamos con un Sebastián Sichel que está en conflicto constante con sus parlamentarios”, afirma el ex Ministro de Bachelet.

Con todo, fuentes del comando de Provoste reconocen que si bien en el último tiempo se han enfocado en disputarle votos al candidato frentamplista, que corre por la izquierda de la abanderada DC, en vista de los resultados de esta encuesta cargarán las tintas contra Sichel, precisamente para disputarse el centro político.

Para eso, las fuentes revelan que cuestionarán la capacidad de gobernar que tendría el abanderado de Chile Podemos Más, y recalcarán su continuidad respecto del gobierno de Piñera. Esto, por cierto, reservando municiones contra Boric, a quien le criticarán la viabilidad que tendría su programa en un plazo de cuatro años.

Boric: cambios con diálogo (a pesar del PC)

El candidato presidencial de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, ha sostenido un discurso de mayor moderación respecto a sus aliados del Partido Comunista. Defendió la autonomía del Banco Central para controlar el sobrecalentamiento de la economía, y ha defendido el proyecto de cuarto retiro de las AFP -luego de haber negado en un inicio- con la implementación de indicaciones que compensen sus eventuales efectos inflacionarios.

No obstante los esfuerzos del diputado magallánico por apuntar al electorado de izquierda moderada reflejado en sus guiños al Partido Socialista, aún así deberá cargar con los anticuerpos que generan sus compañeros de coalición.

El gran peso muerto de Boric para entrar al centro es el Partido Comunista Él tiene que mostrarse independiente, autónomo, con capacidad de operación con independencia del PC para dar confianza al electorado de centro, porque es un partido autocrático, está fuera de estándar y norma”, sentencia Herrera.

En este diagnóstico coincide el académico de la Universidad de Talca, Mauricio Morales. “Perfectamente podría abordar a los electores de centro y, particularmente a los electores más jóvenes, mediante una plataforma que lo aleje un tanto del PC, pero que sí lo aproxime a políticas públicas mucho más moderadas y no tan extremas como el PC lo intenta arrastrar”.

A pesar de las diferencias entre la candidata falangista y el abanderado de Apruebo Dignidad, para Pamela Figueroa ve posibilidades para que ambos puedan beneficiarse de este giro hacia el centro que registró la medición.

“Toda la tendencia de la encuesta es hacia una política de grandes acuerdos, que se canaliza a través del diálogo y la deliberación. Por eso Provoste y Boric, en el posicionamiento ideológico de las personas y dependiendo de la lectura que hagan del escenario y las estrategias que generen, pueden tener más opciones de intención de voto en los próximos meses”, dice la académica.

De hecho, lo ejemplifica estas posibilidades en Boric. “Recordemos que Boric concurrió a firmar el Acuerdo del 15N, a contrapelo de su coalición. Eso demuestra madurez política para asumir una candidatura presidencia, por lo que debe proponer una agenda de cambio, dentro de un contexto institucional y de diálogo democrático”, añadió.

El gran peso muerto de Boric para entrar al centro es el Partido Comunista Él tiene que mostrarse independiente, autónomo, con capacidad de operación con independencia del PC para dar confianza al electorado de centro, porque es un partido autocrático, está fuera de estándar y norma”, comenta el académico Hugo Herrera.

Sin embargo, desde el entorno del candidato de Apruebo Dignidad, disienten en que el discurso que prime en su coalición implique casarse con alguna línea ideológica. “El discurso de Apruebo Dignidad no es ni moderado ni radical, es un discurso de transformación”, comenta el diputado frenteamplista Marcelo Díaz.

Sichel: capitalizar la polarización (a pesar de los empresarios)

Sobre las posibilidades del candidato de Chile Podemos Más para conquistar al centro político, Mauricio Morales llama la atención en la historia política reciente del país, en la que un candidato similar y del mismo sector por el que el abanderado independiente se alza ahora, logró poner su bandera en el centro político.

“El año 2017 y también el 2009, el candidato que logró entrar al centro proveniente de la derecha fue Sebastián Piñera. Por lo tanto, Sichel también tiene buenas chances de llegar a este tipo de elector considerando su trayectoria, que ha sido ben variada en términos de militancia partidaria”, afirma el académico.

Herrera, sin embargo, sostiene que la cercanía del abanderado con el Mandatario podría restarle apoyos, ya que “la complicación que se le puede plantear es quedar como un Piñera tres, más de lo mismo: crecimiento económico y sin preocuparse de la legitimidad del sistema político”.

Así mismo, el analista advierte que Sichel tiene otras juntas que podrían resultar perjudicándole: “Si el peso muerto de Boric son los comunistas, yo diría que el de Sichel son los empresarios que aparecen muy cerca de él. ¿En qué medida es el candidato de una derecha política y no un vocero de los empresarios? Eso tiene que dejarlo claro”, afirma el ex asesor de Mario Desbordes.

Con todo, desde el comando del abanderado de Chile Podemos Más, afirman valorar que el electorado se esté “yendo hacia el centro”. En este sentido, lo atribuyen a un supuesto cansancio del electorado con la polarización ideológica.

Así lo afirma la vocera de campaña del abanderado oficialista, Katherine Martorell. “Queda en evidencia que las personas no quieren más polarización. Eso queda demostrado cuando se ve la preferencia hacia el centro. En ese sentido, creo que Sebastián Sichel ha sabido comprender, demostrar y convocar”.

También puedes leer: CEP alerta por alto porcentaje de gente que no sabe quién le gustaría que fuera el próximo Presidente de Chile


Volver al Home para seguir leyendo notas de The Clinic

Comentarios